Regresar

San Joaquín

Querétaro

La tradición minera de la zona donde se asienta San Joaquín tiene su origen en tiempos prehispánicos, cuando las antiguas civilizaciones que habitaron lo que actualmente se conoce como zonas arqueológicas de Ranas y Toluquilla extraían y comerciaban el cinabrio o granate (un tipo de sulfuro de mercurio) que se utilizaba ampliamente en la época con fines decorativos.

Más tarde, con la colonización española esta explotación continuó, pero fue entre las décadas de 1950 y 1970 que San Joaquín alcanzó su esplendor, durante la llamada “fiebre del mercurio”, cuando llegaron a abrirse más de 100 minas en la región.

Enclavado en la Sierra Gorda queretana, a 135 kilómetros de Querétaro capital, San Joaquín es un lugar pintoresco y colorido, que forma parte del programa de Pueblos Mágicos desde 2015.

El punto focal del pueblo es la parroquia cuyo atrio se confunde con la plaza principal, donde pequeños grupos de escaleras salvan los desniveles del terreno, dándole movimiento y encanto al conjunto. A un lado de la plaza destaca el Palacio Municipal, mientras en la Biblioteca Municipal se puede visitar el Museo Arqueológico y Minero del pueblo. La glorieta de la Piedra Redonda, por su parte, es un monumento hecho con una mole circular que se utilizaba para triturar los minerales.

Pero más allá de sus rincones tranquilos y de los estupendos paisajes que rodean al pueblo, San Joaquín se caracteriza por la danza, ya que es reconocido como Capital del Huapango, pues cada año en el mes de abril se celebra allí el Concurso Nacional del Huapango Huasteco, donde participan alrededor de 500 parejas de bailarines de distintas partes del país.
La tradición minera de la zona donde se asienta San Joaquín tiene su origen en tiempos prehispánicos, cuando las antiguas civilizaciones que habitaron lo que actualmente se conoce como zonas arqueológicas de Ranas y Toluquilla extraían y comerciaban el cinabrio o granate (un tipo de sulfuro de mercurio) que se utilizaba ampliamente en la época con fines decorativos.

Ver más información


Más tarde, con la colonización española esta explotación continuó, pero fue entre las décadas de 1950 y 1970 que San Joaquín alcanzó su esplendor, durante la llamada “fiebre del mercurio”, cuando llegaron a abrirse más de 100 minas en la región.

Enclavado en la Sierra Gorda queretana, a 135 kilómetros de Querétaro capital, San Joaquín es un lugar pintoresco y colorido, que forma parte del programa de Pueblos Mágicos desde 2015.

El punto focal del pueblo es la parroquia cuyo atrio se confunde con la plaza principal, donde pequeños grupos de escaleras salvan los desniveles del terreno, dándole movimiento y encanto al conjunto. A un lado de la plaza destaca el Palacio Municipal, mientras en la Biblioteca Municipal se puede visitar el Museo Arqueológico y Minero del pueblo. La glorieta de la Piedra Redonda, por su parte, es un monumento hecho con una mole circular que se utilizaba para triturar los minerales.

Ver menos

Atractivos turísticos de San Joaquín
Mapa de San Joaquín
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave