Regresar

Acapulco

Guerrero

Acapulco es un ícono del turismo en México, al convertirse en el primer destino de sol y playa que tuvo fama a nivel internacional. En la década de los 50, fue el escondite de vacaciones, fiestas y bodas del jet-set hollywodense y la realeza británica, que dejaban los escenarios o sus palacios para disfrutar de la belleza exuberante de sus aguas y acantilados que, hasta hoy, protegen la bahía ubicada en el estado de Guerrero.

Con el paso de los años y el aumento significativo de viajeros, Acapulco fue seccionado en tres principales zonas turísticas: Tradicional, Dorada y Diamante. Cada una tiene encantos propios que merecen más de un viaje para descubrirlos en su totalidad.

Comencemos por la zona Tradicional, la más antigua y donde encontrarás una de las playas más icónicas de Acapulco: Caleta. Aunque en Semana Santa la veamos repleta de gente, su fama no se apaga. Aquí sigue en pie la palapa La Cabaña, donde se inventó el coco loco (ron, vodka, tequila, limón, crema de coco, hielo y guirnaldas para decorar). También se siguen ofreciendo los paseos en lancha con fondo de cristal, para observar la virgen sumergida frente a la Isla Roqueta.

La zona Dorada se extiende por toda la costera Miguel Alemán hasta Playa Hornos. Aquí se concentran los principales hoteles Todo Incluido de Acapulco, los favoritos de los puentes vacacionales.

También se encuentra el parque acuático El Rollo y el mítico antro Baby’O, toda una insignia de la vida nocturna de Acapulco por ser el punto de encuentro de celebridades de la talla de Bono, Sylvester Stallone y, por supuesto, Luis Miguel.

Al comienzo de los años noventa, Acapulco añadió su zona más selecta: Punta Diamante. En este espacio que corre desde la carretera escénica hasta Barra Vieja, se sitúan exclusivos hoteles y resorts.

En la actualidad, Punta Diamante concentra los atractivos más nuevos de Acapulco, como: la tirolesa más larga del mundo sobre el mar; la casa de Dolores Olmedo con dos murales al exterior hechos por Diego Rivera e inspirados en la cultura azteca; un centro comercial con un canal navegable al estilo Venecia; y, restaurantes de comida internacional.
Acapulco es un ícono del turismo en México, al convertirse en el primer destino de sol y playa que tuvo fama a nivel internacional. En la década de los 50, fue el escondite de vacaciones, fiestas y bodas del jet-set hollywodense y la realeza británica, que dejaban los escenarios o sus palacios para disfrutar de la belleza exuberante de sus aguas y acantilados que, hasta hoy, protegen la bahía ubicada en el estado de Guerrero.

Ver más información



Con el paso de los años y el aumento significativo de viajeros, Acapulco fue seccionado en tres principales zonas turísticas: Tradicional, Dorada y Diamante. Cada una tiene encantos propios que merecen más de un viaje para descubrirlos en su totalidad.

Comencemos por la zona Tradicional, la más antigua y donde encontrarás una de las playas más icónicas de Acapulco: Caleta. Aunque en Semana Santa la veamos repleta de gente, su fama no se apaga. Aquí sigue en pie la palapa La Cabaña, donde se inventó el coco loco (ron, vodka, tequila, limón, crema de coco, hielo y guirnaldas para decorar). También se siguen ofreciendo los paseos en lancha con fondo de cristal, para observar la virgen sumergida frente a la Isla Roqueta.

La zona Dorada se extiende por toda la costera Miguel Alemán hasta Playa Hornos. Aquí se concentran los principales hoteles Todo Incluido de Acapulco, los favoritos de los puentes vacacionales.

También se encuentra el parque acuático El Rollo y el mítico antro Baby’O, toda una insignia de la vida nocturna de Acapulco por ser el punto de encuentro de celebridades de la talla de Bono, Sylvester Stallone y, por supuesto, Luis Miguel.

Al comienzo de los años noventa, Acapulco añadió su zona más selecta: Punta Diamante. En este espacio que corre desde la carretera escénica hasta Barra Vieja, se sitúan exclusivos hoteles y resorts.

En la actualidad, Punta Diamante concentra los atractivos más nuevos de Acapulco, como: la tirolesa más larga del mundo sobre el mar; la casa de Dolores Olmedo con dos murales al exterior hechos por Diego Rivera e inspirados en la cultura azteca; un centro comercial con un canal navegable al estilo Venecia; y, restaurantes de comida internacional.

Ver menos

Atractivos turísticos de Acapulco
Mapa de Acapulco
¡Reserva tu viaje al mejor precio!
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
>
Escribe una palabra clave