Tabasco

Tabasco es agua y energía. Su ubicación lo convierte en la puerta de entrada al sureste mexicano y al Mundo Maya, epicentro de la industria petrolera y centro regional de entretenimiento, servicios y comunicaciones. Posee el 53 % de agua de todo el país. Ocupa el primer lugar en producción de cacao y ganadería; y segundo lugar en producción de plátano. Su escasa altitud y el clima cálido y húmedo, conforman un paisaje eternamente verde, surcado por ríos, y ocupado por extensas lagunas, numerosas zonas de pantanos y hermosas playas que ofrecen al visitante un paraíso para la pesca deportiva, el avistamiento de aves y otras actividades. Su capital es Villahermosa.

En Tabasco florecieron otras culturas, además de la Olmeca. Hacia los años 300 de nuestra era apareció en este territorio la cultura Maya, iniciándose la fundación de las grandes ciudades de Comalcalco, Pomoná, Moral o Reforma, Santa Elena, El Tortuguero y Jonuta, sitios que alcanzaron su máximo esplendor durante los siglos VI y VII.

El encuentro de nativos y españoles se dio durante la segunda expedición que los españoles enviaron desde Cuba para explorar las tierras continentales de América, la cual se adentra en la desembocadura del río Grijalva y desembarcó en Potonchán, una importante población del señorío Chontal de Acalán; la expedición llegó en 1518, capitaneada por Juan de Grijalva.
Durante la segunda mitad del siglo XVI, luego de varios intentos infructuosos de pacificar la provincia de Tabasco, por fin los españoles se establecieron sin problemas en la Villa de Santa María de la Victoria, pero para entonces los piratas ingleses se habían posesionado de la Isla del Carmen y de otros puntos estratégicos en la costa del Golfo de México, por lo que ante la constante amenaza de los ingleses con ocupar la Villa, sus habitantes decidieron establecerse tierra adentro en la margen izquierda del río Grijalva, en un sitio conocido como Tres Lomas, donde fundaron Villa Hermosa de San Juan Bautista, población a la que en 1598 el Rey Felipe II dio el título de Villa Hermosa y le concedió a la provincia un escudo de armas, uno de los más antiguos de América que aún identifica a Tabasco.

En 1677 los corsarios atacan ferozmente a la capital Villahermosa de San Juan Bautista, destruyéndola e incendiándola en varias ocasiones, obligando a las autoridades a abandonar la ciudad y trasladar los poderes a la Villa de Tacotalpa, que fue capital de la provincia por 139 años.
Es hasta enero de 1795 cuando una vez derrotados los corsarios, el Virrey Miguel de la Grúa Talamanca autoriza el cambio de los poderes de la Provincia de Tabasco de Tacotalpa a Villahermosa de San Juan Bautista, realizándose el lunes 15 de agosto de ese año.

En 1821 luego de la firma del Plan de Iguala donde España reconoció la independencia de México, el general Antonio López de Santa Anna, comandante en jefe del batallón de Acayucan, Veracruz, envió a Tabasco al capitán Juan Nepomuceno Fernández Mantecón, para proclamar en esta provincia la Independencia de México. En 1823 Tabasco fue una de las primeras provincias que se unieron al pacto federal, constituyéndose en entidad federativa, misma que promulgó su primera constitución política en 1824.

Al convocarse el Congreso Constituyente en 1823, el 29 de enero de 1824, participó por Tabasco, don José María Ruiz de la Peña, quien señaló que la provincia de Tabasco, se pronunciaba a favor de la Federación, y que «Tabasco contaba con los requisitos para convertirse en uno de los estados de la nueva nación, como población, agricultura y comercio”. Después de someterse a votación, el pleno aprobó la solicitud convirtiéndose Tabasco el 31 de enero de 1824 en un Estado libre y soberano, al promulgarse el Acta Constitutiva de la Federación Mexicana, siendo admitido oficialmente el 7 de febrero de 1824 como el estado número 13 fundador de la nueva República Federal.

Ese mismo año se estableció la primera legislatura local que eligió a don Agustín Ruiz de la Peña como gobernador interino. El 5 de febrero de 1825 se publicó la primera Constitución Política del Estado de Tabasco, la cual constaba de 11 capítulos y de 224 artículos, siendo la cuarta Constitución a nivel nacional (solo después de las de Jalisco, Oaxaca y Zacatecas).
Más tarde, en 1863, Tabasco volvería a ser ocupado por fuerzas extranjeras, el 18 de febrero los franceses tomaron Jonuta, el 15 de marzo ocuparon el puerto de Frontera y el 18 de junio desembarcaron en la capital del estado San Juan Bautista. El ejército francés toma la ciudad, obligando a las autoridades y a la tropa federalista a refugiarse en la Sierra y en la Chontalpa. El gobernador Victorio Victorino Dueñas cambia los poderes a la villa de Tacotalpa, convirtiéndose en la capital del estado.

Mientras en la capital del estado, Eduardo González Arévalo, quien venía con los franceses, se autonombraba gobernador de Tabasco el 16 de septiembre de 1863. En ese tiempo, el estado de Tabasco fue dividido en 4 distritos: Centro, Chontalpa, Sierra y Pichucalco. El 1 de noviembre de 1863 los franceses son derrotados cerca de la ciudad de Cunduacán en la llamada Batalla de El Jahuactal y posteriormente, el 27 de febrero de 1864 durante la toma de San Juan Bautista, las fuerzas tabasqueñas al mando del Coronel Gregorio Méndez Magaña, expulsan a los franceses de la capital San Juan Bautista. Finalmente, en 1866, después del sitio de Jonuta, los franceses son expulsados definitivamente del estado, convirtiendo a Tabasco en el primer estado en expulsar a los invasores franceses del territorio nacional.

El descontento popular contra la dictadura Porfirista no se hizo esperar en Tabasco luego del estallido de la revolución el 20 de noviembre de 1910; en el municipio de Cárdenas el general Ignacio Gutiérrez Gómez al mando de las fuerzas rebeldes de la Chontalpa y de Acayucan, Veracruz, se levantó en armas contra el gobierno del general Díaz; era gobernador de Tabasco el potentado terrateniente y empresario maderero Policarpo Valenzuela Yera.
El Garridismo, por su parte, inicia en 1919 con la llegada al poder de Tomás Garrido Canabal y culmina en 1934 en que deja el gobierno después de su tercer período. Esta época se caracterizó por la forma dura y arbitraria en que Garrido ejerció el poder político en el estado, las directrices de su gobierno fueron: el apoyo al campo y a los obreros, su lucha contra el clero y la erradicación de los vicios, principalmente el alcoholismo.​

En su lucha religiosa, Garrido se propuso desfanatizar al pueblo, erradicando la religión, para esto, los templos fueron derribados y convertidos en escuelas o cuarteles, los sacerdotes expulsados, las imágenes incineradas, los hogares allanados con órdenes de incautar todos los objetos y símbolos religiosos (libros, imágenes, medallas, etc.), prohibió las celebraciones religiosas y las cruces sobre las tumbas, las fiestas religiosas fueron sustituidas por ferias regionales y se cambiaron los nombres de todas las rancherías, pueblos, villas y ciudades que llevaran nombres religiosos. De hecho, el culto religioso prácticamente desapareció en Tabasco, durante esta época.
El 1 de julio de 1935 el Congreso de la Unión declara la desaparición de poderes en el estado, debido al desorden social ocasionado por las protestas de los enemigos del ex gobernador Tomás Garrido y del gobernador Manuel Lastra Ortiz, unidas a las diferencias del Presidente Lázaro Cárdenas y seguidores de Plutarco Elías Calles, por lo que el Congreso de la Unión, nombra gobernador interino a Aureo L. Calles.

Entre 1940 y 1960, se desmontan grandes cantidades de selva para crear el «Complejo Agroindustrial de la Chontalpa», y Petróleos Mexicanos, anuncia el descubrimiento de importantes yacimientos petroleros en los municipios de Huimanguillo y Macuspana. En la década de 1950 se inaugura el Ferrocarril del Sureste, comunicando al estado con el sistema ferroviario nacional, y en 1959 el Instituto Juárez se transforma en Universidad Juárez Autónoma de Tabasco.
A principio de la década de 1960, el presidente Adolfo Ruiz Cortines inaugura la carretera federal No. 180, Coatzacoalcos-Villahermosa, con lo que la capital tabasqueña queda por fin comunicada por vía terrestre con el centro y norte del país.
En la década de 1970 PEMEX anuncia el descubrimiento de enormes yacimientos en los municipios de Centro, Cunduacán, Nacajuca, Cárdenas, Huimanguillo, Comalcalco y Macuspana, lo que desata el llamado «boom petrolero» en la entidad, con la llegada de miles de personas y cientos de empresas relacionadas con la actividad petrolera.

En 1979 se construye el nuevo Aeropuerto Internacional Carlos Rovirosa Pérez en Villahermosa, y en 1982 se inaugura el desarrollo urbano Tabasco 2000, con lo que se inicia el desarrollo urbanístico en la capital del estado. Ese mismo año, inicia operaciones el puerto de altura de Dos Bocas.
En la década de los ochentas se inaugura la biblioteca pública José María Pino Suárez, así como la infraestructura cultural que abarca la Casa de Artes José Gorostiza, el Teatro del Estado Esperanza Iris y el CICOM (Centro de interpretación de la cultural Olmeca y Maya. Se inauguran también los puentes de: Frontera, Balancán, Jonuta, José Colomo, Provincia, Pitahaya, Jalapita, Barra de Panteones y San Pedro, con lo que el estado queda totalmente comunicado por tierra.
En 2007, debido al desagüe de la presa peñitas en Chiapas y un tapón creado por los vientos en la desembocadura de varios ríos, se originó una gran inundación, la cual afectó a varias zonas tanto de Chiapas como Tabasco.

En 2008 concluyó la construcción de la carretera internacional Tenosique – El Ceibo – Tikal y el 27 de octubre de 2009, los Presidentes de México, Felipe Calderón Hinojosa y de Guatemala, Álvaro Colom Caballeros inauguraron el puerto fronterizo de El Ceibo, Tenosique, abriendo el cuarto cruce internacional entre estos dos países.
En los últimos 30 años, los gobiernos han incrementado los recursos federales para aplicarse en diferentes rubros, además de otorgarle a los 17 municipios recursos para las mejoras en los servicios públicos y obras de interés social.

Tabasco es al igual que la mayor parte de los estados mexicanos, producto de una mezcla de diversas civilizaciones prehispánicas y de la cultura española. Danzas, cantos, representaciones y cultos, son en cada población tabasqueña la muestra de la fusión de culturas totalmente distinto a sus orígenes que dieron lugar a una cultura nueva, presente en cada celebración.

LA DANZA DEL POCHÓ (Municipio de Tenosique)
Es una danza que se celebra durante el Carnaval de Tenosique, con los festejos de San Sebastián el 20 de enero y hasta el miércoles de ceniza. Se trata de una antigua ceremonia maya en la que intervienen tres personajes fundamentales: la pochovera, el cojó y el tigre.

Las Pochoveras (portan falda floreada, blusa blanca y sombrero con flores) son doncellas de las flores y sacerdotisas del dios Pochó, actúan primero a favor de los tigres y después como mediadoras entre los tigres y los cojóes y son encargadas de mantener el fuego.

Los Cojóes (hombres disfrazados con máscara de madera, capa de costal, faldilla de hojas de castaña, sonaja y polainas de sojol de hoja de plátano y sombrero adornado con palmita de jardín y flores) representan a los hombres con sus características positivas y negativas que combaten contra los tigres, enviados por el dios maligno llamado Pochó.
Los Tigres o Balanes (hombres con el cuerpo embarrado de lodo amarillo y manchas negras, llevan en la espalda una piel de ocelote o jaguar) son los personajes que bajan a la tierra para destruir a los hombres de pulpa de maíz.
Estos tres personajes se unen en una divertida danza en donde el único objetivo es vencer al dios Pochó.

DANZA DE LOS BLANQUITOS (Municipio de Tenosique)
Se baila el primer domingo de carnaval. Esta danza se dice que fue introducida en el estado desde el siglo pasado por un personaje venido del Petén, Guatemala. El baile representa la venganza simbólica de los esclavos negros, que eran obligados a trabajar sin descanso, en contra de sus amos blancos.

Por ello, algunos esclavos se embadurnaban el cuerpo con un lodo calizo, de ahí el nombre de “Blanquitos”, pintaban en su pecho y espalda una cruz para recordar al cristianismo de sus opresores, un alto cilindro de cartón adornado por tiras de papel de china de diversos colores en la cabeza y el cuerpo solo cubierto por un taparrabos, así disfrazados danzan dirigidos por el látigo de un capataz negro vestido a la europea con chistera y frac, al compás de la música interpretada por una flauta de carrizo, que acompaña el sonido de una concha de tortuga que se percute con un asta de venado o un pedazo de madera.

DANZA DEL CABALLITO (Municipio de Centro)
La ”Danza del Caballito” representa el combate de los indígenas chontales contra los españoles en la batalla de Centla, surgiendo del asombro de los indios quienes pensaban que el jinete y el caballo, eran un mismo ser. Se reproduce el valor del gran guerrero que luchó contra los invasores.
Intervienen tres personajes: el caballito, el guerrero indígena, ellos pelean con machetes hasta que resulta triunfante el caballito y la mujer indígena que anima a su defensor, se acompaña con flauta y tambor.

El Caballito se baila en Quintín Aráuz, Centla el 4 de julio, día de Nuestra Señora del Refugio y el 15 de agosto, día de Nuestra Señora de la Asunción.
Y también se baila en Tamulté de las Sabanas, Centro el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís y el 24 de junio, día de San Juan Bautista.

DANZA BAILA VIEJO (Municipio de Nacajuca)
Esta danza es la más antigua utilizada como parte de las ceremonias religiosas en algunas comunidades chontales, como las fiestas en honor de los santos patronos del lugar. En este baile participan dos danzantes, empieza a las 8 de la noche y se baila hasta el amanecer del día siguiente, acompañado de la música de tambor y flauta. Con esta danza, se recuerda al “Gran Viejo” que apareció por tierras chontales y les enseñó a sembrar y utilizar instrumentos para la agricultura.
Los danzantes bailan sones portando máscaras talladas en madera que representan dos ancianos con la cara surcada de arrugas y una peluca de paja de jolotzin, en la mano derecha un abanico de palma y a la izquierda una sonaja hecha de jícara.

El 24 de julio en Tucta, Nacajuca, se baila el día del Señor Santiago Apóstol, el 25 de diciembre en Guaytalpa el día de la Santísima Natividad y el 14 de agosto en Tecoluta el día de Nuestra Señora de la Asunción.

DANZA DE CABALLO Y GIGANTE (Municipio de Nacajuca)
Esta danza chontal, también llamada "Danza del Gigante y el Caballo" o "Baila Gigante", es originaria de la comunidad de Tecoluta en el municipio de Nacajuca. Es de claro carácter religioso y se celebra en honor de la fiesta de la Virgen de la Asunción. Esta danza de descendencia mestiza involucra a dos personajes, el Apóstol Santiago y el gigante Goliat.

Esta danza se remonta a la época inmediatamente posterior a la conquista de Tabasco, cuando los religiosos españoles utilizando los ritos y las ceremonias que los propios indígenas utilizaban para celebrar a las deidades, las transforman imprimiéndoles el sentido de la religión católica, con pasajes y personajes bíblicos, creado, así, junto con las culturas indígenas, un sincretismo cultural con los fines de evangelización. Lo singular de esta danza chontal, consiste en la inclusión de un “Caballito” y tiene mucha semejanza con la danza del "Caballito" o del "Caballito Blanco". Se baila los días 14 y 15 de Agosto

DANZA DE DAVID Y GOLIAT (Municipio de Cunduacán)
Esta danza se baila en la población de Cúlico, en el municipio de Cunduacán, y es una representación del pasaje bíblico donde narra la lucha que sostuvo el joven hebreo David, en contra del gigante Goliat. Esta representación y danza contiene elementos del sincretismo cultural que mezclan lo europeo y lo indígena ya que Cúlico, es un poblado antiguo de ascendencia náhuatl.

Al igual que la "Danza del Caballo y el Gigante", esta danza se remonta a la época inmediatamente posterior a la conquista de Tabasco, cuando los religiosos españoles utilizando los ritos y las ceremonias que los propios indígenas utilizaban para celebrar a las deidades, y las transforman imprimiéndoles el sentido de la religión católica, con pasajes y personajes bíblicos, con fines de evangelización.​ Se cree que fueron los misioneros que fundaron el convento de Huimango, población vecina de Cúlico , situada a sólo dos kilómetros de distancia, los que a pesar del poco tiempo que permanecieron en la región, entre los años 1578 y 1583, pudieron enseñar a los indígenas esta danza que se arraigó finalmente en ellos.

Se baila el 7 y 8 de diciembre en la Celebración de la Virgen de la Concepción en Culico, Cunduacán.

RITUAL DE LA PESCA DE LA SARDINA CIEGA (Municipio de Tacotalpa) Una de las tradiciones más antiguas es la que se realiza en Tapijulapa, en las grutas de Villa Luz, conocida como “El Ritual de la Pesca de la Sardina Ciega”, fiesta de origen prehispánico que forma parte del culto de los habitantes a diversas deidades de la naturaleza (lluvia, agua, tierra y luna), a quienes piden un año de buen augurio en todos los aspectos de su vida.

La ceremonia se inicia con la música de los tradicionales tamborileros, que con tambores y flautas de carrizo acompañan el baile en círculo; los danzantes llevan un canasto con flores y una vela, además el barbasco (nombre de algunas plantas que por su efectos narcóticos sirven para adormecer a los peces), envuelto en hoja de plátano, que utilizan para pescar.

El primero que danza en el ritual es el más viejo, o sea, el patriarca, los demás sólo observan y después se integran bailando en círculo, concluida la danza, el anciano eleva el canasto con flores, la vela y un sahumerio y pide a la divinidad que le dé permiso para pescar. Después de decir la plegaria todos se dirigen a la cueva y entran hasta donde la oscuridad lo permite, en este momento encienden las velas y se escucha el murmullo de las voces de quienes muelen y preparan el barbasco para arrojarlo al agua, esto provoca que los peces se narcoticen y salgan a las orillas, entonces sacan sus canastos y los llenan con las sardinas ciegas, después todos festejan la pesca y regresan a sus casas. La fecha en la que se lleva a cabo puede variar, pero siempre se realiza el domingo de Ramos, previo a la Semana Santa.

FIESTAS TRADICIONALES
La fiesta más importante del estado es la Feria Tabasco que se realiza entre los meses de abril y mayo; y cuyos primeros antecedentes datan de 1786 y ya más en forma desde 1880, siendo instituida oficialmente en 1928 por el exgobernador Tomás Garrido Canabal. Esta festividad es de tipo comercial, turística, cultural, artística, artesanal e industrial. Fue declarada Patrimonio Cultural Intangible del Estado de Tabasco en 2019.

Por otra parte, las fiestas patronales católicas habitualmente, coinciden con el antiguo calendario ritual indígena que se encuentra marcado por el ciclo agrícola del maíz, por lo que las festividades están ligadas a la siembra, crecimiento, maduración y cosecha del cultivo. En la medida que la alternancia de seca y lluvias es decisivo, ello incide en los contenidos simbólicos y las fechas de las festividades. Resaltemos aquí las que coinciden con situaciones agro pluviales significativas vinculada principalmente al maíz de temporal. El día dos de febrero se celebra el día de la Candelaria, en numerosos poblados indígenas se hacen ceremonias de bendición de semillas y se preparan las tierras para las siembras.

TRAJE REGIONAL
El traje oficial del Estado de Tabasco es, en la mujer, el traje floreado que consta de blusa blanca adornada con tira bordada en punto de lomillo, falda amplia de percal o zaraza que termina en una arandela; fustán o guardapolvo; zapatos negros cerrados; collares y arracadas doradas; paliacate a la cintura y rebozo de Santa María. El peinado es recogido en un chongo o turush; de lado izquierdo se adorna con tulipanes rojo y amarillo; de lado derecho cuatro peinetas que representan las regiones del estado: la Sierra, los Ríos, la Chontalpa y el Centro. Entre los tulipanes y el turush se coloca el moño o lazo de color vivo o brillante que combina con el color predominante en la falda.

En el varón: camisa de manga larga y pantalón blancos, paliacate en el cuello, cinturón y zapatos negros cerrados, así como sombrero chontal. Existen dos versiones de trajes en que son de creación: el azul y el blanco, ambos considerados de gala y para espectáculos escénicos.

En los años sesentas a petición del Lic. Carlos A. Madrazo Becerra (ex Gobernador de Tabasco), el diseñador Ramón Valdiosera se dio a la tarea de investigar en las cuatro regiones del estado y basándose en el pick que se usa en Tamulté de las Sabanas, municipio de Centro y con el color azul del municipio de Tacotalpa; se elaboró de la siguiente manera:

Falda azul Tapijulapa (marino claro) con pretina ancha, corte “A” tiene tablones en la parte de atrás, cuatro tiras en la parte baja de la falda; la blusa es blanca con cinta de flores en cuello y mangas, fustán, rebozo y moño del mismo color. Años después de su creación se introdujo la tira bordada en punto de lomillo originaria del municipio de Nacajuca y se le agregaron las cintas con los colores que representan a las regiones del estado: verde, la Sierra; azul, los Ríos; amarillo, la Chontalpa y rojo, el Centro.
El traje blanco es igual al azul y fue creado para un concurso de belleza en la década de los setentas. Los accesorios, el peinado, los adornos y el calzado son los mismos que en el traje floreado.

MUSEOS
Tabasco cuenta con museos que resguardan el pasado glorioso de culturas ancestrales. Los hay de diferentes rubros y en distintos municipios del estado.

Entre ellos se encuentran:

1. Museo Dr. José Gómez Panaco (Balancán)
2. Museo Prof. Omar Huerta Escalante (Jonuta)
3. Museo de la Ciudad Ventura Marín Azcuaga (Emiliano Zapata)
4. Museo de la Sierra (Oxolotán, Tacotalpa)
5. Museo José Natividad Correa Toca (Teapa)
6. Parque Museo de La Venta (Villahermosa)
7. Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara (Villahermosa)
8. Museo de Historia de Tabasco “Casa de los Azulejos” (Villahermosa)
9. Museo de Cultura Popular Ángel Gil Hermida (Villahermosa)
10. Museo de Historia Natural José Narciso Rovirosa (Villahermosa)
11. Museo Interactivo Papagayo (Villahermosa)
12. Museo de Historia de Tenosique (Tenosique)
13. Casa Museo Carlos Pellicer Cámara (Villahermosa)
14. Casa Museo Coronel Gregorio Méndez Magaña (Jalpa de Méndez)
15. Casa Museo de Tomás Garrido Canabal (Villa Luz, Tacotalpa)
16. Museo de Sitio de La Venta (La Venta, Huimanguillo)
17. Museo de Sitio de Comalcalco (Comalcalco)
18. Museo de Sitio de Pomoná (Tenosique)

ARTESANÍAS
La gran sensibilidad de los artesanos tabasqueños, se refleja en su artesanía variada y de gran belleza. Debido a la vegetación selvática de la zona, que proporciona diversas fibras naturales, son numerosos los artículos de cestería entre los cuales destacan los sombreros de palma y muebles de mimbre, así como las extraordinarias jícaras labradas en filigrana. De igual manera se elaboran objetos en piel, concha, bejuco, tallado en hueso, cuerno y madera.

Entre los municipios de Nacajuca y Jalpa de Méndez, saliendo desde la Ciudad de Villahermosa, se ha establecido el corredor turístico, cultural, artesanal y gastronómico “Biji Yokot‘an” encontrando una gran variedad de artesanías hechas con materiales propios de la región. La artesanía de Tabasco se precia de de no poder ser imitada por su tradición y materiales únicos que la distinguen.

El arte del esgrafiado o labrado de jícaras es la más genuina representación de la artesanía tabasqueña. se inicia desde que el fruto está en la planta, ya que se escoge desde su nacimiento. cuando el fruto está preparado para separarlo de la planta, se inicia el proceso de corte, vaciado y labrado, en el que el artesano utiliza herramientas rudimentarias. Uno de los municipios donde este arte ha cobrado singular fama es Jalpa de Méndez.

Otro de los frutos que adquiere atractivas formas al ser labrado es el coco. Con él se elaboran preciosas estatuillas, elementos de cocina y todo tipo de objetos decorativos. Son aficionados a este arte los poblados costeros del municipio de Paraíso. En Cárdenas y Jalpa de Méndez trabajan, asimismo, la artesanía de coco; en esta última localidad se trabaja igualmente el hueso. Los motivos religiosos, joyería y pequeñas esculturas son los predominantes en el labrado.

La madera es muy utilizada para la elaboración de máscaras, que luego son decoradas y pintadas en vivos colores; cabe señalar las de Tenosique. Son populares al mismo tiempo, las maderas de cedro y sauce, con las que se fabrican, además de máscaras, esculturas y cayucos, instrumentos musicales como el tambor, el yembe y el tunkul; o bellas cucharas con los mangos decorados. En Emiliano Zapata destacan los muebles de madera elaborados con la técnica del empalillado, esto es, insertando palillos. En el pueblo Gregorio Méndez el mobiliario de cedro y caoba es muy apreciado. En cuanto a las comunidades de Teapa se tallan maderas preciosas con las que se producen horcones, baúles y bellos roperos, entre otros artículos. En cuanto a Jalapa y en Cárdenas se elaboran artesanías de madera labrada. Las poblaciones de la costa elaboran objetos con dientes y mandíbulas de tiburón, conchas y caracoles. Por otro lado, las flores de joloche son típicas de los pueblos chontales. En estas comunidades hay cientos de casas de artesanía donde se pueden adquirir estos productos.

En Tabasco se talla también la piedra, para fabricar objetos decorativos, tales como ceniceros o cajitas. Son populares las figurillas de piedra serpentina, un silicato translúcido y ceroso de magnesio verde oscuro, que se utilizaba simbólicamente para proteger contra las mordeduras de serpientes.

