Palacio Municipal

Tehuacán

Este edificio construido a inicios del siglo XIX, fue conocido como “La casa de los altos”, pues en aquella época era el único inmueble de dos pisos en toda la ciudad de Tehuacán y propiedad de don José Domingo Rodríguez de Apresa.

Pero el gusto le duró poco al propietario, ya que años después la casa fue embargada tras descubrirse que había sido adquirida con diezmos cobrados por él mismo y pasó al poder de la iglesia. El clero la destinó a los franciscanos pero decidieron no ocuparla, años más tarde se ofertó al gobierno, el cual no pudo pagarla y continuó en el abandono.

Tiempo después, el ayuntamiento remató su antigua sede –eso era posible gracias a la Ley Lerdo– y con esos fondos pudo restaurar la Casa de los Altos, devolviéndole la vida, cambiándole el nombre y convirtiéndola en el Palacio Municipal.

Al interior del edificio morisco se resguarda un mural que cuenta la historia del pueblo nombrado “Tehuacán y sus cinco regiones”, el cual deberás mirar arriba para poder apreciar en su totalidad, pues se encuentra pintado en el techo y las partes altas de los arcos.

Además de éste, encontrarás otro que homenajea a los personajes más representativos en Tehuacán y lleva por título “Un mundo nuevo”.

Algo que no podía faltar es el sello del presidente Porfirio Díaz, que aunque llegó muchos años después, regaló al edificio un reloj que verás en la fachada del palacio.
Este edificio construido a inicios del siglo XIX, fue conocido como “La casa de los altos”, pues en aquella época era el único inmueble de dos pisos en toda la ciudad de Tehuacán y propiedad de don José Domingo Rodríguez de Apresa.

Ver más información



Pero el gusto le duró poco al propietario, ya que años después la casa fue embargada tras descubrirse que había sido adquirida con diezmos cobrados por él mismo y pasó al poder de la iglesia. El clero la destinó a los franciscanos pero decidieron no ocuparla, años más tarde se ofertó al gobierno, el cual no pudo pagarla y continuó en el abandono.

Tiempo después, el ayuntamiento remató su antigua sede –eso era posible gracias a la Ley Lerdo– y con esos fondos pudo restaurar la Casa de los Altos, devolviéndole la vida, cambiándole el nombre y convirtiéndola en el Palacio Municipal.

Al interior del edificio morisco se resguarda un mural que cuenta la historia del pueblo nombrado “Tehuacán y sus cinco regiones”, el cual deberás mirar arriba para poder apreciar en su totalidad, pues se encuentra pintado en el techo y las partes altas de los arcos.

Además de éste, encontrarás otro que homenajea a los personajes más representativos en Tehuacán y lleva por título “Un mundo nuevo”.

Algo que no podía faltar es el sello del presidente Porfirio Díaz, que aunque llegó muchos años después, regaló al edificio un reloj que verás en la fachada del palacio.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
cenefas
Los expertos dicen
cenefas
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación