Regresar

Templo del señor del Hospital

Salamanca

Frente al jardín principal y junto al Palacio Municipal se localiza el Templo del señor del Hospital, una construcción de estilo neoclásico. Allí, durante el siglo XVI se encontraba un hospital para otomíes que fue fundado por el obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga.

La parroquia actual se consagró hasta el siglo pasado, en 1924, y hoy es hogar del Cristo Negro de Salamanca, conocido como el Cristo del Hospital.

El Cristo, motivo de innumerables visitas durante todo el año, fue elaborado con caña de maíz hace más de 450 años en Pátzcuaro, Michoacán.

Con 1.80 metros de altura y 13 kilogramos de peso, la imagen llegó a Salamanca cuando la ciudad aún era conocida como Xidoo y adquirió el nombre del Cristo del Hospital cuando años más tarde se instaló el nosocomio al servicio de los indígenas.

Una leyenda cuenta que inicialmente el Cristo fue blanco y adquirió el color negro para camuflarse en medio de la noche. Esto, tras una batalla donde los españoles derrotaron a los indígenas y estos últimos decidieron llevarse la imagen rumbo a Jilotepec.

Soñando, uno de ellos tuvo una epifanía donde el Cristo le pedía que lo dejara en un lugar donde pudiera estar permanentemente. Así, se lo llevó y lo ocultó cerca de un río. Cuando volvió para continuar el camino descubrió que éste había cambiado de color para ocultarse de los enemigos.

Por esa razón, la imagen permanece en Salamanca y mantiene su color negro.
Frente al jardín principal y junto al Palacio Municipal se localiza el Templo del señor del Hospital, una construcción de estilo neoclásico. Allí, durante el siglo XVI se encontraba un hospital para otomíes que fue fundado por el obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga.

Ver más información


La parroquia actual se consagró hasta el siglo pasado, en 1924, y hoy es hogar del Cristo Negro de Salamanca, conocido como el Cristo del Hospital.

El Cristo, motivo de innumerables visitas durante todo el año, fue elaborado con caña de maíz hace más de 450 años en Pátzcuaro, Michoacán.

Con 1.80 metros de altura y 13 kilogramos de peso, la imagen llegó a Salamanca cuando la ciudad aún era conocida como Xidoo y adquirió el nombre del Cristo del Hospital cuando años más tarde se instaló el nosocomio al servicio de los indígenas.

Una leyenda cuenta que inicialmente el Cristo fue blanco y adquirió el color negro para camuflarse en medio de la noche. Esto, tras una batalla donde los españoles derrotaron a los indígenas y estos últimos decidieron llevarse la imagen rumbo a Jilotepec.

Soñando, uno de ellos tuvo una epifanía donde el Cristo le pedía que lo dejara en un lugar donde pudiera estar permanentemente. Así, se lo llevó y lo ocultó cerca de un río. Cuando volvió para continuar el camino descubrió que éste había cambiado de color para ocultarse de los enemigos.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave