Acueducto de Querétaro

Querétaro

Los arcos con fuente de vida

Un símbolo innegable de que has llegado a la ciudad de Querétaro es su Acueducto, también conocido como Los Arcos. Esta construcción que data de 1726 se ubica justo a un costado del centro histórico de la ciudad.

La longitud total del acueducto es de 1,280 metros divididos en 74 arcos originales y uno agregado tiempo después por el ingeniero Salvador Álvarez. Su punto más alto es de 28 metros.

Su construcción se debe a una solicitud por parte de las monjas capuchinas al entonces Marques de la Villa del Villar del Águila, Juan Antonio de Urrutia y Arana, quienes deseaban que llegara agua limpia a la ciudad. La primera piedra se erigió en 1726, sin embargo, no fue hasta 1738 cuando el acueducto llevó agua potable a la Virgen del Pilar, ubicada en la plazuela de la Cruz.

No te pierdas de una caminata nocturna por Los Arcos para observar su peculiar iluminación.

Los arcos con fuente de vida

Ver más información



Un símbolo innegable de que has llegado a la ciudad de Querétaro es su Acueducto, también conocido como Los Arcos. Esta construcción que data de 1726 se ubica justo a un costado del centro histórico de la ciudad.

La longitud total del acueducto es de 1,280 metros divididos en 74 arcos originales y uno agregado tiempo después por el ingeniero Salvador Álvarez. Su punto más alto es de 28 metros.

Su construcción se debe a una solicitud por parte de las monjas capuchinas al entonces Marques de la Villa del Villar del Águila, Juan Antonio de Urrutia y Arana, quienes deseaban que llegara agua limpia a la ciudad. La primera piedra se erigió en 1726, sin embargo, no fue hasta 1738 cuando el acueducto llevó agua potable a la Virgen del Pilar, ubicada en la plazuela de la Cruz.

No te pierdas de una caminata nocturna por Los Arcos para observar su peculiar iluminación.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
cenefas
Los expertos dicen
cenefas
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación