Regresar

Templo y Exconvento de San Francisco

Pachuca

Con una fachada en cantera blanca, limpia y de un estilo barroco sobrio, este templo perteneciente a la orden de los franciscanos atesora joyas que al contrario de su imagen austera, se aparecen para causar el asombro de quien decide explorarlas.

Aquí reposan los restos de Pedro Romero de Terreros, quien llegó a ser el hombre más rico del mundo y fundador de Huasca de Ocampo, así como los de su esposa, la marquesa de Miravalle, descendiente del emperador Moctezuma II.

Otra de las joyas que podrás encontrar en el exconvento, y quizá la más sorprendente, es la imagen incorrupta de Santa Columba, una joven religiosa que fue perseguida por sus creencias y ejecutada entre 227 y 230 d.C. Su cuerpo está visible en una urna de cristal dentro del templo, donde podrás apreciar que sus rasgos y su piel gozan de una conservación inexplicable.

Actualmente se ha confirmado la existencia del túnel que conectaba el Templo de San Francisco con el Antiguo Hospital de San Juan de Dios con el objetivo de proteger a los franciscanos de cualquier atentado. Su ingeniosa entrada –para no ser descubiertos– se encuentra al interior de una cajonera que nunca dejó de ser usada como tal.

En su la Capilla de la Luz descubrirás el único retablo churrigueresco estofado en oro en todo el estado de Pachuca. Algunos afortunados han sido testigos del brillo que desprende, pues el espacio no siempre está abierto.
Con una fachada en cantera blanca, limpia y de un estilo barroco sobrio, este templo perteneciente a la orden de los franciscanos atesora joyas que al contrario de su imagen austera, se aparecen para causar el asombro de quien decide explorarlas.

Ver más información


Aquí reposan los restos de Pedro Romero de Terreros, quien llegó a ser el hombre más rico del mundo y fundador de Huasca de Ocampo, así como los de su esposa, la marquesa de Miravalle, descendiente del emperador Moctezuma II.

Otra de las joyas que podrás encontrar en el exconvento, y quizá la más sorprendente, es la imagen incorrupta de Santa Columba, una joven religiosa que fue perseguida por sus creencias y ejecutada entre 227 y 230 d.C. Su cuerpo está visible en una urna de cristal dentro del templo, donde podrás apreciar que sus rasgos y su piel gozan de una conservación inexplicable.

Actualmente se ha confirmado la existencia del túnel que conectaba el Templo de San Francisco con el Antiguo Hospital de San Juan de Dios con el objetivo de proteger a los franciscanos de cualquier atentado. Su ingeniosa entrada –para no ser descubiertos– se encuentra al interior de una cajonera que nunca dejó de ser usada como tal.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave