Regresar

La Venta

Tabasco

Los recursos naturales con los que cuenta Tabasco convirtieron a este estado en suelo fértil para que grandes culturas se asentaran y fundaran pueblos que, hasta nuestros días, sobreviven en forma de leyendas y vestigios que viajeros mexicanos y de todas las partes del mundo quieren explorar.

Uno de esos sitios fue La Venta, el lugar en el que los olmecas decidieron establecerse. La ciudad de La Venta se encuentra al noroeste del estado, aproximadamente a un par de kilómetros de la frontera con Veracruz.

Para llegar a La Venta, Tabasco, debes manejar por carretera durante 50 minutos desde Coatzacoalcos, Veracruz; una hora desde Minatitlán y una hora con 25 minutos desde Villahermosa, capital del estado.

El clima en La Venta es caluroso y húmedo, por lo que si planeas hacer tu visita en primavera te recomendamos llevar ropa ligera, gorra o sombrero y repelente. La temperatura promedio es de 27º C y durante el verano llueve abundantemente; es un lugar muy húmedo porque lo rodean los ríos Tonalá y Blasillo, además de algunos pantanos.

El principal atractivo de esta ciudad –reconocida en 2015– es su cercanía con la Zona Arqueológica de La Venta y los yacimientos petroleros que la rodean. Desde el siglo XIX, esta villa ya era conocida por su nombre actual porque sus habitantes justamente se dedicaban a vender madera.

En la década de 1950, La Venta se convirtió en un municipio petrolero luego de que se encontraran yacimientos importantes, esto atrajo a nuevos habitantes en busca de oportunidades laborales. La explotación del petróleo fue lo que provocó que muchos de los vestigios de la zona arqueológica se llevaran a Villahermosa para evitar que fueran dañados por esta actividad.

La Venta es una ciudad muy pequeña, joven y sus habitantes son gente alegre y curiosa, por lo que desean conocer a las personas que los visitan para hacerlos sentir como en casa.

Si tus caminatas por esta pequeña ciudad urbanizada a mediados del siglo XX te llevan a algún lugar donde preparen juche (armadillo), date la oportunidad de probarlo, es un platillo típico. También es muy común comer chilpachole de mariscos, salpicón y tamales de chipilín, una auténtica delicia.

Refréscate con el tradicional pozol de maíz o con un tepache. Para mitigar el calor también prueba un jugo de los cítricos que se cosechan en sus tierras como la piña, la naranja y el limón.
Los recursos naturales con los que cuenta Tabasco convirtieron a este estado en suelo fértil para que grandes culturas se asentaran y fundaran pueblos que, hasta nuestros días, sobreviven en forma de leyendas y vestigios que viajeros mexicanos y de todas las partes del mundo quieren explorar.

Ver más información


Uno de esos sitios fue La Venta, el lugar en el que los olmecas decidieron establecerse. La ciudad de La Venta se encuentra al noroeste del estado, aproximadamente a un par de kilómetros de la frontera con Veracruz.

Para llegar a La Venta, Tabasco, debes manejar por carretera durante 50 minutos desde Coatzacoalcos, Veracruz; una hora desde Minatitlán y una hora con 25 minutos desde Villahermosa, capital del estado.

El clima en La Venta es caluroso y húmedo, por lo que si planeas hacer tu visita en primavera te recomendamos llevar ropa ligera, gorra o sombrero y repelente. La temperatura promedio es de 27º C y durante el verano llueve abundantemente; es un lugar muy húmedo porque lo rodean los ríos Tonalá y Blasillo, además de algunos pantanos.

El principal atractivo de esta ciudad –reconocida en 2015– es su cercanía con la Zona Arqueológica de La Venta y los yacimientos petroleros que la rodean. Desde el siglo XIX, esta villa ya era conocida por su nombre actual porque sus habitantes justamente se dedicaban a vender madera.

En la década de 1950, La Venta se convirtió en un municipio petrolero luego de que se encontraran yacimientos importantes, esto atrajo a nuevos habitantes en busca de oportunidades laborales. La explotación del petróleo fue lo que provocó que muchos de los vestigios de la zona arqueológica se llevaran a Villahermosa para evitar que fueran dañados por esta actividad.

La Venta es una ciudad muy pequeña, joven y sus habitantes son gente alegre y curiosa, por lo que desean conocer a las personas que los visitan para hacerlos sentir como en casa.

Si tus caminatas por esta pequeña ciudad urbanizada a mediados del siglo XX te llevan a algún lugar donde preparen juche (armadillo), date la oportunidad de probarlo, es un platillo típico. También es muy común comer chilpachole de mariscos, salpicón y tamales de chipilín, una auténtica delicia.

Ver menos

Atractivos turísticos de La Venta
Mapa de La Venta
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave