Regresar

Tepeji del Río de Ocampo

Hidalgo

Antes de que el municipio de Tepeji existiera, hubo dos poblaciones que durante largo tiempo se disputaron el poder para permanecer con el territorio que hoy ocupa esta demarcación, tiempo después con la llegada de los franciscanos, los pueblos de Tepexic y Otlaxpan se unificaron para dar origen a un nuevo poblado que hoy conocemos como Tepeji del Río de Ocampo, en el estado de Hidalgo o simplemente, Tepeji.

Y justo fue en el Exconvento de San Francisco, recinto religioso del siglo XVI, donde todo esto se desarrolló y que aún puedes acudir para conocer –como si se tratara de una novela gráfica– la épica disputa que se encuentra plasmada en sus almenas.

Si le das un vistazo al interior de la Parroquia de San Francisco de Asís, descubrirás detrás de su fachada renacentista una iglesia robusta de estilo clásico y altísimos arcos, como si la filosofía minimalista de los franciscanos hubiera cobrado forma.

Pregunta por las obras de los pintores novohispanos Juan Correa y Francisco Martínez, asombrosas desde la técnica y la temática pero, sobre todo, por la antigüedad. Es como mirar a través de los siglos sin moverte de donde te encuentras.

El conjunto religioso se compone por tres capillas y un claustro, mismo que goza de muy buen aspecto si consideramos su antigüedad. Al exterior, el atrio te invita a recorrer sus caminos empedrados o sentarte en la banqueta circular que bordea la cruz que verás al frente de la iglesia.

Pero además, Tepeji fue un importante paraje del Camino Real de Tierra Adentro, el Camino de Santa Fe o mejor conocido como “El Camino de la Plata”, que abarcó desde la entonces Nueva España hasta Santa Fe Nuevo México.

De aquellos años dorados del Camino Real, se conservan todavía construcciones como la Exhacienda de Caltengo, con tres siglos de antigüedad y último lugar que vio con vida al simpatizante liberal Melchor Ocampo, pues en su interior fue fusilado. Hoy el lugar es utilizado para reuniones sociales como bodas, bautizos y eventos de entretenimiento.

Entre sus conmemoraciones más representativas se encuentra “La Procesión del Silencio”, que se realiza desde hace casi 70 años durante el Viernes Santo. En este ritual, participa una procesión de encapuchados que caminan por las calles con un Cristo crucificado y la urna conocida como El Santo Entierro. Al final, se llevan a cabo dramatizaciones de la vida de Jesucristo que van desde su nacimiento hasta el día de la resurrección.

Llegar hasta Tepeji te tomará 1 hora 10 minutos (77 km) si partes desde el centro de la Ciudad de México, 1 hora 30 minutos, desde Pachuca (117 km) y desde Tulancingo 1 hora 50 minutos (146 km) en automóvil.
Antes de que el municipio de Tepeji existiera, hubo dos poblaciones que durante largo tiempo se disputaron el poder para permanecer con el territorio que hoy ocupa esta demarcación, tiempo después con la llegada de los franciscanos, los pueblos de Tepexic y Otlaxpan se unificaron para dar origen a un nuevo poblado que hoy conocemos como Tepeji del Río de Ocampo, en el estado de Hidalgo o simplemente, Tepeji.

Ver más información


Y justo fue en el Exconvento de San Francisco, recinto religioso del siglo XVI, donde todo esto se desarrolló y que aún puedes acudir para conocer –como si se tratara de una novela gráfica– la épica disputa que se encuentra plasmada en sus almenas.

Si le das un vistazo al interior de la Parroquia de San Francisco de Asís, descubrirás detrás de su fachada renacentista una iglesia robusta de estilo clásico y altísimos arcos, como si la filosofía minimalista de los franciscanos hubiera cobrado forma.

Pregunta por las obras de los pintores novohispanos Juan Correa y Francisco Martínez, asombrosas desde la técnica y la temática pero, sobre todo, por la antigüedad. Es como mirar a través de los siglos sin moverte de donde te encuentras.

El conjunto religioso se compone por tres capillas y un claustro, mismo que goza de muy buen aspecto si consideramos su antigüedad. Al exterior, el atrio te invita a recorrer sus caminos empedrados o sentarte en la banqueta circular que bordea la cruz que verás al frente de la iglesia.

Pero además, Tepeji fue un importante paraje del Camino Real de Tierra Adentro, el Camino de Santa Fe o mejor conocido como “El Camino de la Plata”, que abarcó desde la entonces Nueva España hasta Santa Fe Nuevo México.

De aquellos años dorados del Camino Real, se conservan todavía construcciones como la Exhacienda de Caltengo, con tres siglos de antigüedad y último lugar que vio con vida al simpatizante liberal Melchor Ocampo, pues en su interior fue fusilado. Hoy el lugar es utilizado para reuniones sociales como bodas, bautizos y eventos de entretenimiento.

Entre sus conmemoraciones más representativas se encuentra “La Procesión del Silencio”, que se realiza desde hace casi 70 años durante el Viernes Santo. En este ritual, participa una procesión de encapuchados que caminan por las calles con un Cristo crucificado y la urna conocida como El Santo Entierro. Al final, se llevan a cabo dramatizaciones de la vida de Jesucristo que van desde su nacimiento hasta el día de la resurrección.

Ver menos

Atractivos turísticos de Tepeji del Río de Ocampo
Mapa de Tepeji del Río de Ocampo
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave