Regresar

Sótano de las Golondrinas

Aquismón

Salir de la cama en plena madrugada no es difícil cuando se trata de atestiguar uno de los espectáculos naturales más impresionantes del Pueblo Mágico de Aquismón: un tornado de millones de vencejos –no golondrinas– saliendo de una cueva, que además, es considerada el sexto abismo natural subterráneo más profundo del planeta.

Es el Sótano de las Golondrinas, una oquedad formada por la erosión de la piedra caliza con una profundidad de 512 metros, está dividida en dos secciones, una de 376 metros y otra de 136 metros.

Los primeros exploradores descubrieron que la cueva estaba habitada por unas aves similares a las golondrinas, dándole este nombre al sótano. Sin embargo, son vencejos de cuello blanco los que se avistan y son mucho más grandes.

La manera más común de visitar el Sótano de las Golondrinas es durante el amanecer para ver el giro en espiral y sincronía perfecta de tres millones de vencejos que salen en busca de alimento.

Alrededor del abismo hay miradores que te acercan a la boca del sótano para asomarte al fondo. Para llegar, debes descender por un camino de 800 escalones que conduce hacia los miradores. Aquí, los habitantes ejidales te amarran una cuerda a la cintura para que puedas asomarte con seguridad. El espectáculo puede contemplarse por la tarde, entre las 17:00 y las 19:00 hrs.

Si eres de los que no teme a nada, entonces el rappel es para ti. Está permitido descender el sótano, siempre y cuando, las aves no estén ahí, quedando prohibido en temporada de anidación, que va de abril a junio. La actividad solo se realiza en compañía de un espeleólogo.
Salir de la cama en plena madrugada no es difícil cuando se trata de atestiguar uno de los espectáculos naturales más impresionantes del Pueblo Mágico de Aquismón: un tornado de millones de vencejos –no golondrinas– saliendo de una cueva, que además, es considerada el sexto abismo natural subterráneo más profundo del planeta.

Ver más información


Es el Sótano de las Golondrinas, una oquedad formada por la erosión de la piedra caliza con una profundidad de 512 metros, está dividida en dos secciones, una de 376 metros y otra de 136 metros.

Los primeros exploradores descubrieron que la cueva estaba habitada por unas aves similares a las golondrinas, dándole este nombre al sótano. Sin embargo, son vencejos de cuello blanco los que se avistan y son mucho más grandes.

La manera más común de visitar el Sótano de las Golondrinas es durante el amanecer para ver el giro en espiral y sincronía perfecta de tres millones de vencejos que salen en busca de alimento.

Alrededor del abismo hay miradores que te acercan a la boca del sótano para asomarte al fondo. Para llegar, debes descender por un camino de 800 escalones que conduce hacia los miradores. Aquí, los habitantes ejidales te amarran una cuerda a la cintura para que puedas asomarte con seguridad. El espectáculo puede contemplarse por la tarde, entre las 17:00 y las 19:00 hrs.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave