Jardín Borda

Cuernavaca

Tras hacerse inmensamente rico con la extracción de plata de las minas de Taxco, José de la Borda encargó una casa de reposo en Cuernavaca con su propia iglesia, rodeada de un precioso jardín tropical, este gran aficionado de la botánica plantó una enorme variedad de especies.

Con el paso de los años, el recinto fue también residencia de descanso del emperador Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota. El lugar es hoy un espacio abierto al público, por demás encantador, con un hermoso estanque y varias fuentes.

En su llamada Sección Juárez se encuentra el Museo Jardín Borda que cuenta con una colección de muebles, vestidos y documentos del siglo XVIII. Los jardines son el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la vegetación. Como dato curioso, allí fueron sembrados los primeros árboles de mango de la Nueva España.

Tras hacerse inmensamente rico con la extracción de plata de las minas de Taxco, José de la Borda encargó una casa de reposo en Cuernavaca con su propia iglesia, rodeada de un precioso jardín tropical, este gran aficionado de la botánica plantó una enorme variedad de especies.

Ver más información



Con el paso de los años, el recinto fue también residencia de descanso del emperador Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota. El lugar es hoy un espacio abierto al público, por demás encantador, con un hermoso estanque y varias fuentes.

En su llamada Sección Juárez se encuentra el Museo Jardín Borda que cuenta con una colección de muebles, vestidos y documentos del siglo XVIII. Los jardines son el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la vegetación. Como dato curioso, allí fueron sembrados los primeros árboles de mango de la Nueva España.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave