Regresar

Cañonismo

Santiago

El Parque Nacional Cumbres de Monterrey es sinónimo de cañonismo en México, una actividad turística, recreativa y deportiva. En torno al Pueblo Mágico de Santiago hay al menos cinco puntos donde practicarlo, de preferencia con equipo apropiado y guías experimentados.

La actividad se desarrolla en un cañón, de ahí su nombre, por el que se avanza (en ocasiones sin opción de dar marcha atrás) saltando o deslizándose por saltos de agua, bajando en rapel, caminando por arroyos, metiéndose en cuevas y enfrentando toda clase de desafíos.

Existen muchas opciones y rutas: cañonismo seco o húmedo, diferentes grados de dificultad, lugares como Matacanes, Hidrofobia, El Laberinto, El Salto o Chipitín.

Los expertos aseguran que la ruta de Matacanes, que se recorre en unas diez horas, es la más completa porque incluye todos los desafíos del cañonismo: toboganes, cascadas por las que se desciende a rapel, pozas en las que se debe nadar, caminata, saltos al agua (el más alto obligatorio es de cuatro metros de alto), cavernas y hasta un río subterráneo.

Aunque Hidrofobia no se queda atrás y también califica entre los recorridos favoritos de los amantes del cañonismo. Ubicado en Potrero Redondo, incluye una caminata a la cascada Chipitín, de 75 metros de alto, toboganes naturales, un salto de 15 metros en una cascada, nado en canales de aguas cristalinas y sorpresas inesperadas.

Pero quienes prefieran empezar con algo más suave, pueden optar por El Laberinto, donde se practica el cañonismo seco apto para toda la familia, que incluye rapel y tirolesa. Esta excursión se puede complementar con una visita a El Salto, que incluye una caminata por el Cañón de San Cristóbal para llegar a un hoyo de 80 metros de profundidad que se desciende a rapel (o caminando los que no se animen).
El Parque Nacional Cumbres de Monterrey es sinónimo de cañonismo en México, una actividad turística, recreativa y deportiva. En torno al Pueblo Mágico de Santiago hay al menos cinco puntos donde practicarlo, de preferencia con equipo apropiado y guías experimentados.

Ver más información


La actividad se desarrolla en un cañón, de ahí su nombre, por el que se avanza (en ocasiones sin opción de dar marcha atrás) saltando o deslizándose por saltos de agua, bajando en rapel, caminando por arroyos, metiéndose en cuevas y enfrentando toda clase de desafíos.

Existen muchas opciones y rutas: cañonismo seco o húmedo, diferentes grados de dificultad, lugares como Matacanes, Hidrofobia, El Laberinto, El Salto o Chipitín.

Los expertos aseguran que la ruta de Matacanes, que se recorre en unas diez horas, es la más completa porque incluye todos los desafíos del cañonismo: toboganes, cascadas por las que se desciende a rapel, pozas en las que se debe nadar, caminata, saltos al agua (el más alto obligatorio es de cuatro metros de alto), cavernas y hasta un río subterráneo.

Aunque Hidrofobia no se queda atrás y también califica entre los recorridos favoritos de los amantes del cañonismo. Ubicado en Potrero Redondo, incluye una caminata a la cascada Chipitín, de 75 metros de alto, toboganes naturales, un salto de 15 metros en una cascada, nado en canales de aguas cristalinas y sorpresas inesperadas.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave