Regresar

Mausoleo José Alfredo Jiménez

Dolores Hidalgo

Detrás de la sólida entrada que ostenta una pequeña cruz en lo más alto, es visible la reja que conduce a uno de los panteones municipales quizá más visitados del estado. Una serie de lápidas blancas y pequeñas capillas abren camino a un mausoleo que rompe con todo lo visto. Un mariachi se escucha cada vez más cerca y así es como te das cuenta que has llegado a la tumba de José Alfredo Jiménez.

Los colores vivos de un largo zarape en forma de serpiente, se unen a un enorme sombrero de charro que da sombra a la morada eterna de “El Rey” como también era conocido. En el sitio, que parece no descansar de las visitas de fanáticos y viajeros de todas partes del mundo, se vive un tributo que eriza la piel.

Pese a la vida de éxitos que logró tener, la sencillez de José Alfredo siempre estuvo presente, por esa razón pidió que su tumba no fuera más que una lápida simple y así se cumplió. Pero el pueblo y sus allegados, pidieron que como homenaje se le hiciera un regalo post mortem, que al mismo tiempo sirviera para que los visitantes encontrarán el lugar donde descansan sus restos. Así, se instaló con motivo de su aniversario luctuoso número 25, este llamativo mausoleo que hoy puedes visitar.

Detrás de la sólida entrada que ostenta una pequeña cruz en lo más alto, es visible la reja que conduce a uno de los panteones municipales quizá más visitados del estado. Una serie de lápidas blancas y pequeñas capillas abren camino a un mausoleo que rompe con todo lo visto. Un mariachi se escucha cada vez más cerca y así es como te das cuenta que has llegado a la tumba de José Alfredo Jiménez.

Ver más información


Los colores vivos de un largo zarape en forma de serpiente, se unen a un enorme sombrero de charro que da sombra a la morada eterna de “El Rey” como también era conocido. En el sitio, que parece no descansar de las visitas de fanáticos y viajeros de todas partes del mundo, se vive un tributo que eriza la piel.

Pese a la vida de éxitos que logró tener, la sencillez de José Alfredo siempre estuvo presente, por esa razón pidió que su tumba no fuera más que una lápida simple y así se cumplió. Pero el pueblo y sus allegados, pidieron que como homenaje se le hiciera un regalo post mortem, que al mismo tiempo sirviera para que los visitantes encontrarán el lugar donde descansan sus restos. Así, se instaló con motivo de su aniversario luctuoso número 25, este llamativo mausoleo que hoy puedes visitar.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave