Regresar

Circuito Rural

Mascota

El Pueblo Mágico de Mascota está rodeado de pequeñas poblaciones, todas tranquilas y hermosas, cada una con un toque particular que la distingue. El Circuito Rural es un recorrido de 35 kilómetros que lleva a los poblados de Yerbabuena, Santa Rosa, Cimarrón Chico de la Raicilla, Navidad y, por último, al lago de Juanacatlán. El recorrido se puede hacer en auto, aunque cada vez son más los viajeros que se animan a montarse en una bicicleta de montaña para disfrutar esta ruta encantadora.

A poco más de dos kilómetros de Mascota se encuentra la comunidad de Yerbabuena, rodeada de campos de cultivo, que se caracteriza por sus casas con techo de tejas y paredes de cantera y adobe. En el centro del poblado destaca su sencilla capilla dedicada da a la Virgen de Guadalupe y tiene además una pequeña laguna donde practicar la pesca o el canotaje. Además, el poblado cuenta con un foco tonal o tubo de luz, un lugar marcado dentro de una plataforma circular donde, aseguran, es posible cambiar la energía del cuerpo.

La siguiente comunidad del Circuito Rural es Cimarrón Chico de la Raicilla, que recibe ese nombre porque allí se dedican a producir raicilla, una bebida alcohólica artesanal parecida al mezcal, que tiene como ingrediente el agave lechuguilla.

A corta distancia está la comunidad de Santa Rosa, que ofrece unas vistas espectaculares al paisaje abierto de la sierra. Es un pueblo muy pequeño y se recorre completo en minutos. Tiene calles muy angostas y senderos que se internan en los bosques de pinos y encinos. Allí, sobre el cerro, el Rancho Paraíso ofrece actividades de ecoturismo y vistas espectaculares. Muy cerca se encuentra también el cañón El Tacote, donde se puede practicar el cañonismo y rappel.

El pueblo de Navidad, por su parte, parece detenido en el tiempo. Antaño, su actividad principal fue la minería, pero actualmente se dedica a la agricultura y la ganadería. Tiene apenas 190 habitantes y resulta pintoresco con sus casas de adobe y madera con techos de teja. Su templo de Santa Ana y San Joaquín es icónico. El poblado cuenta con un museo único en la región el Museo El Molino, que exhibe objetos utilizados en la molienda.

Por último, el camino tuerce en dirección noroeste para conducir al viajero hasta el lago de Juanacatlán, que es el destino favorito de los amantes del ciclismo de montaña y que cuenta con un agradable resort con spa.

El Pueblo Mágico de Mascota está rodeado de pequeñas poblaciones, todas tranquilas y hermosas, cada una con un toque particular que la distingue. El Circuito Rural es un recorrido de 35 kilómetros que lleva a los poblados de Yerbabuena, Santa Rosa, Cimarrón Chico de la Raicilla, Navidad y, por último, al lago de Juanacatlán. El recorrido se puede hacer en auto, aunque cada vez son más los viajeros que se animan a montarse en una bicicleta de montaña para disfrutar esta ruta encantadora.

Ver más información


A poco más de dos kilómetros de Mascota se encuentra la comunidad de Yerbabuena, rodeada de campos de cultivo, que se caracteriza por sus casas con techo de tejas y paredes de cantera y adobe. En el centro del poblado destaca su sencilla capilla dedicada da a la Virgen de Guadalupe y tiene además una pequeña laguna donde practicar la pesca o el canotaje. Además, el poblado cuenta con un foco tonal o tubo de luz, un lugar marcado dentro de una plataforma circular donde, aseguran, es posible cambiar la energía del cuerpo.

La siguiente comunidad del Circuito Rural es Cimarrón Chico de la Raicilla, que recibe ese nombre porque allí se dedican a producir raicilla, una bebida alcohólica artesanal parecida al mezcal, que tiene como ingrediente el agave lechuguilla.

A corta distancia está la comunidad de Santa Rosa, que ofrece unas vistas espectaculares al paisaje abierto de la sierra. Es un pueblo muy pequeño y se recorre completo en minutos. Tiene calles muy angostas y senderos que se internan en los bosques de pinos y encinos. Allí, sobre el cerro, el Rancho Paraíso ofrece actividades de ecoturismo y vistas espectaculares. Muy cerca se encuentra también el cañón El Tacote, donde se puede practicar el cañonismo y rappel.

El pueblo de Navidad, por su parte, parece detenido en el tiempo. Antaño, su actividad principal fue la minería, pero actualmente se dedica a la agricultura y la ganadería. Tiene apenas 190 habitantes y resulta pintoresco con sus casas de adobe y madera con techos de teja. Su templo de Santa Ana y San Joaquín es icónico. El poblado cuenta con un museo único en la región el Museo El Molino, que exhibe objetos utilizados en la molienda.

Por último, el camino tuerce en dirección noroeste para conducir al viajero hasta el lago de Juanacatlán, que es el destino favorito de los amantes del ciclismo de montaña y que cuenta con un agradable resort con spa.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave