Regresar

Casa Herradura y Cantaritos El Güero

Amatitlán

A tu paso por esta región tequilera no puedes dejar de conocer el proceso detrás de este destilado tan popular.

En Amatitán se encuentra la Casa Herradura, dentro de la Hacienda San José del Refugio, fundada en 1870. La experiencia detrás de sus puertas es inolvidable, ya que conocerás todo el proceso detrás del tequila: desde que se corta el corazón del agave, se hornea y se fermenta, hasta que se convierte en el líquido que reposará en barricas para convertirse en tequila.

Una tradición imperdible es visitar Los Cantaritos El Güero, en donde puedes ordenar una paloma de varios litros para compartir con tus amigos. Se establecieron en esta ciudad desde 1997 y se tratan de cantaritos de barro en los que se sirven frescas palomas —tequila con refresco de toronja, jugos cítricos y hielo–.

Además de su buen sabor, es importante hablar de los enormes cantaritos de barro que le han dado su fama, es impresionante ver cómo las personas de la barra pueden verter 5 refrescos al mismo tiempo. Obviamente entre más grande es el cantarito, más será la gente con la que compartirás.

Después de conocer este lugar que resguarda uno de los tesoros más importantes del mundo querrás que todos tus amigos lo visiten, al menos, una vez en su vida.

A tu paso por esta región tequilera no puedes dejar de conocer el proceso detrás de este destilado tan popular.

Ver más información


En Amatitán se encuentra la Casa Herradura, dentro de la Hacienda San José del Refugio, fundada en 1870. La experiencia detrás de sus puertas es inolvidable, ya que conocerás todo el proceso detrás del tequila: desde que se corta el corazón del agave, se hornea y se fermenta, hasta que se convierte en el líquido que reposará en barricas para convertirse en tequila.

Una tradición imperdible es visitar Los Cantaritos El Güero, en donde puedes ordenar una paloma de varios litros para compartir con tus amigos. Se establecieron en esta ciudad desde 1997 y se tratan de cantaritos de barro en los que se sirven frescas palomas —tequila con refresco de toronja, jugos cítricos y hielo–.

Además de su buen sabor, es importante hablar de los enormes cantaritos de barro que le han dado su fama, es impresionante ver cómo las personas de la barra pueden verter 5 refrescos al mismo tiempo. Obviamente entre más grande es el cantarito, más será la gente con la que compartirás.

Después de conocer este lugar que resguarda uno de los tesoros más importantes del mundo querrás que todos tus amigos lo visiten, al menos, una vez en su vida.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave