Regresar

Chichén Itzá

Yucatán

Localizada a 90 minutos de Mérida Yucatán, está la ciudad cuyo nombre significa “al borde del pozo de los Itzáes”; la zona arqueológica de Chichén Itzá. Este complejo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, deja ver desde la entrada de Chichén Itzá, una de las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”; el majestuoso Templo de Kukulkán.

La presencia de un cenote en Chichén Itzá y muchos más en sus alrededores, no es algo fortuito, pues el mismo nombre indica que al asentarse su población, ya existían estas cavidades que creían eran un vínculo entre la tierra de los vivos con el mundo espiritual.

Se sabe que el sitio fue construido en el periodo posclásico Maya, pero pese a ser uno de los centros ceremoniales más representativos de esta cultura, muestra claras influencias toltecas, que pueden verse en la figura de Kukulkán, quien posee grandes similitudes con Quetzalcóatl. Ambas deidades, son representadas por serpientes emplumadas y mientras el dios Tolteca, simbolizaba la vida y el fin de la misma, el dios Maya desciende a la tierra durante cada equinoccio, lo que puede entenderse como volver desde el más allá.

Precisamente este fenómeno, producto de su genialidad arquitectónica y astronómica, es uno de los espectáculos favoritos durante los equinoccios de otoño y primavera, cuando realizar un Tour en Chichén Itzá se convierte en una hazaña que ya figura en las listas de deseos de muchos viajeros. Se trata de una proyección generada por la misma luz del sol, que crea la ilusión de la serpiente deslizándose por las escaleras. En una metáfora, esto representa la unión de los cielos, con el mundo de los vivos y el Xibalbá, como se le conoce al inframundo.

Localizada a 90 minutos de Mérida Yucatán, está la ciudad cuyo nombre significa “al borde del pozo de los Itzáes”; la zona arqueológica de Chichén Itzá. Este complejo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, deja ver desde la entrada de Chichén Itzá, una de las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”; el majestuoso Templo de Kukulkán.

Ver más información


La presencia de un cenote en Chichén Itzá y muchos más en sus alrededores, no es algo fortuito, pues el mismo nombre indica que al asentarse su población, ya existían estas cavidades que creían eran un vínculo entre la tierra de los vivos con el mundo espiritual.

Se sabe que el sitio fue construido en el periodo posclásico Maya, pero pese a ser uno de los centros ceremoniales más representativos de esta cultura, muestra claras influencias toltecas, que pueden verse en la figura de Kukulkán, quien posee grandes similitudes con Quetzalcóatl. Ambas deidades, son representadas por serpientes emplumadas y mientras el dios Tolteca, simbolizaba la vida y el fin de la misma, el dios Maya desciende a la tierra durante cada equinoccio, lo que puede entenderse como volver desde el más allá.

Precisamente este fenómeno, producto de su genialidad arquitectónica y astronómica, es uno de los espectáculos favoritos durante los equinoccios de otoño y primavera, cuando realizar un Tour en Chichén Itzá se convierte en una hazaña que ya figura en las listas de deseos de muchos viajeros. Se trata de una proyección generada por la misma luz del sol, que crea la ilusión de la serpiente deslizándose por las escaleras. En una metáfora, esto representa la unión de los cielos, con el mundo de los vivos y el Xibalbá, como se le conoce al inframundo.

Ver menos

Atractivos turísticos de Chichén Itzá
Mapa de Chichén Itzá
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave