Pasa un día en contacto con la naturaleza
Playa del Carmen cuenta con 16 playas extraordinarias. Algunas están aisladas, rodeadas por palmeras cocoteras y otras, permiten el avistamiento de la fauna marina, a solo escasos metros del arrecife coralino. Tal es el caso de Akumal, declarada Área de Refugio para la protección de Especies Marinas.

Esta playa se ubica a 37 kilómetros del centro de Playa del Carmen y es una importante zona de desove y anidación de tortugas verde y caguama. Durante mucho tiempo, el acceso fue únicamente por vía marítima, permitiendo que estas especies de quelonios hicieran de su fondo marino, un hogar seguro para desarrollarse. Por lo tanto, cuando te sumerges en el agua, puedes ver tortugas jóvenes y viejas comiendo del pasto marino, a muy poca distancia de la orilla de la playa.

El goce del espectáculo natural está regulado desde el 2017, para evitar la depredación de su hábitat; debes entrar al mar en compañía de un guía certificado y en un grupo máximo de seis personas. El uso de aletas cortas, visor y chaleco de flotación es obligatorio y solo podrás permanecer cinco minutos en el área donde pastan las tortugas. Todo momento debes mantener una distancia de tres metros con los ejemplares y si alguna pasa cerca de ti, no intentes tocarla, perseguirla o retenerla, pues los guías te pedirán que salgas del mar.

Toma en cuenta que cada año, la actividad se suspende en septiembre para proteger el cortejo y apareamiento de las tortugas. El resto de los meses, los avistamientos se hacen de martes a domingo, en un horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde.

Pasa un día en contacto con la naturaleza

Ver más información


Playa del Carmen cuenta con 16 playas extraordinarias. Algunas están aisladas, rodeadas por palmeras cocoteras y otras, permiten el avistamiento de la fauna marina, a solo escasos metros del arrecife coralino. Tal es el caso de Akumal, declarada Área de Refugio para la protección de Especies Marinas.

Esta playa se ubica a 37 kilómetros del centro de Playa del Carmen y es una importante zona de desove y anidación de tortugas verde y caguama. Durante mucho tiempo, el acceso fue únicamente por vía marítima, permitiendo que estas especies de quelonios hicieran de su fondo marino, un hogar seguro para desarrollarse. Por lo tanto, cuando te sumerges en el agua, puedes ver tortugas jóvenes y viejas comiendo del pasto marino, a muy poca distancia de la orilla de la playa.

El goce del espectáculo natural está regulado desde el 2017, para evitar la depredación de su hábitat; debes entrar al mar en compañía de un guía certificado y en un grupo máximo de seis personas. El uso de aletas cortas, visor y chaleco de flotación es obligatorio y solo podrás permanecer cinco minutos en el área donde pastan las tortugas. Todo momento debes mantener una distancia de tres metros con los ejemplares y si alguna pasa cerca de ti, no intentes tocarla, perseguirla o retenerla, pues los guías te pedirán que salgas del mar.

Toma en cuenta que cada año, la actividad se suspende en septiembre para proteger el cortejo y apareamiento de las tortugas. El resto de los meses, los avistamientos se hacen de martes a domingo, en un horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
cenefas
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación