Regresar

El Callejón del Beso

Guanajuato

Este rincón se encuentra atrás de la Plaza de los Ángeles y la leyenda romántica que se atrapa entre sus paredes, de apenas 69 centímetros de ancho, hace que el callejón sea un atractivo turístico imperdible.

El ritual dicta que toda pareja que lo cruce, debe darse un beso en el tercer escalón pintado de rojo, para disfrutar de siete años de felicidad, de lo contrario, tendrán una vida de mala suerte que se extenderá por el mismo tiempo que dicta la tradición.

Sin embargo, el acto de amor no se originó por capricho de alguien. Es producto de una de las leyendas más conocidas sobre las calles de Guanajuato capital.

La leyenda del Callejón del Beso cuenta que Ana era hija de un español controlador, que estaba en vísperas de casarse con un rico de la región. Un día, paseando por las calles de la ciudad de Guanajuato, conoció a Carlos, un minero de bajos recursos. El flechazo entre los dos fue inmediato.

En contra de su padre, Ana se reunía todos los días con Carlos, en secreto. Hasta que el rumor de sus encuentros llegó a oídos de su progenitor. A manera de castigo, Ana fue encerrada en su habitación. Abrumado por su ausencia, el humilde minero fue a buscar la casa de la mujer, la cual se ubicaba en un estrecho callejón, sobre el cerro del Gallo.

Carlos notó que la ventana del cuarto quedaba a muy corta distancia del balcón vecino. Así que no dudó en visitar al dueño de la casa y pedir que le fuera vendida, aunque eso significaba invertir todos sus ahorros. Tras recibir una respuesta negativa por parte del dueño ante la opción de compra, se llegó al acuerdo de que le sería rentada.

Todas las noches Carlos y Ana se veían de balcón a balcón, la distancia era ideal para fundirse en apasionados besos. El encanto terminó cuando el padre de ella entró y descubrió uno de sus encuentros. Esto generó que el hombre tomará una daga para atravesar el corazón de su hija.

La leyenda dice que Carlos intentó saltar de la ventana hacia la habitación, para salvar a Ana, pero se estrelló contra el suelo y murió en el tercer escalón. Otro posible final es que, acongojado por el dolor de la muerte de su novia, el minero se suicidó en su lugar de trabajo, la mina de La Valenciana.

Este rincón se encuentra atrás de la Plaza de los Ángeles y la leyenda romántica que se atrapa entre sus paredes, de apenas 69 centímetros de ancho, hace que el callejón sea un atractivo turístico imperdible.

Ver más información


El ritual dicta que toda pareja que lo cruce, debe darse un beso en el tercer escalón pintado de rojo, para disfrutar de siete años de felicidad, de lo contrario, tendrán una vida de mala suerte que se extenderá por el mismo tiempo que dicta la tradición.

Sin embargo, el acto de amor no se originó por capricho de alguien. Es producto de una de las leyendas más conocidas sobre las calles de Guanajuato capital.

La leyenda del Callejón del Beso cuenta que Ana era hija de un español controlador, que estaba en vísperas de casarse con un rico de la región. Un día, paseando por las calles de la ciudad de Guanajuato, conoció a Carlos, un minero de bajos recursos. El flechazo entre los dos fue inmediato.

En contra de su padre, Ana se reunía todos los días con Carlos, en secreto. Hasta que el rumor de sus encuentros llegó a oídos de su progenitor. A manera de castigo, Ana fue encerrada en su habitación. Abrumado por su ausencia, el humilde minero fue a buscar la casa de la mujer, la cual se ubicaba en un estrecho callejón, sobre el cerro del Gallo.

Carlos notó que la ventana del cuarto quedaba a muy corta distancia del balcón vecino. Así que no dudó en visitar al dueño de la casa y pedir que le fuera vendida, aunque eso significaba invertir todos sus ahorros. Tras recibir una respuesta negativa por parte del dueño ante la opción de compra, se llegó al acuerdo de que le sería rentada.

Todas las noches Carlos y Ana se veían de balcón a balcón, la distancia era ideal para fundirse en apasionados besos. El encanto terminó cuando el padre de ella entró y descubrió uno de sus encuentros. Esto generó que el hombre tomará una daga para atravesar el corazón de su hija.

La leyenda dice que Carlos intentó saltar de la ventana hacia la habitación, para salvar a Ana, pero se estrelló contra el suelo y murió en el tercer escalón. Otro posible final es que, acongojado por el dolor de la muerte de su novia, el minero se suicidó en su lugar de trabajo, la mina de La Valenciana.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
Hotel Misión Guanajuato
Guanajuato, Guanajuato
Detalles

Como parte de la Exhacienda San Gabriel de Barrera, nuestro hotel destaca por su pertenencia al patrimonio cultural de la bella e histórica ciudad de Guanajuato. Disfruta de nuestra cocina tradicional que se caracteriza por sabores y olores.

Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave