Fábrica La Aurora

San Miguel de Allende

Durante nueve décadas fue referente de la industria textil. Hoy, los muros de la Fábrica La Aurora mutaron para convertirse en un icono de las artes en San Miguel de Allende. Funciona como un centro cultural donde grandes maestros del pincel, escultura y diseño dan vida a los corredores con la instalación de galerías, tiendas de diseño y decoración, así como de antigüedades, joyería, blancos y hasta gastronomía.

La Aurora es para caminar, ver sus estudios abiertos y convivir frente a frente con algún artista, ya sea en pleno intercambio de ideas o arrojándose a golpe de trazos sobre sus lienzos. Con tiempo, hay que instruirse en alguno de los talleres que se ofrecen, desde restauración de muebles hasta confección de textiles. Por ejemplo, el taller Nelly Lorenzo es reconocido por crear tapices con un telar tradicional de San Miguel de Allende, que le permite crear obras en lana, algodón, cinta y sisal. Aquí, la propia Nelly da lecciones de tejido para hacer tapices en casa.

El centro cultural también es un referente gastronómico. Dispone de cuatro restaurantes distribuidos en los espacios a cielo abierto. Hay desde una cafetería con vista a un estanque de patos, hasta una cocina gourmet que abre también de noche para una cena o tragos, en la terraza.

Durante nueve décadas fue referente de la industria textil. Hoy, los muros de la Fábrica La Aurora mutaron para convertirse en un icono de las artes en San Miguel de Allende. Funciona como un centro cultural donde grandes maestros del pincel, escultura y diseño dan vida a los corredores con la instalación de galerías, tiendas de diseño y decoración, así como de antigüedades, joyería, blancos y hasta gastronomía.

Ver más información



La Aurora es para caminar, ver sus estudios abiertos y convivir frente a frente con algún artista, ya sea en pleno intercambio de ideas o arrojándose a golpe de trazos sobre sus lienzos. Con tiempo, hay que instruirse en alguno de los talleres que se ofrecen, desde restauración de muebles hasta confección de textiles. Por ejemplo, el taller Nelly Lorenzo es reconocido por crear tapices con un telar tradicional de San Miguel de Allende, que le permite crear obras en lana, algodón, cinta y sisal. Aquí, la propia Nelly da lecciones de tejido para hacer tapices en casa.

El centro cultural también es un referente gastronómico. Dispone de cuatro restaurantes distribuidos en los espacios a cielo abierto. Hay desde una cafetería con vista a un estanque de patos, hasta una cocina gourmet que abre también de noche para una cena o tragos, en la terraza.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Los expertos dicen
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Calificación
Calificación
Rango de precio
Calificación
Escribe una palabra clave