Centro de las Artes, Exfábrica de Hilados, Tejidos y Estampados San Luis

Apizaco

El último gran bastión de la identidad cultural e histórica de Apizaco es la tradición de sus hermosos textiles, cuando el tejido de lana fue introducido a esta zona por los españoles y se asentaron varias granjas dedicadas a la crianza del ganado lanar, por lo que ir a esta construcción de tabique y adobe con aplanado blanco y cubierta catalana ubicada en la calle de Fernando Solana en la localidad de San Luis Apizaquito, es una visita obligada.

Este sitio originalmente fungió como un molino de trigo que pertenecía al francés Simón Steffani, aunque por la situación geográfica de este poblado logró ser el centro más importante de la producción textil de algodón. Después don Ángel Solana adquirió este terreno en 1899 para construir la fábrica de hilados y tejidos de algodón San Luis.

Al principio tenía únicamente diez telares, pero en pleno apogeo llegó a tener hasta 400, además de instalar energía eléctrica que trabajaba con agua de la cascada proveniente de la Hacienda San Diego Apatlahuaya. La fábrica funcionó hasta 1959, año en el que cerró sus puertas de forma definitiva.

Actualmente es el Centro de las Artes de Tlaxcala, siendo uno de los más grandes y modernos del país, donde se ofrece gran diversidad de clases y talleres enfocados a las artes plásticas, música y danza.
El último gran bastión de la identidad cultural e histórica de Apizaco es la tradición de sus hermosos textiles, cuando el tejido de lana fue introducido a esta zona por los españoles y se asentaron varias granjas dedicadas a la crianza del ganado lanar, por lo que ir a esta construcción de tabique y adobe con aplanado blanco y cubierta catalana ubicada en la calle de Fernando Solana en la localidad de San Luis Apizaquito, es una visita obligada.

Ver más información



Este sitio originalmente fungió como un molino de trigo que pertenecía al francés Simón Steffani, aunque por la situación geográfica de este poblado logró ser el centro más importante de la producción textil de algodón. Después don Ángel Solana adquirió este terreno en 1899 para construir la fábrica de hilados y tejidos de algodón San Luis.

Al principio tenía únicamente diez telares, pero en pleno apogeo llegó a tener hasta 400, además de instalar energía eléctrica que trabajaba con agua de la cascada proveniente de la Hacienda San Diego Apatlahuaya. La fábrica funcionó hasta 1959, año en el que cerró sus puertas de forma definitiva.

Actualmente es el Centro de las Artes de Tlaxcala, siendo uno de los más grandes y modernos del país, donde se ofrece gran diversidad de clases y talleres enfocados a las artes plásticas, música y danza.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave