Regresar

Zona arqueológica de Xochicalco

Tequesquitengo

Declarada Patrimonio de la Humanidad, la zona arqueológica de Xochicalco fue un antiguo centro ceremonial y ciudad fortificada que tuvo su apogeo entre los años 650 y 900 de nuestra era, justo entre la caída de Teotihuacán y el surgimiento de Tula.

Sobre las colinas que conforman el sitio arqueológico, resaltan dos grandes basamentos. El primero se le conoce como la pirámide de la Serpiente Emplumada, decorada con profusos altos relieves en sus costados. Se trata de ocho serpientes que simbolizan al dios Quetzalcóatl, acompañadas de caracoles y glifos calendáricos. La segunda pirámide lleva el nombre de Gemelos, por su similitud con la primera, en forma y tamaño, pero sin elementos decorativos. Muestra algunos restos de pintura mural.

Acompañando a estos basamentos, también se admira un juego de pelota, cuartos residenciales y un conjunto de temazcales. Otra construcción principal es el observatorio astronómico, levantado sobre el techo de una gruta, para estudiar las estrellas y medir el paso del sol. El espacio es frecuentado durante el equinoccio de primavera, para ver cómo la luz del astro rey se cuela por una chimenea de la caverna, ilumina el interior y forman un hexágono.

La zona arqueológica de Xochicalco se ubica a 32 minutos de Tequesquitengo, sobre la carretera federal Xochicalco-Tetlama.

Declarada Patrimonio de la Humanidad, la zona arqueológica de Xochicalco fue un antiguo centro ceremonial y ciudad fortificada que tuvo su apogeo entre los años 650 y 900 de nuestra era, justo entre la caída de Teotihuacán y el surgimiento de Tula.

Ver más información


Sobre las colinas que conforman el sitio arqueológico, resaltan dos grandes basamentos. El primero se le conoce como la pirámide de la Serpiente Emplumada, decorada con profusos altos relieves en sus costados. Se trata de ocho serpientes que simbolizan al dios Quetzalcóatl, acompañadas de caracoles y glifos calendáricos. La segunda pirámide lleva el nombre de Gemelos, por su similitud con la primera, en forma y tamaño, pero sin elementos decorativos. Muestra algunos restos de pintura mural.

Acompañando a estos basamentos, también se admira un juego de pelota, cuartos residenciales y un conjunto de temazcales. Otra construcción principal es el observatorio astronómico, levantado sobre el techo de una gruta, para estudiar las estrellas y medir el paso del sol. El espacio es frecuentado durante el equinoccio de primavera, para ver cómo la luz del astro rey se cuela por una chimenea de la caverna, ilumina el interior y forman un hexágono.

La zona arqueológica de Xochicalco se ubica a 32 minutos de Tequesquitengo, sobre la carretera federal Xochicalco-Tetlama.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave