Regresar

Ruta de la arqueología y arte sacro hasta tierras tapatías

Guadalajara, Aguascalientes, Jalostotitlán, San Juan de los Lagos, Tlaquepaque, Zapotlanejo

Inicia la ruta en Aguascalientes, hermosa ciudad donde podrás caminar por su Centro Histórico para conocer el bello templo de San Antonio de Padua. Disfruta de la naturaleza en el Jardín de San Marcos y si vas entre abril y mayo vive su famosa Feria Nacional de San Marcos.

Ubicado a 82 kilómetros ya en los Altos de Jalisco se encuentra San Juan de Los Lagos. Esta ciudad es pequeña pero famosa por su basílica en la cual se venera a la Virgen de San Juan de Los Lagos, considerada una de las más bonitas de México y una de las más visitadas, a la cual llegan millones de peregrinos durante las fiestas patronales en agosto. Después puedes visitar el Museo de Cihuapilli donde podrás admirar una vasta colección de elementos religiosos, las más antiguas datan de las primeras civilizaciones del lugar, y pasear por su Centro Histórico mientras te refrescas con un delicioso ponche de frutas.

Siguiendo la ruta hacia Guadalajara, a 32 kilómetros de San Juan de Los Lagos, llegarás a Jalostotitlán. Aquí destaca la belleza arquitectónica del Templo Parroquial de la Virgen de la Asunción, el Templo del Sagrado Corazón y el Santuario de Guadalupe. La mejor época para visitarlo es en el mes de febrero, que se lleva a cabo su famoso carnaval.

Continuando el camino por Jalisco, llegarás a Tepatitlán de Morelos. Este hermoso lugar se caracteriza por su original Parroquia de San Francisco, cuya fachada destaca por la combinación de la cantera con piedra braza. En su Centro Histórico podrás admirar la arquitectura neoclásica que mezclada con barroco afrancesado, te remiten al pasado de sus antiguos habitantes, también conocerás el Museo de la Ciudad y el Museo del Cactus.

También en los Altos de Jalisco descubrirás Zapotlanejo. Es como una pausa en el tiempo en donde podrás admirar su pasado religioso en la Iglesia Parroquial de la Virgen del Rosario que data del siglo XVII y los vestigios de la Iglesia del Sagrado Corazón. Puedes pasear por la plazoleta dedicada a Benito Juárez y después conocer el parque ecológico Puente Calderón.

A pocos minutos de Guadalajara, la capital de Jalisco, se encuentra este singular pueblito de Tlaquepaque, que es todo lo que México representa: colorido, creativo, alegre y bello. Aquí admirarás las artesanías más hermosas y variadas, desde cerámicas que datan de los siglos XVIII y XIX en el museo del mismo nombre, hasta elegantes textiles hechos a mano. No puede faltar un paseo por el Andador Independencia, ideal para comer, brindar y disfrutar de una tarde bohemia.

La ruta finaliza en Guadalajara donde visitarás la Catedral Metropolitana, recorrerás la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y admirarás el Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento con su original estilo neogótico. Disfruta de sus museos, de sus tortas ahogadas y del tequila, y de la combinación moderna y a la vez colonial de esta magnífica ciudad.
Inicia la ruta en Aguascalientes, hermosa ciudad donde podrás caminar por su Centro Histórico para conocer el bello templo de San Antonio de Padua. Disfruta de la naturaleza en el Jardín de San Marcos y si vas entre abril y mayo vive su famosa Feria Nacional de San Marcos.

Ver más información


Ubicado a 82 kilómetros ya en los Altos de Jalisco se encuentra San Juan de Los Lagos. Esta ciudad es pequeña pero famosa por su basílica en la cual se venera a la Virgen de San Juan de Los Lagos, considerada una de las más bonitas de México y una de las más visitadas, a la cual llegan millones de peregrinos durante las fiestas patronales en agosto. Después puedes visitar el Museo de Cihuapilli donde podrás admirar una vasta colección de elementos religiosos, las más antiguas datan de las primeras civilizaciones del lugar, y pasear por su Centro Histórico mientras te refrescas con un delicioso ponche de frutas.

Siguiendo la ruta hacia Guadalajara, a 32 kilómetros de San Juan de Los Lagos, llegarás a Jalostotitlán. Aquí destaca la belleza arquitectónica del Templo Parroquial de la Virgen de la Asunción, el Templo del Sagrado Corazón y el Santuario de Guadalupe. La mejor época para visitarlo es en el mes de febrero, que se lleva a cabo su famoso carnaval.

Continuando el camino por Jalisco, llegarás a Tepatitlán de Morelos. Este hermoso lugar se caracteriza por su original Parroquia de San Francisco, cuya fachada destaca por la combinación de la cantera con piedra braza. En su Centro Histórico podrás admirar la arquitectura neoclásica que mezclada con barroco afrancesado, te remiten al pasado de sus antiguos habitantes, también conocerás el Museo de la Ciudad y el Museo del Cactus.

También en los Altos de Jalisco descubrirás Zapotlanejo. Es como una pausa en el tiempo en donde podrás admirar su pasado religioso en la Iglesia Parroquial de la Virgen del Rosario que data del siglo XVII y los vestigios de la Iglesia del Sagrado Corazón. Puedes pasear por la plazoleta dedicada a Benito Juárez y después conocer el parque ecológico Puente Calderón.

A pocos minutos de Guadalajara, la capital de Jalisco, se encuentra este singular pueblito de Tlaquepaque, que es todo lo que México representa: colorido, creativo, alegre y bello. Aquí admirarás las artesanías más hermosas y variadas, desde cerámicas que datan de los siglos XVIII y XIX en el museo del mismo nombre, hasta elegantes textiles hechos a mano. No puede faltar un paseo por el Andador Independencia, ideal para comer, brindar y disfrutar de una tarde bohemia.

Ver menos

Aquí comienza tu viaje
Escribe una palabra clave