Regresar

Ruta de las artesanías de Puebla hacia las playas de Veracruz

Zacatlán, Puebla, Tlaxcala

Este recorrido inicia en la bellísima ciudad de Puebla. Desde la época colonial la ciudad tuvo gran importancia por ser lugar de descanso en la ruta comercial que conectaba la capital del país al puerto de Veracruz. Su Centro Histórico conserva cientos de edificios que son verdaderas joyas del barroco novohispano. No te pierdas la hermosa Capilla del Rosario, la Catedral, el Zócalo y los numerosos museos y galerías que aquí se encuentran. Te recomendamos ir al barrio del Carmen, visitar su iglesia y descansar en su parque mientras comes una deliciosa nieve, ¡es toda una tradición!

Ahora continúa en el vecino estado de Tlaxcala. Tu próxima parada será en la capital del mismo nombre, ubicada a cincuenta minutos al norte. Esta ciudad es aún más antigua que Puebla y cuenta también con un precioso, aunque más pequeño, Centro Histórico. Pasea por la ribera del río y visita el Museo Vivo de Artes y Tradiciones, luego ve a la Plaza de la Constitución y come en uno de los restaurantes que encontrarás en Los Portales. No te pierdas el Museo de la Memoria, la Catedral y el Ex Convento Franciscano.

Apizaco se encuentra a solo 30 minutos al noreste de la ciudad de Tlaxcala. Inicia el recorrido por el Parque Principal, conoce las coloridas artesanías, especialmente los bastones tallados en madera y las máscaras. Disfruta de los tradicionales tlacoyos y del pipián en alguno de los restaurantes de la zona. Recuerda también ir a la Catedral y admirar su diseño neogótico.

Continúa al Pueblo Mágico de Tlaxco, de maravillosos entornos naturales. Disfruta de los bosques, las montañas y la laguna que lo rodean, visitando algún centro ecoturístico de la zona. Recorre el corazón del pueblo donde conocerás la Parroquia de San Agustín; puedes además aprovechar para comprar artesanías y comer delicioso. En Tlaxco también se produce el pulque, por lo que adicionalmente podrás conocer las haciendas pulqueras.

El recorrido te llevará de regreso al estado de Puebla. Toca el turno al Pueblo Mágico de Chignahuapan, el cual se encuentra a cuarenta minutos al noreste de Tlaxco. Aquí inicia la Sierra de Puebla, por lo que el lugar es más bien fresco y rodeado de hermosos paisajes. El centro conserva su arquitectura colonial y se distinguen el Palacio Municipal, la Parroquia de Santiago Apóstol y el colorido quiosco de madera, el cual se alza sobre la fuente del parque. Puedes apuntarte para alguna de las excursiones a la laguna, el salto de agua o los baños termales.

Zacatlán de las Manzanas lo encontrarás al noreste de Chignahuapan. Este hermoso Pueblo Mágico es famoso por su abundante producción de manzana y sus tradicionales refrescos embotellados. Pasear por el centro es toda una delicia, podrás admirar las construcciones coloniales, tales como el Ex Convento Franciscano y la Parroquia de San Pedro y San Pablo. Camina por la calle Reforma hacia el Mirador de Cristal para que admires el bello paisaje del cañón, luego ve al panteón municipal para conocer el mural monumental y termina en el Museo de Relojería.

A una hora y treinta minutos al norte de Zacatlán llegarás a Xicotepec de Juárez, rodeado de montañas y bosques. Pasea por el florido Jardín Central, conoce el Museo Casa Carranza, la Parroquia de San Juan Bautista y el Mercado Municipal, en donde podrás adquirir las tradicionales camisas y vestidos bordados. La producción de café es muy importante en este lugar, por lo que no dejes de comprar un poco para disfrutar y compartir.

El recorrido finaliza en Tuxpan, Veracruz, a una hora y cincuenta minutos al noreste de Xicotepec. Aquí el clima templado se convierte en el delicioso calor del Golfo de México. El centro se ubica en la ribera del río lo que le brinda un encanto especial. Altamente recomendable visitar el Parque Reforma, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y el Museo de la Amistad Cuba-México. También puedes hacer uno de los recorridos a la laguna y la zona de manglares y probar los deliciosos platillos preparados con pescados y mariscos.
Este recorrido inicia en la bellísima ciudad de Puebla. Desde la época colonial la ciudad tuvo gran importancia por ser lugar de descanso en la ruta comercial que conectaba la capital del país al puerto de Veracruz. Su Centro Histórico conserva cientos de edificios que son verdaderas joyas del barroco novohispano. No te pierdas la hermosa Capilla del Rosario, la Catedral, el Zócalo y los numerosos museos y galerías que aquí se encuentran. Te recomendamos ir al barrio del Carmen, visitar su iglesia y descansar en su parque mientras comes una deliciosa nieve, ¡es toda una tradición!

Ver más información


Ahora continúa en el vecino estado de Tlaxcala. Tu próxima parada será en la capital del mismo nombre, ubicada a cincuenta minutos al norte. Esta ciudad es aún más antigua que Puebla y cuenta también con un precioso, aunque más pequeño, Centro Histórico. Pasea por la ribera del río y visita el Museo Vivo de Artes y Tradiciones, luego ve a la Plaza de la Constitución y come en uno de los restaurantes que encontrarás en Los Portales. No te pierdas el Museo de la Memoria, la Catedral y el Ex Convento Franciscano.

Apizaco se encuentra a solo 30 minutos al noreste de la ciudad de Tlaxcala. Inicia el recorrido por el Parque Principal, conoce las coloridas artesanías, especialmente los bastones tallados en madera y las máscaras. Disfruta de los tradicionales tlacoyos y del pipián en alguno de los restaurantes de la zona. Recuerda también ir a la Catedral y admirar su diseño neogótico.

Continúa al Pueblo Mágico de Tlaxco, de maravillosos entornos naturales. Disfruta de los bosques, las montañas y la laguna que lo rodean, visitando algún centro ecoturístico de la zona. Recorre el corazón del pueblo donde conocerás la Parroquia de San Agustín; puedes además aprovechar para comprar artesanías y comer delicioso. En Tlaxco también se produce el pulque, por lo que adicionalmente podrás conocer las haciendas pulqueras.

El recorrido te llevará de regreso al estado de Puebla. Toca el turno al Pueblo Mágico de Chignahuapan, el cual se encuentra a cuarenta minutos al noreste de Tlaxco. Aquí inicia la Sierra de Puebla, por lo que el lugar es más bien fresco y rodeado de hermosos paisajes. El centro conserva su arquitectura colonial y se distinguen el Palacio Municipal, la Parroquia de Santiago Apóstol y el colorido quiosco de madera, el cual se alza sobre la fuente del parque. Puedes apuntarte para alguna de las excursiones a la laguna, el salto de agua o los baños termales.

Zacatlán de las Manzanas lo encontrarás al noreste de Chignahuapan. Este hermoso Pueblo Mágico es famoso por su abundante producción de manzana y sus tradicionales refrescos embotellados. Pasear por el centro es toda una delicia, podrás admirar las construcciones coloniales, tales como el Ex Convento Franciscano y la Parroquia de San Pedro y San Pablo. Camina por la calle Reforma hacia el Mirador de Cristal para que admires el bello paisaje del cañón, luego ve al panteón municipal para conocer el mural monumental y termina en el Museo de Relojería.

A una hora y treinta minutos al norte de Zacatlán llegarás a Xicotepec de Juárez, rodeado de montañas y bosques. Pasea por el florido Jardín Central, conoce el Museo Casa Carranza, la Parroquia de San Juan Bautista y el Mercado Municipal, en donde podrás adquirir las tradicionales camisas y vestidos bordados. La producción de café es muy importante en este lugar, por lo que no dejes de comprar un poco para disfrutar y compartir.

Ver menos

Aquí comienza tu viaje
Escribe una palabra clave