Regresar

Señor de las Vidrieras

Teposcolula

Si quieres conocer de cerca el espíritu de Teposcolula, tienes que acudir durante las fiestas del Señor de las Vidrieras que se realizan durante los últimos días de febrero y los primeros días de marzo.

Durante las fechas de fiesta verás las auténticas calendas y los infaltables desfiles con vistosos trajes típicos portados por hombres y mujeres mixtecos. La música y el baile no se detienen, mientras el ambiente huele a flores y chocolate.

Si quieres adquirir alguna artesanía de palma, es el momento ideal, pues muchos de sus creadores ofrecen diseños realizados específicamente para las fiestas y durante la verbena se vive una exhibición constante de lo mejor de Teposcolula.

La gastronomía, juega un protagonismo que se saborea desde la vista. En las fiestas, el mole negro, los chiles rellenos y el chocholuco –que merece mención aparte– inundan las casas y calles con su exquisita presencia.

A propósito del chocholuco, es un plato representativo del pueblo de Teposcolula, se trata de un tamal envuelto en hoja de milpa tierna, el cual elaboran con masa de tortilla y se acompaña con carne de res, de cerdo o pollo y, por supuesto, del delicioso mole negro oaxaqueño.

Otro gran plus es que si no has tenido oportunidad de acudir durante la Guelaguetza en la capital de Oaxaca, durante las festividades en honor al Señor de las Vidrieras puedes disfrutar de una demostración de lo que se vive durante la gran fiesta, ésta generalmente se realiza en la Capilla Abierta.

A la fiesta es común que se sume la participación de la Banda Filarmónica de San Pedro y San Pablo Teposcolula. La música te erizará la piel con su cadencia nostálgica y poderosa al mismo tiempo.
Si quieres conocer de cerca el espíritu de Teposcolula, tienes que acudir durante las fiestas del Señor de las Vidrieras que se realizan durante los últimos días de febrero y los primeros días de marzo.

Ver más información


Durante las fechas de fiesta verás las auténticas calendas y los infaltables desfiles con vistosos trajes típicos portados por hombres y mujeres mixtecos. La música y el baile no se detienen, mientras el ambiente huele a flores y chocolate.

Si quieres adquirir alguna artesanía de palma, es el momento ideal, pues muchos de sus creadores ofrecen diseños realizados específicamente para las fiestas y durante la verbena se vive una exhibición constante de lo mejor de Teposcolula.

La gastronomía, juega un protagonismo que se saborea desde la vista. En las fiestas, el mole negro, los chiles rellenos y el chocholuco –que merece mención aparte– inundan las casas y calles con su exquisita presencia.

A propósito del chocholuco, es un plato representativo del pueblo de Teposcolula, se trata de un tamal envuelto en hoja de milpa tierna, el cual elaboran con masa de tortilla y se acompaña con carne de res, de cerdo o pollo y, por supuesto, del delicioso mole negro oaxaqueño.

Otro gran plus es que si no has tenido oportunidad de acudir durante la Guelaguetza en la capital de Oaxaca, durante las festividades en honor al Señor de las Vidrieras puedes disfrutar de una demostración de lo que se vive durante la gran fiesta, ésta generalmente se realiza en la Capilla Abierta.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave