Regresar

Sótano de las Huahuas

Aquismón

Este abismo no es tan nombrado como el Sótano de las Golondrinas pero igualmente ofrece un atractivo natural como ningún otro.

También llamado Santuario, el Sótano de las Huahuas es una olla subterránea en medio de la exuberante vegetación huasteca. Tiene 60 metros de diámetro y una caída libre de 487 metros de profundidad.

Fue declarado Área Natural Protegida y tiene el nombramiento de Paraíso Indígena, sello que distingue sitios turísticos administrados por comunidades herederas de una cultura ancestral, en el caso de esta maravilla natural del Pueblo Mágico de Aquismón, es operada por la etnia tének.

La razón para que vayas al Sótano de las Huahuas, es que al amanecer y al atardecer, salen millones de vencejos y pericos verdes, estos últimos conocidos como “huahuas”, en lengua huasteca o tének significa “perico”.

Las aves tienen un protocolo para emprender el vuelo hacia el exterior, en la primera parvada van los polluelos, le siguen los más viejos y, al último, los jóvenes que están aprendiendo a volar.

Únicamente te permiten hacer senderismo para llegar a la boca del sótano y apreciar el espectáculo. La caverna se ubica en el Barrio de San Isidro en el municipio de Aquismón. El trayecto es de 28 minutos desde el centro del pueblo.
Este abismo no es tan nombrado como el Sótano de las Golondrinas pero igualmente ofrece un atractivo natural como ningún otro.

Ver más información


También llamado Santuario, el Sótano de las Huahuas es una olla subterránea en medio de la exuberante vegetación huasteca. Tiene 60 metros de diámetro y una caída libre de 487 metros de profundidad.

Fue declarado Área Natural Protegida y tiene el nombramiento de Paraíso Indígena, sello que distingue sitios turísticos administrados por comunidades herederas de una cultura ancestral, en el caso de esta maravilla natural del Pueblo Mágico de Aquismón, es operada por la etnia tének.

La razón para que vayas al Sótano de las Huahuas, es que al amanecer y al atardecer, salen millones de vencejos y pericos verdes, estos últimos conocidos como “huahuas”, en lengua huasteca o tének significa “perico”.

Las aves tienen un protocolo para emprender el vuelo hacia el exterior, en la primera parvada van los polluelos, le siguen los más viejos y, al último, los jóvenes que están aprendiendo a volar.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave