Regresar

Cerro de la Adoración

Huautla de Jiménez

Muy cerca del Museo Casa de María Sabina se encuentra el acceso a este cerro, también llamado Morada del Guardián de los Cerros, uno de los lugares de mayor tradición ya que es considerado como un sitio sagrado por sus pobladores, sobre todo por los chamanes mazatlecas que suelen subir una vez al año ataviados con sus vestimentas típicas para realizar rituales especiales que los ayuden a adquirir la energía necesaria para sus limpias, así como pedirle al Dios del Cerro, que dé paz, armonía, tranquilidad y fertilidad a las tierras de Huautla.

Para lograr la protección, los curanderos traen a la cima varios regalos y ofrendas como huevos, velas o cacao. Además, era el territorio donde María Sabina venía a buscar los hongos que utilizaba, principalmente en época de lluvias.

La mejor opción para visitarlo es con un guía, quien seguramente te contará todas las leyendas que rodean a este místico lugar. Si vas en verano, existe una gran posibilidad de que encuentres hongos en sus faldas, en cambio el resto del año hay otro tipo de plantas comestibles como el anís.

El sitio es perfecto para tomar fotos, no solo por lo que representa para sus habitantes, sino también por sus hermosos paisajes que lo hacen perfecto para practicar senderismo, recorrerlo a caballo o incluso acampar.

Muy cerca del Museo Casa de María Sabina se encuentra el acceso a este cerro, también llamado Morada del Guardián de los Cerros, uno de los lugares de mayor tradición ya que es considerado como un sitio sagrado por sus pobladores, sobre todo por los chamanes mazatlecas que suelen subir una vez al año ataviados con sus vestimentas típicas para realizar rituales especiales que los ayuden a adquirir la energía necesaria para sus limpias, así como pedirle al Dios del Cerro, que dé paz, armonía, tranquilidad y fertilidad a las tierras de Huautla.

Ver más información


Para lograr la protección, los curanderos traen a la cima varios regalos y ofrendas como huevos, velas o cacao. Además, era el territorio donde María Sabina venía a buscar los hongos que utilizaba, principalmente en época de lluvias.

La mejor opción para visitarlo es con un guía, quien seguramente te contará todas las leyendas que rodean a este místico lugar. Si vas en verano, existe una gran posibilidad de que encuentres hongos en sus faldas, en cambio el resto del año hay otro tipo de plantas comestibles como el anís.

El sitio es perfecto para tomar fotos, no solo por lo que representa para sus habitantes, sino también por sus hermosos paisajes que lo hacen perfecto para practicar senderismo, recorrerlo a caballo o incluso acampar.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave