Zona Arqueológica “El Tlatoani”

Tlayacapan

Conoce la historia de Tlayacapan
Si eres amante de la adrenalina y aventura no debes dejar pasar la oportunidad de explorar una de las peñas que vigila sigilosamente el Pueblo Mágico de Tlayacapan, donde encontrarás uno de sus secretos mejor guardados: vestigios de un asentamiento humano que tuvo su mayor auge en el Posclásico Temprano, llamado El Tlatoani.

Para llegar a la zona más alta de esta montaña de origen volcánico, deberás ir preparado con calzado cómodo para enfrentar subidas que te retarán. Abrirte paso por la extensa vegetación de los senderos para llegar hasta El Tlatoani te llevará a observar algunas maravillas naturales como algunas cascadas de ocasión que se hacen presentes en temporada de lluvias.

En tu recorrido te encontrarás con una cueva baja y estrecha, tan baja que deberás recorrerla prácticamente hincado para encontrarte de frente con una escalinata prehispánica.

Lo mejor para terminar el día
La recompensa: descubrir un templo que se cree fue erigido para adorar a Tláloc, dios de la lluvia. Ahí, se hallaron evidencias de rituales que se realizaban para agradar a deidades vinculadas al agua y la fertilidad. Entre los artículos encontrados están restos de vasijas y una serie de petrograbados localizados bajo algunas terrazas expuestas a los visitantes.

Lo mejor de todo es que sí, serás casi un arqueólogo amateur, pues son pocos los que conocen este recorrido y se atreven a realizarlo, por lo que si eliges este tour, los guías te llevarán a espacios donde todavía hay arqueólogos realizando labores de investigación.

Para finalizar el día y descansar de la actividad física extenuante que implica subir al cerro del Tlatoani, te recomendamos ir a las aguas termales de la Casa Tonantzin y disfrutar de un baño de Temazcal.
 
 
Conoce la historia de Tlayacapan

Ver más información


Si eres amante de la adrenalina y aventura no debes dejar pasar la oportunidad de explorar una de las peñas que vigila sigilosamente el Pueblo Mágico de Tlayacapan, donde encontrarás uno de sus secretos mejor guardados: vestigios de un asentamiento humano que tuvo su mayor auge en el Posclásico Temprano, llamado El Tlatoani.

Para llegar a la zona más alta de esta montaña de origen volcánico, deberás ir preparado con calzado cómodo para enfrentar subidas que te retarán. Abrirte paso por la extensa vegetación de los senderos para llegar hasta El Tlatoani te llevará a observar algunas maravillas naturales como algunas cascadas de ocasión que se hacen presentes en temporada de lluvias.

En tu recorrido te encontrarás con una cueva baja y estrecha, tan baja que deberás recorrerla prácticamente hincado para encontrarte de frente con una escalinata prehispánica.

Lo mejor para terminar el día
La recompensa: descubrir un templo que se cree fue erigido para adorar a Tláloc, dios de la lluvia. Ahí, se hallaron evidencias de rituales que se realizaban para agradar a deidades vinculadas al agua y la fertilidad. Entre los artículos encontrados están restos de vasijas y una serie de petrograbados localizados bajo algunas terrazas expuestas a los visitantes.

Lo mejor de todo es que sí, serás casi un arqueólogo amateur, pues son pocos los que conocen este recorrido y se atreven a realizarlo, por lo que si eliges este tour, los guías te llevarán a espacios donde todavía hay arqueólogos realizando labores de investigación.

Para finalizar el día y descansar de la actividad física extenuante que implica subir al cerro del Tlatoani, te recomendamos ir a las aguas termales de la Casa Tonantzin y disfrutar de un baño de Temazcal.
 
 

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
cenefas
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación