Regresar

Ruta de la riqueza natural y gastronómica del Estado de México y Michoacán

Morelia, El Oro, CDMX, Atlacomulco, La Marquesa

Comienza esta emocionante ruta en la Ciudad de México. Es rica en museos como el de Antropología e Historia y a pocos metros, el Castillo de Chapultepec. Para pasear la colonia Condesa es ideal por su ambiente bohemio. La vida cultural y nocturna también son especiales pues hay una gran variedad de opciones.

Después la ruta sigue hacia la Marquesa. Este es un lugar emblemático para pasar un día en contacto con la naturaleza a pocos minutos de la Ciudad de México. Está rodeado de bosques de pinos y las opciones de comida son muy diversas, desde tacos de birria y quesadillas hasta truchas recién sacadas de algunos de sus lagos o ríos. Es ideal para cabalgar, rentar una cuatrimoto, hacer senderismo, o simplemente admirar el paisaje.

Siguiendo la ruta la próxima parada es en Atlacomulco, Estado de México. Es ideal para estirar las piernas mientras recorres su Centro Histórico, en donde podrás conocer la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, de origen virreinal o su moderna catedral que destaca por sus bellos vitrales.

La ruta ahora te llevará a un pequeño Pueblo Mágico, escondido en la sierra llamado El Oro. Este hermoso lugar fue pueblo minero en tiempos de Porfirio Díaz, y las empresas que allí se instalaron eran de origen inglés, es por eso que verás su influencia en el Palacio Municipal, así como en el Teatro Juárez. El Mercado Municipal es infaltable para comer y además admirar la antigua estación de ferrocarril, que está enfrente.

Ya en Michoacán, el pueblo de Tlalpujahua te espera con sus coloridas y famosas esferas que son verdaderas bellezas, hechas por los artesanos de el lugar. Visita los talleres de alfarería y cerámica, y recorre el centro en el que conocerás el Santuario del Carmen y el Museo Hermanos López Rayón.

Siguiendo el rumbo de Michoacán llegarás a Maravatío. Aquí podrás pasear por los jardines del centro y conocer su catedral. Muy cerca de ahí se encuentra La Pomoca, hacienda donde vivió Melchor Ocampo.

Adentrándose en el estado, pasarás por el hermoso Lago de Cuitzeo que conecta con el pueblo del mismo nombre. Puedes visitarlo y caminar por su plaza central, admirar su estilo colonial y tomar un helado.

Ahora la ruta te llevará a tu destino final en la hermosa ciudad de Morelia, capital de Michoacán. Te espera su maravilloso Centro Histórico colonial, hecho de cantera rosa, en el cual podrás visitar su majestuosa catedral ubicada en el corazón de la ciudad. La Avenida Madero te llevará por los principales atractivos, como Los Portales, el Templo de Capuchinas, la Fuente de las Tarascas y el Acueducto, estos últimos son íconos de Morelia. Disfruta su deliciosa gastronomía Patrimonio Intangible: enchiladas placeras, corundas, gaspachos y dulces de ate, además de hermosas artesanías.

Comienza esta emocionante ruta en la Ciudad de México. Es rica en museos como el de Antropología e Historia y a pocos metros, el Castillo de Chapultepec. Para pasear la colonia Condesa es ideal por su ambiente bohemio. La vida cultural y nocturna también son especiales pues hay una gran variedad de opciones.

Ver más información


Después la ruta sigue hacia la Marquesa. Este es un lugar emblemático para pasar un día en contacto con la naturaleza a pocos minutos de la Ciudad de México. Está rodeado de bosques de pinos y las opciones de comida son muy diversas, desde tacos de birria y quesadillas hasta truchas recién sacadas de algunos de sus lagos o ríos. Es ideal para cabalgar, rentar una cuatrimoto, hacer senderismo, o simplemente admirar el paisaje.

Siguiendo la ruta la próxima parada es en Atlacomulco, Estado de México. Es ideal para estirar las piernas mientras recorres su Centro Histórico, en donde podrás conocer la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, de origen virreinal o su moderna catedral que destaca por sus bellos vitrales.

La ruta ahora te llevará a un pequeño Pueblo Mágico, escondido en la sierra llamado El Oro. Este hermoso lugar fue pueblo minero en tiempos de Porfirio Díaz, y las empresas que allí se instalaron eran de origen inglés, es por eso que verás su influencia en el Palacio Municipal, así como en el Teatro Juárez. El Mercado Municipal es infaltable para comer y además admirar la antigua estación de ferrocarril, que está enfrente.

Ya en Michoacán, el pueblo de Tlalpujahua te espera con sus coloridas y famosas esferas que son verdaderas bellezas, hechas por los artesanos de el lugar. Visita los talleres de alfarería y cerámica, y recorre el centro en el que conocerás el Santuario del Carmen y el Museo Hermanos López Rayón.

Siguiendo el rumbo de Michoacán llegarás a Maravatío. Aquí podrás pasear por los jardines del centro y conocer su catedral. Muy cerca de ahí se encuentra La Pomoca, hacienda donde vivió Melchor Ocampo.

Adentrándose en el estado, pasarás por el hermoso Lago de Cuitzeo que conecta con el pueblo del mismo nombre. Puedes visitarlo y caminar por su plaza central, admirar su estilo colonial y tomar un helado.

Ahora la ruta te llevará a tu destino final en la hermosa ciudad de Morelia, capital de Michoacán. Te espera su maravilloso Centro Histórico colonial, hecho de cantera rosa, en el cual podrás visitar su majestuosa catedral ubicada en el corazón de la ciudad. La Avenida Madero te llevará por los principales atractivos, como Los Portales, el Templo de Capuchinas, la Fuente de las Tarascas y el Acueducto, estos últimos son íconos de Morelia. Disfruta su deliciosa gastronomía Patrimonio Intangible: enchiladas placeras, corundas, gaspachos y dulces de ate, además de hermosas artesanías.

Ver menos

Aquí comienza tu viaje
Escribe una palabra clave