Regresar

Huimanguillo

Tabasco

Rodeado de espectaculares cerros, entre los Ríos Tonalá y Mezcalapa, en el estado de Tabasco se encuentra Huimanguillo, el destino que te trasladará en el tiempo para explorar la historia del asentamiento de la cultura Olmeca conocida como la madre de Mesoamérica.

La historia de Huimanguillo se remonta más allá de 2 mil años a.C., cuando la cultura Olmeca se asentó en La Venta donde creó un centro político y religioso importante en esa época. En este sitio lograron desarrollarse, pero después fue destruido por la industria petrolera, de ahí provienen las cabezas colosales y otros monolitos gigantes que ahora se pueden ver en el Museo La Venta.

Los datos históricos muestran que dentro de los primeros años de la Conquista, los pueblos zoques habían sido desplazados por los ahualulcos (nahoas). Pero fue hasta 1857 de acuerdo a la Constitución de la República, cuando se reintegra al Departamento de Tabasco.

En Huimanguillo hay mucho qué hacer, es un municipio que colinda al norte con el poblado de Cárdenas, al este con el estado de Chiapas y al sur con Veracruz. Su clima cálido húmedo permite que crezca abundante vegetación en los alrededores de la ciudad y así gozar de esos maravillosos paisajes que nos regala la naturaleza.

El centro histórico de la ciudad tiene una característica muy peculiar al resto de la región tabasqueña, basta con darse una vuelta por el Parque Benito Juárez con su típico kiosco con base octagonal.

Está rodeado por el Palacio Municipal, la iglesia católica se encuentra junto el emblemático monumento a “La Piña”, la cual representa al municipio porque en estas tierras se cultiva dicha fruta.

Deleita a tu paladar con su rica gastronomía que incluye armadillo (jueche) asado y en escabeche, el chilpachole de mariscos, maneas, bobo en caldo con hoja de momo, salpicón de venado y tamales. Acompáñalos con un rico pozol de maíz cocido fresco, jugo de piña o agua de matalí.

Salir del poblado sin un recuerdo es como si no hubieras estado ahí, así que visita las tiendas de artesanías que ofrecen yaguales, cajitas y canastos elaborados con palmas y bejucos, además de comales y ollas de barro.

El viaje por la ciudad aún no termina, descansa un poco y comienza la aventura en los atractivos que están cerca de la localidad.
Rodeado de espectaculares cerros, entre los Ríos Tonalá y Mezcalapa, en el estado de Tabasco se encuentra Huimanguillo, el destino que te trasladará en el tiempo para explorar la historia del asentamiento de la cultura Olmeca conocida como la madre de Mesoamérica.

Ver más información


La historia de Huimanguillo se remonta más allá de 2 mil años a.C., cuando la cultura Olmeca se asentó en La Venta donde creó un centro político y religioso importante en esa época. En este sitio lograron desarrollarse, pero después fue destruido por la industria petrolera, de ahí provienen las cabezas colosales y otros monolitos gigantes que ahora se pueden ver en el Museo La Venta.

Los datos históricos muestran que dentro de los primeros años de la Conquista, los pueblos zoques habían sido desplazados por los ahualulcos (nahoas). Pero fue hasta 1857 de acuerdo a la Constitución de la República, cuando se reintegra al Departamento de Tabasco.

En Huimanguillo hay mucho qué hacer, es un municipio que colinda al norte con el poblado de Cárdenas, al este con el estado de Chiapas y al sur con Veracruz. Su clima cálido húmedo permite que crezca abundante vegetación en los alrededores de la ciudad y así gozar de esos maravillosos paisajes que nos regala la naturaleza.

El centro histórico de la ciudad tiene una característica muy peculiar al resto de la región tabasqueña, basta con darse una vuelta por el Parque Benito Juárez con su típico kiosco con base octagonal.

Está rodeado por el Palacio Municipal, la iglesia católica se encuentra junto el emblemático monumento a “La Piña”, la cual representa al municipio porque en estas tierras se cultiva dicha fruta.

Deleita a tu paladar con su rica gastronomía que incluye armadillo (jueche) asado y en escabeche, el chilpachole de mariscos, maneas, bobo en caldo con hoja de momo, salpicón de venado y tamales. Acompáñalos con un rico pozol de maíz cocido fresco, jugo de piña o agua de matalí.

Salir del poblado sin un recuerdo es como si no hubieras estado ahí, así que visita las tiendas de artesanías que ofrecen yaguales, cajitas y canastos elaborados con palmas y bejucos, además de comales y ollas de barro.

Ver menos

Atractivos turísticos de Huimanguillo
Mapa de Huimanguillo
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave