Regresar

Tlaquepaque

Jalisco

San Pedro Tlaquepaque significa “Sobre las Lomas de Barro”, este Pueblo Mágico se ubica a 15 minutos de la ciudad de Guadalajara. Su tradición alfarera con arcillas y escultura en bronce han sido el semillero de grandes maestros artesanos. Eso no es todo, también se le considera la meca del mariachi y un pueblo de calles serenas que te invitan a pasar más de una noche en sus hoteles boutique y pintorescas casonas coloniales.

Es fácil responder la pregunta ¿qué hacer en Tlaquepaque? Nadie resiste la tentación de explorar su adoquinado andador Independencia: el color de las fachadas, el aroma que desprenden los naranjos y el ambiente rústico, confirman que este sí es un Pueblo Mágico.

Aquí se concentran más de 200 talleres artesanales y galerías de arte. Basta con entrar a un local para maravillarse con las técnicas que dominan los artistas; se les ve moldeando barro, pintando cerámica con pincel, tallando madera o creando jarrones en cera.

Para hacer compras inteligentes de artesanías hay recorridos guiados como los de GDL Tours, donde se visita la galería de Sergio Bustamante, quien se ha distinguido por sus esculturas con rostros sonrientes y circulares.

Tlaquepaque se distingue por ser un destino inclusivo, ya que el Centro Cultural El Refugio organiza caminatas para personas invidentes, así, nadie pierde la oportunidad de conocer el Pueblo Mágico.

Sobre el mismo andador Independencia se llega al Museo Regional de la Cerámica de Tlaquepaque, dentro de una casona del siglo XVII con patios adornados de fresnos. A unos cuantos pasos se llega al jardín Hidalgo, el corazón de Tlaquepaque y un buen sitio para descansar después de una larga caminata.

Después de recuperar fuerzas con una nieve raspada, se puede continuar hacia el Museo del Premio Nacional de la Cerámica Pantaléon Panduro, en la calle Prisciliano Sánchez. El nombre ya dice de qué va su colección, se exhiben siete categorías de cerámica premiadas por más de 39 años: cerámica contemporánea, alfarería vidriada sin plomo, cerámica tradicional, escultura en cerámica, cerámica en miniatura, cerámica navideña y figura en arcilla.

Quien va a Tlaquepaque y no visita El Parián, en la calle Juárez, significa perderse uno de los sitios más emblemáticos. Se trata de una antigua construcción con 19 restaurantes-cantinas, para comer un buen pozole, birria, mole o chiles en nogada, sin importar si es temporada.

Por último, hay que visitar el santuario de Nuestra Señora de la Soledad y la Parroquia de San Pedro. Sus fachadas son una amalgama de estilos, desde el neoclásico, pasando por el bizantino y romano, hasta el barroco. Con autorización, se puede caminar sobre sus techos.
San Pedro Tlaquepaque significa “Sobre las Lomas de Barro”, este Pueblo Mágico se ubica a 15 minutos de la ciudad de Guadalajara. Su tradición alfarera con arcillas y escultura en bronce han sido el semillero de grandes maestros artesanos. Eso no es todo, también se le considera la meca del mariachi y un pueblo de calles serenas que te invitan a pasar más de una noche en sus hoteles boutique y pintorescas casonas coloniales.

Ver más información


Es fácil responder la pregunta ¿qué hacer en Tlaquepaque? Nadie resiste la tentación de explorar su adoquinado andador Independencia: el color de las fachadas, el aroma que desprenden los naranjos y el ambiente rústico, confirman que este sí es un Pueblo Mágico.

Aquí se concentran más de 200 talleres artesanales y galerías de arte. Basta con entrar a un local para maravillarse con las técnicas que dominan los artistas; se les ve moldeando barro, pintando cerámica con pincel, tallando madera o creando jarrones en cera.

Para hacer compras inteligentes de artesanías hay recorridos guiados como los de GDL Tours, donde se visita la galería de Sergio Bustamante, quien se ha distinguido por sus esculturas con rostros sonrientes y circulares.

Tlaquepaque se distingue por ser un destino inclusivo, ya que el Centro Cultural El Refugio organiza caminatas para personas invidentes, así, nadie pierde la oportunidad de conocer el Pueblo Mágico.

Sobre el mismo andador Independencia se llega al Museo Regional de la Cerámica de Tlaquepaque, dentro de una casona del siglo XVII con patios adornados de fresnos. A unos cuantos pasos se llega al jardín Hidalgo, el corazón de Tlaquepaque y un buen sitio para descansar después de una larga caminata.

Después de recuperar fuerzas con una nieve raspada, se puede continuar hacia el Museo del Premio Nacional de la Cerámica Pantaléon Panduro, en la calle Prisciliano Sánchez. El nombre ya dice de qué va su colección, se exhiben siete categorías de cerámica premiadas por más de 39 años: cerámica contemporánea, alfarería vidriada sin plomo, cerámica tradicional, escultura en cerámica, cerámica en miniatura, cerámica navideña y figura en arcilla.

Quien va a Tlaquepaque y no visita El Parián, en la calle Juárez, significa perderse uno de los sitios más emblemáticos. Se trata de una antigua construcción con 19 restaurantes-cantinas, para comer un buen pozole, birria, mole o chiles en nogada, sin importar si es temporada.

Ver menos

Atractivos turísticos de Tlaquepaque
Mapa de Tlaquepaque
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave