Regresar

Grutas de Xajhá

Zimapán

Para llegar a las grutas de Xajhá hay que navegar el Río Moctezuma, escondido entre cañones y formaciones rocosas que roban el aliento. Los habitantes de la comunidad son los únicos que saben llegar hasta las cavernas repletas de estalactitas y saben cuál es la zona para nadar en aguas termales. Por ello, construyeron un parador ecoturístico donde reciben a los visitantes y ofrecen diversos servicios, desde palapas hasta renta de vehículos todoterreno, por si quieren imprimirle más diversión a los recorridos.

Una vez que la lancha enciende el motor, hay que ponerse cómodo para un trayecto de dos horas sobre el río. Es difícil quitar la mirada del cauce, el agua es cristalina y de un momento a otro cambia a tono turquesa, contrastando con las paredes del cañón. Más sorprendente es descubrir que la temperatura es templada, pero mientras más se avanza, puede alcanzar los 40º C, la razón de por qué hay manantiales termales y se puede nadar en ellos.

El cierre de oro es llegar a las grutas de Xajhá, su principal atractivo son las gruesas estalactitas pendiendo del techo. Hay que caminar entre las formaciones rocosas y admirar algunos boquetes por donde se cuelan los rayos del sol.

Esta maravilla natural se ubica a 20 minutos de la cabecera municipal del Pueblo Mágico de Zimapán, Hidalgo, y es uno de los atractivos imperdibles.
Para llegar a las grutas de Xajhá hay que navegar el Río Moctezuma, escondido entre cañones y formaciones rocosas que roban el aliento. Los habitantes de la comunidad son los únicos que saben llegar hasta las cavernas repletas de estalactitas y saben cuál es la zona para nadar en aguas termales. Por ello, construyeron un parador ecoturístico donde reciben a los visitantes y ofrecen diversos servicios, desde palapas hasta renta de vehículos todoterreno, por si quieren imprimirle más diversión a los recorridos.

Ver más información


Una vez que la lancha enciende el motor, hay que ponerse cómodo para un trayecto de dos horas sobre el río. Es difícil quitar la mirada del cauce, el agua es cristalina y de un momento a otro cambia a tono turquesa, contrastando con las paredes del cañón. Más sorprendente es descubrir que la temperatura es templada, pero mientras más se avanza, puede alcanzar los 40º C, la razón de por qué hay manantiales termales y se puede nadar en ellos.

El cierre de oro es llegar a las grutas de Xajhá, su principal atractivo son las gruesas estalactitas pendiendo del techo. Hay que caminar entre las formaciones rocosas y admirar algunos boquetes por donde se cuelan los rayos del sol.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave