Mercados

Oaxaca

Parte neurálgica de la gastronomía oaxaqueña, los mercados de la capital del estado han cobrado auge entre los viajeros que buscan probar platillos típicos de la región y comprar artesanías locales.

Comienza tu recorrido en el Mercado 20 de noviembre, en el que encontrarás dos áreas: la zona de productos en general y la de comida. Recorrer sus pasillos pondrá alerta todos tus sentidos con vibrantes colores, texturas y olores que te abrirán el apetito.

En el área de comida se ubican distintos comedores donde puedes degustar moles, sopas, caldos, chocolate con leche y hasta chapulines. Todo con precios muy accesibles y acompañado de música en vivo. Sin embargo, existe un área que se ha ganado el reconocimiento de expertos gastronómicos, estamos hablando del Pasillo de Humo como se le conoce al pasillo de las carnes asadas.

La operación del pasillo de humo es peculiar, pues a la entrada te darán una charola con chiles y cebollas. Con ella, deberás dirigirte hacia el local de carnes de tu elección donde dejarás tu charola para que asen tus verduras junto con la carne al carbón.

Debes estar atento, a tu alrededor pasarán personas ofreciéndote, tortillas tlayudas, chocolate, verdura, limones y todo aquello con que puedas acompañar tu carne.

No te vayas sin visitar el Mercado Benito Juárez, otro de los más representativos de la ciudad. En él podrás encontrar una gran variedad de artículos tanto artesanales (joyería, textiles, cerámica y cestería), así como alimentos de la región, entre los que destacan el queso y los chapulines.

Vale mencionar que en ambos mercados es posible adquirir los tradicionales alebrijes, pequeñas figuras que simulan animales con colores muy vibrantes salidos de los sueños e imaginación de los artesanos.

Parte neurálgica de la gastronomía oaxaqueña, los mercados de la capital del estado han cobrado auge entre los viajeros que buscan probar platillos típicos de la región y comprar artesanías locales.

Ver más información



Comienza tu recorrido en el Mercado 20 de noviembre, en el que encontrarás dos áreas: la zona de productos en general y la de comida. Recorrer sus pasillos pondrá alerta todos tus sentidos con vibrantes colores, texturas y olores que te abrirán el apetito.

En el área de comida se ubican distintos comedores donde puedes degustar moles, sopas, caldos, chocolate con leche y hasta chapulines. Todo con precios muy accesibles y acompañado de música en vivo. Sin embargo, existe un área que se ha ganado el reconocimiento de expertos gastronómicos, estamos hablando del Pasillo de Humo como se le conoce al pasillo de las carnes asadas.

La operación del pasillo de humo es peculiar, pues a la entrada te darán una charola con chiles y cebollas. Con ella, deberás dirigirte hacia el local de carnes de tu elección donde dejarás tu charola para que asen tus verduras junto con la carne al carbón.

Debes estar atento, a tu alrededor pasarán personas ofreciéndote, tortillas tlayudas, chocolate, verdura, limones y todo aquello con que puedas acompañar tu carne.

No te vayas sin visitar el Mercado Benito Juárez, otro de los más representativos de la ciudad. En él podrás encontrar una gran variedad de artículos tanto artesanales (joyería, textiles, cerámica y cestería), así como alimentos de la región, entre los que destacan el queso y los chapulines.

Vale mencionar que en ambos mercados es posible adquirir los tradicionales alebrijes, pequeñas figuras que simulan animales con colores muy vibrantes salidos de los sueños e imaginación de los artesanos.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave