Apizaco

Tlaxcala

Uno de los pueblos con encanto que hay en el estado de Tlaxcala es definitivamente Apizaco, a tan solo 20 minutos de la capital dirigiéndose por la carretera rumbo a Puebla. Su nombre proviene del náhuatl y quiere decir “Riachuelo”.

Los principios de este poblado se remontan hasta 12 mil años atrás, cuando diversos grupos de cazadores nómadas recorrían este territorio, incluso se han encontrado vestigios de estos asentamientos en los alrededores.

Para 1860 Apizaco se convirtió en un campamento ferrocarrilero y hasta la fecha “La maquinita”, una locomotora 212 donada por Ferrocarriles Nacionales, es el icono por excelencia de esta ciudad.

Es conocida como una ciudad modelo debido a la simetría exacta de las calles céntricas que delimitan la parte antigua de Apizaco, ahí encontrarás hoteles muy bien ubicados. Entre los lugares que no debes perderte está la Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia, excelente ejemplo del estilo neogótico, así como las distintas haciendas que permanecen como testigos del recorrido de los españoles siguiendo su paso por Puebla para luego llegar a Tlaxcala.

Otra de las grandes tradiciones apegadas a los habitantes de este sitio debido a la cantidad de ganaderas en la región es, sin duda, la fiesta brava. Aquí se aloja una de las más lindas plazas de toros del estado, donde han surgido grandes personajes taurinos como Rafael Ortega y también se han presentado toreros de talla internacional como Eloy Cavazos o Pablo Hermoso de Mendoza.

Apizaco entreteje sus tesoros, por lo que es muy famosa su tradición en textiles cuyo trabajo artesanal es impresionante atrayendo al turismo a este pueblo, así que para adentrarte en este arte te recomendamos visitar la Fábrica de Hilados, Tejidos y Estampados San Luis.
Uno de los pueblos con encanto que hay en el estado de Tlaxcala es definitivamente Apizaco, a tan solo 20 minutos de la capital dirigiéndose por la carretera rumbo a Puebla. Su nombre proviene del náhuatl y quiere decir “Riachuelo”.

Ver más información



Los principios de este poblado se remontan hasta 12 mil años atrás, cuando diversos grupos de cazadores nómadas recorrían este territorio, incluso se han encontrado vestigios de estos asentamientos en los alrededores.

Para 1860 Apizaco se convirtió en un campamento ferrocarrilero y hasta la fecha “La maquinita”, una locomotora 212 donada por Ferrocarriles Nacionales, es el icono por excelencia de esta ciudad.

Es conocida como una ciudad modelo debido a la simetría exacta de las calles céntricas que delimitan la parte antigua de Apizaco, ahí encontrarás hoteles muy bien ubicados. Entre los lugares que no debes perderte está la Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia, excelente ejemplo del estilo neogótico, así como las distintas haciendas que permanecen como testigos del recorrido de los españoles siguiendo su paso por Puebla para luego llegar a Tlaxcala.

Otra de las grandes tradiciones apegadas a los habitantes de este sitio debido a la cantidad de ganaderas en la región es, sin duda, la fiesta brava. Aquí se aloja una de las más lindas plazas de toros del estado, donde han surgido grandes personajes taurinos como Rafael Ortega y también se han presentado toreros de talla internacional como Eloy Cavazos o Pablo Hermoso de Mendoza.

Apizaco entreteje sus tesoros, por lo que es muy famosa su tradición en textiles cuyo trabajo artesanal es impresionante atrayendo al turismo a este pueblo, así que para adentrarte en este arte te recomendamos visitar la Fábrica de Hilados, Tejidos y Estampados San Luis.

Ver menos

Atractivos turísticos de Apizaco
Atractivos turísticos de Apizaco
Mapa de Apizaco
Los expertos dicen
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave