Regresar

Ruta de las haciendas y vestigios arqueológicos

Puebla, Querétaro, San Juan del Río

Emprende esta ruta en la ciudad de Querétaro, llena de cultura y bellísima arquitectura. En el Centro Histórico encontrarás verdaderas joyas del arte barroco, como en el antiguo convento de Santa Clara de Jesús y el Templo de Santa Rosa de Viterbo. Camina por sus plazas y acércate a los museos, monumentos e iglesias. Aquí también son de gran atractivo, además del impresionante acueducto, los viñedos y las haciendas, para recorrer y disfrutar catas de vino.

Sigue hacia San Juan del Río, pueblo de maravillosa arquitectura colonial. Camina por la Plaza Principal y conoce las parroquias del siglo XVIII, visita el Museo de la Muerte y si vas en noviembre, vive su tradicional festividad de Día de Muertos.

La siguiente parada será en Aculco de Espinoza. Pueblo Mágico de increíbles paisajes, perfectos para estar en contacto con la naturaleza, como las cascadas de la Concepción, el cerro Ñadó y Tixhiñú. Descubre la diversidad de quesos locales y lleva de recuerdo artesanías hechas con fibra de ixtle.

Retoma el camino hacia Tula, Hidalgo de gran presencia histórica, pues fue fundado en el siglo X por el hijo de Mixcóatl. En el centro podrás visitar la Parroquia y el antiguo Convento de San José, y desde ahí puedes dirigirte a la Zona Arqueológica de Tula, ya que el Andador Turístico Quetzalcóatl la conecta directamente por un puente colgante. En el sitio podrás admirar a los gigantes de piedra basáltica de 4.6 metros, Los Atlantes, que representan a Quetzalcóatl, están localizados en la parte superior del Templo El Señor de la Casa de Alba. Conoce además el Palacio Quemado, el Muro de Culebras, la Pirámide del Sol y el juego de pelota.

Finaliza el viaje en Puebla vasta en riqueza cultural. Pasea por el Centro Histórico para que conozcas su impresionante catedral, tomes un café en los portales y te deslumbres con la belleza de sus edificios de estilo colonial. Otros lugares imperdibles son la Calle de los Dulces, El Callejón de los Sapos, el Mercado de Artesanías y el Barrio de los Artistas. Por supuesto no faltarán los chiles en nogada, el mole poblano y las cemitas.
Emprende esta ruta en la ciudad de Querétaro, llena de cultura y bellísima arquitectura. En el Centro Histórico encontrarás verdaderas joyas del arte barroco, como en el antiguo convento de Santa Clara de Jesús y el Templo de Santa Rosa de Viterbo. Camina por sus plazas y acércate a los museos, monumentos e iglesias. Aquí también son de gran atractivo, además del impresionante acueducto, los viñedos y las haciendas, para recorrer y disfrutar catas de vino.

Ver más información


Sigue hacia San Juan del Río, pueblo de maravillosa arquitectura colonial. Camina por la Plaza Principal y conoce las parroquias del siglo XVIII, visita el Museo de la Muerte y si vas en noviembre, vive su tradicional festividad de Día de Muertos.

La siguiente parada será en Aculco de Espinoza. Pueblo Mágico de increíbles paisajes, perfectos para estar en contacto con la naturaleza, como las cascadas de la Concepción, el cerro Ñadó y Tixhiñú. Descubre la diversidad de quesos locales y lleva de recuerdo artesanías hechas con fibra de ixtle.

Retoma el camino hacia Tula, Hidalgo de gran presencia histórica, pues fue fundado en el siglo X por el hijo de Mixcóatl. En el centro podrás visitar la Parroquia y el antiguo Convento de San José, y desde ahí puedes dirigirte a la Zona Arqueológica de Tula, ya que el Andador Turístico Quetzalcóatl la conecta directamente por un puente colgante. En el sitio podrás admirar a los gigantes de piedra basáltica de 4.6 metros, Los Atlantes, que representan a Quetzalcóatl, están localizados en la parte superior del Templo El Señor de la Casa de Alba. Conoce además el Palacio Quemado, el Muro de Culebras, la Pirámide del Sol y el juego de pelota.

Ver menos

Aquí comienza tu viaje
Escribe una palabra clave