Catedral de Morelia

Morelia

Esta es la joya de la corona arquitectónica de la ciudad de Morelia, de hecho es su edificación emblemática por excelencia. Y es que esta impresionante catedral no puede pasarse por alto, más cuando observas detenidamente las torres que la rodean, unas de las más altas en el país con sus 66.8 metros coronadas por una cruz de hierro que pueden verse desde casi cada rincón de la capital michoacana.

De estilo barroco, su construcción inició en 1660 bajo la visión del arquitecto italiano Vicencia Barroso de Escaloya y se concluyó en 1744, por lo que a lo largo de 84 años la idea del diseño original se fue nutriendo de eclécticos estilos.

Una vez dentro, encontrarás bajo la cúpula del altar mayor, uno de sus tesoros más destacados: su altar principal, también conocido como el Manifestador, con una altura de 3.2 metros labrado en oro y plata, es el único que permanece casi intacto desde su elaboración en el siglo XVIII en toda la nación.

Pero la hermosura de la catedral de Morelia no es solo externa, pues también es el hogar del órgano tubular “San Gregorio Magno” que fue fabricado en Alemania en el siglo XX. Es el segundo de su tipo más grande en el país. Este bello instrumento de estilo churrigueresco está conformado por 4,600 flautas que lo dotan de un sonido muy especial y de calidad extraordinaria única en México.

No dejes de visitar la catedral los sábados por la noche, pues pareciera cobrar vida con el espectáculo de iluminación, sonido y fuegos pirotécnicos que organiza el ayuntamiento.

Esta es la joya de la corona arquitectónica de la ciudad de Morelia, de hecho es su edificación emblemática por excelencia. Y es que esta impresionante catedral no puede pasarse por alto, más cuando observas detenidamente las torres que la rodean, unas de las más altas en el país con sus 66.8 metros coronadas por una cruz de hierro que pueden verse desde casi cada rincón de la capital michoacana.

Ver más información



De estilo barroco, su construcción inició en 1660 bajo la visión del arquitecto italiano Vicencia Barroso de Escaloya y se concluyó en 1744, por lo que a lo largo de 84 años la idea del diseño original se fue nutriendo de eclécticos estilos.

Una vez dentro, encontrarás bajo la cúpula del altar mayor, uno de sus tesoros más destacados: su altar principal, también conocido como el Manifestador, con una altura de 3.2 metros labrado en oro y plata, es el único que permanece casi intacto desde su elaboración en el siglo XVIII en toda la nación.

Pero la hermosura de la catedral de Morelia no es solo externa, pues también es el hogar del órgano tubular “San Gregorio Magno” que fue fabricado en Alemania en el siglo XX. Es el segundo de su tipo más grande en el país. Este bello instrumento de estilo churrigueresco está conformado por 4,600 flautas que lo dotan de un sonido muy especial y de calidad extraordinaria única en México.

No dejes de visitar la catedral los sábados por la noche, pues pareciera cobrar vida con el espectáculo de iluminación, sonido y fuegos pirotécnicos que organiza el ayuntamiento.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
cenefas
Los expertos dicen
cenefas
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación