Regresar

Cobá

Quintana Roo

En las profundidades de la selva de Quintana Roo permanece una antigua ciudad maya en perfecto estado: Cobá, el asentamiento prehispánico más grande de la península de Yucatán, que, debido a su importancia, solo puede ser comparado con Chichén Itzá. Aunque se calcula que su extensión es de 70 kilómetros cuadrados, sólo 5 % de sus estructuras han sido descubiertas.

Esta urbe se conectaba con otras poblaciones a través de una red de 45 largas calzadas de piedra blanca llamadas “sacbes”, éstas resplandecían naturalmente en la inmensidad de la selva. Precisamente, gracias a estos antiguos caminos es como se conocen sus estructuras, dado que algunas están separadas por más de dos kilómetros, se rentan bicicletas para rodar por toda la zona arqueológica y para los menos hábiles, hay triciclos con chofer incluido.

El edificio que se roba las miradas es la pirámide Nohoch Mul, sus 42 metros de altura la convierten en la más alta de la península. Es la única estructura en la zona arqueológica de Cobá que puede ser ascendida, después de conquistar una escalinata empinada.

Como ayuda, existe una cuerda para que los visitantes se sostengan. Una vez que llegan a la cima, se impresionan al ver una alfombra de espesa vegetación que hace imaginar cuán antigua es esta ciudad y cómo ha sido devorada por la naturaleza.

Otras estructuras importantes son el juego de pelota, el Templo de los Frescos y varias estelas, entre ellas la número 1, la cual menciona el 2012 que se interpretaba hace algunos años como el comienzo de una nueva era. Todos los vestigios están agrupados por zonas: Cobá, Nohoch Mul, Grupo de las Pinturas, Macanxoc y El Observatorio.

Para complementar la experiencia, muy cerca de la zona arqueológica se encuentra la Eco-aldea Pac-Chen para aprender sobre los usos y costumbres de la etnia maya y unos cuantos cenotes para zambullirse en el “inframundo”.

Cobá llegó a ser habitada por 50 mil personas. Los primeros asentamientos humanos registrados se dan entre los años 100 a.C. y 300 d.C. Su nombre significa “Agua abundante” o “Agua turbia”, refiriéndose a los cinco lagos que abastecieron la metrópoli maya.

¿Cómo llegar a Cobá? La zona arqueológica es accesible en transporte público, autobús o auto particular desde Tulum, Cancún y Playa del Carmen.
En las profundidades de la selva de Quintana Roo permanece una antigua ciudad maya en perfecto estado: Cobá, el asentamiento prehispánico más grande de la península de Yucatán, que, debido a su importancia, solo puede ser comparado con Chichén Itzá. Aunque se calcula que su extensión es de 70 kilómetros cuadrados, sólo 5 % de sus estructuras han sido descubiertas.

Ver más información


Esta urbe se conectaba con otras poblaciones a través de una red de 45 largas calzadas de piedra blanca llamadas “sacbes”, éstas resplandecían naturalmente en la inmensidad de la selva. Precisamente, gracias a estos antiguos caminos es como se conocen sus estructuras, dado que algunas están separadas por más de dos kilómetros, se rentan bicicletas para rodar por toda la zona arqueológica y para los menos hábiles, hay triciclos con chofer incluido.

El edificio que se roba las miradas es la pirámide Nohoch Mul, sus 42 metros de altura la convierten en la más alta de la península. Es la única estructura en la zona arqueológica de Cobá que puede ser ascendida, después de conquistar una escalinata empinada.

Como ayuda, existe una cuerda para que los visitantes se sostengan. Una vez que llegan a la cima, se impresionan al ver una alfombra de espesa vegetación que hace imaginar cuán antigua es esta ciudad y cómo ha sido devorada por la naturaleza.

Otras estructuras importantes son el juego de pelota, el Templo de los Frescos y varias estelas, entre ellas la número 1, la cual menciona el 2012 que se interpretaba hace algunos años como el comienzo de una nueva era. Todos los vestigios están agrupados por zonas: Cobá, Nohoch Mul, Grupo de las Pinturas, Macanxoc y El Observatorio.

Para complementar la experiencia, muy cerca de la zona arqueológica se encuentra la Eco-aldea Pac-Chen para aprender sobre los usos y costumbres de la etnia maya y unos cuantos cenotes para zambullirse en el “inframundo”.

Cobá llegó a ser habitada por 50 mil personas. Los primeros asentamientos humanos registrados se dan entre los años 100 a.C. y 300 d.C. Su nombre significa “Agua abundante” o “Agua turbia”, refiriéndose a los cinco lagos que abastecieron la metrópoli maya.

Ver menos

Atractivos turísticos de Cobá
Mapa de Cobá
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave