Regresar
Comienza el camino en Pachuca, Hidalgo, donde admirarás el Reloj Monumental, el cual puedes llevar de recuerdo en versión miniatura. Conoce el Museo de Minería y el Museo del Futbol, te sorprenderá saber que aparte de haber sido importante centro minero, Pachuca también es considerada cuna del futbol, debido a la influencia de los ingleses establecidos aquí en el auge de las minas. De esta influencia además nacieron los deliciosos pastes, que no debes dejar de probar.

Dirígete ahora hacia Tula, Hidalgo. Este hermoso lugar está lleno de historia, fue fundado en el siglo X por el hijo de Mixcóatl y sigue muy unido a su pasado. Puedes visitar la Parroquia y el antiguo Convento de San José que datan del siglo XVI en el centro, del cual también podrás ir directamente a la Zona Arqueológica de Tula, por el Andador Turístico Quetzalcóatl a través de un puente colgante. Lo primero que llamará tu atención son Los Atlantes, gigantes hechos de piedra basáltica con una impresionante altura de 4.6 metros, representando a Quetzalcóatl como "Estrella de la Mañana", están ubicados en la parte superior del Templo El Señor de la Casa de Alba. Otros puntos que puedes visitar son el Palacio Quemado, el Muro de Culebras, la Pirámide del Sol y el juego de pelota.

A continuación visitarás Aculco de Espinoza. Es un Pueblo Mágico con paisajes maravillosos para conocer y estar en contacto con la naturaleza, como las cascadas de la Concepción, el cerro Ñadó y Tixhiñú. En el pueblo podrás deleitarte la gran variedad de quesos locales y adquirir artesanías típicas hechas con fibra de ixtle.

La siguiente parada será en Amealco de Bonfil, en el estado de Querétaro donde paisaje y cultura se combinan. Este pueblito está rodeado de bosques de pino y encino y de lagunas. Es un lugar para caminar por sus calles empedradas y admirar su arquitectura colonial, en donde son dignos de visita la Parroquia de Santa María Amealco de estilo neoclásico, el Palacio Municipal y la Casa de la Cultura, también podrás pasear por su Plaza Principal, la más grande del estado. No dejes de llevar la artesanía típica de aquí: hermosas muñecas hechas de tela, con coloridos vestidos y listones. Saborea los chicharrones de res y los quelites acompañados de un pulque. Anímate a probar "sendecho", bebida fermentada hecha de chile cascabelillo, maíz y alcohol.

Ahora retoma el camino hacia Celaya, en el estado de Guanajuato. Es infaltable un paseo por el centro para conocer su hermosa Catedral, y los Templos de San Francisco y el de la Tercera Orden. También es interesante de conocer la Torre Hidráulica, y no olvides llevarte deliciosa cajeta, emblemático dulce de este lugar.

La ruta ahora conduce a la ciudad de Irapuato, famoso lugar de Guanajuato por ser la Capital de la Fresa, ya que es uno de los productores más importantes a nivel mundial. Aquí podrás pasear por la Plaza de los Fundadores, conocer la catedral, el Templo del Hospitalito, el Museo de la Ciudad y el Mural de los Orígenes. Te vas a admirar con la gran variedad de platillos, bebidas, postres y mermeladas hechos de fresa.

Reanuda el viaje para continuar a Silao. Este destacado centro industrial de Guanajuato es reconocido por ser el punto de partida hacia el Cerro del Cubilete. Es un ascenso de 2,700 metros de altura hasta llegar al Cristo de la Montaña, por lo que año con año se realizan un sinnúmero de peregrinaciones, además que desde aquí se tiene una vista maravillosa del paisaje. Admira sus bellos edificios coloniales, como la Parroquia de Santiago Apóstol, la Casa de la Cultura y la Presidencia Municipal.

Culmina esta ruta en la ciudad de León, Guanajuato. Es perfecta para adquirir zapatos hechos de piel de gran calidad, pues es considerada la Capital del Calzado. Además es perfecta para disfrutar de sus atractivos arquitectónicos, como el Templo Expiatorio y la Catedral Metropolitana, pasear por el centro y probar una famosa guacamaya, un caldo de oso o unos tacos de aire.
Comienza el camino en Pachuca, Hidalgo, donde admirarás el Reloj Monumental, el cual puedes llevar de recuerdo en versión miniatura. Conoce el Museo de Minería y el Museo del Futbol, te sorprenderá saber que aparte de haber sido importante centro minero, Pachuca también es considerada cuna del futbol, debido a la influencia de los ingleses establecidos aquí en el auge de las minas. De esta influencia además nacieron los deliciosos pastes, que no debes dejar de probar.

Ver más información


Dirígete ahora hacia Tula, Hidalgo. Este hermoso lugar está lleno de historia, fue fundado en el siglo X por el hijo de Mixcóatl y sigue muy unido a su pasado. Puedes visitar la Parroquia y el antiguo Convento de San José que datan del siglo XVI en el centro, del cual también podrás ir directamente a la Zona Arqueológica de Tula, por el Andador Turístico Quetzalcóatl a través de un puente colgante. Lo primero que llamará tu atención son Los Atlantes, gigantes hechos de piedra basáltica con una impresionante altura de 4.6 metros, representando a Quetzalcóatl como "Estrella de la Mañana", están ubicados en la parte superior del Templo El Señor de la Casa de Alba. Otros puntos que puedes visitar son el Palacio Quemado, el Muro de Culebras, la Pirámide del Sol y el juego de pelota.

A continuación visitarás Aculco de Espinoza. Es un Pueblo Mágico con paisajes maravillosos para conocer y estar en contacto con la naturaleza, como las cascadas de la Concepción, el cerro Ñadó y Tixhiñú. En el pueblo podrás deleitarte la gran variedad de quesos locales y adquirir artesanías típicas hechas con fibra de ixtle.

La siguiente parada será en Amealco de Bonfil, en el estado de Querétaro donde paisaje y cultura se combinan. Este pueblito está rodeado de bosques de pino y encino y de lagunas. Es un lugar para caminar por sus calles empedradas y admirar su arquitectura colonial, en donde son dignos de visita la Parroquia de Santa María Amealco de estilo neoclásico, el Palacio Municipal y la Casa de la Cultura, también podrás pasear por su Plaza Principal, la más grande del estado. No dejes de llevar la artesanía típica de aquí: hermosas muñecas hechas de tela, con coloridos vestidos y listones. Saborea los chicharrones de res y los quelites acompañados de un pulque. Anímate a probar "sendecho", bebida fermentada hecha de chile cascabelillo, maíz y alcohol.

Ahora retoma el camino hacia Celaya, en el estado de Guanajuato. Es infaltable un paseo por el centro para conocer su hermosa Catedral, y los Templos de San Francisco y el de la Tercera Orden. También es interesante de conocer la Torre Hidráulica, y no olvides llevarte deliciosa cajeta, emblemático dulce de este lugar.

La ruta ahora conduce a la ciudad de Irapuato, famoso lugar de Guanajuato por ser la Capital de la Fresa, ya que es uno de los productores más importantes a nivel mundial. Aquí podrás pasear por la Plaza de los Fundadores, conocer la catedral, el Templo del Hospitalito, el Museo de la Ciudad y el Mural de los Orígenes. Te vas a admirar con la gran variedad de platillos, bebidas, postres y mermeladas hechos de fresa.

Reanuda el viaje para continuar a Silao. Este destacado centro industrial de Guanajuato es reconocido por ser el punto de partida hacia el Cerro del Cubilete. Es un ascenso de 2,700 metros de altura hasta llegar al Cristo de la Montaña, por lo que año con año se realizan un sinnúmero de peregrinaciones, además que desde aquí se tiene una vista maravillosa del paisaje. Admira sus bellos edificios coloniales, como la Parroquia de Santiago Apóstol, la Casa de la Cultura y la Presidencia Municipal.

Ver menos

Aquí comienza tu viaje
Escribe una palabra clave