En algunas comunidades como los pueblos chontales cercanos a Nacajuca se solían fabricar cayucos de madera de una sola pieza. La deforestación sin control y la mano del hombre ha provocado que sea difícil encontrar la materia prima para crear este tipo de embarcaciones. Actualmente, estas poblaciones así como la comunidad de Jalapa se dedican a la manufactura de cayucos en miniatura de madera labrada, que tras finalizarse son rellenados de chocolates tabasqueños.

Los artesanos tabasqueños utilizan una gran variedad de plantas para la elaboración de su artesanía. El jacinto, la cañita, el bambú, el mimbre, el junco y el espadillo son materiales muy populares en el estado y con ellos se elaboran todo tipo de artículos. Pero hay algunos más, el carrizo se usa como materia prima para la fabricación de cestos e instrumentos musicales. También el tejido de palma es tradicional. Se pueden encontrar varios objetos hechos a base de este material en Tapijulapa, Huimanguillo y Nacajuca. La palma de guano es utilizada para fabricar sombreros en el ejido Miraflores. En Macuspana, los chontales fabrican con guano canastos, abanicos y cunas. En Tenosique son populares las canastillas hechas con chicle y en Emiliano Zapata destacan los muebles rústicos de bejuco tejido en la villa Chablé, así como escobas, canastos, yaguales, abanicos y bozales.

La tira bordada, ademas de usarse en el traje regional, es usado en prendas de vestir como camisas, guayaberas, pantalones, vestidos, faldas y blusas; incluso en la confección de bolsas, abanicos, mantelería y calzado.

La manufactura de objetos de cuero es también muy popular en el estado de Tabasco, Tenosique destaca por su vasta producción de zapatos, cinturones, bolsas, billeteras y sillas de montar elaboradas con pieles de bovino, nutria, lagarto, iguana y culebra, son trabajados con gran calidad y atrevidos colores.

En Macuspana los chontales fabrican jarrones, maceteros, comales y tinajas. En Emiliano Zapata destacan los comales (un tipo de plancha para cocción, cuyo nombre proviene del náhuatl comalli. En Jalapa se especializan en figuras de barro. Nacajuca es conocido por sus ollas y figuras realizadas con este material. Los más preciados objetos de cerámica se encuentran en Cunduacán y en el poblado de Cupilco (Comalcalco).

En los últimos años se ha puesto de moda prendas pintadas a mano con motivos tabasqueños, destacando los sombreros y abanicos, aunque también se hacen en prendas de vestir y calzado. En la capital del estado, Villahermosa, existen diversas tiendas de artesanías en las que se pueden adquirir innumerables productos.

Los elementos que forman parte de su extraordinaria cultura gastronómica, como el pejelagarto, las piguas, los ostiones, la hoja de chipilín, chaya, momo y los frutos como el marañón, pitahaya, huapaque, caimito, uspí y chinín, confirman que la comida tabasqueña está atada a un pasado de esplendor y al paisaje de un territorio privilegiado por la naturaleza.

Antiguas recetas mayas y chontales están presentes en las cocinas de Tabasco que incluyen carne de res, cerdo y aves; así como una gran variedad de vegetales, hierbas, plantas y frutos que abundan en esta tierra fértil, los que dan a la mesa tabasqueña un arcoíris de sabor, olor y color.

Entre los platillos más deliciosos se distinguen el pejelagarto asado, los ostiones ahumados y al tapesco, las piguas (langostas de río), el pescado sudado en hoja de momo, las ricas butifarras (delicioso embutido), la carne salada con chaya, los chanchamitos (una especie de tamal pequeño) o los tamalitos de chipilín o de masa colada; todos son un placer al paladar.

El plátano es típico de Tabasco y da lugar a una gran variedad de antojitos tradicionales del fruto tanto verde como maduro, así se pueden degustar los deliciosos platanitos rellenos de picadillo o queso, los tostones de plátano verde en rodajas machacados y fritos, en ricas botanas o el delicioso postre de platanitos deshidratados que se logran a través de un proceso natural de asoleado.

No debe dejar de saborear las típicas bebidas como el pozol bien frío, el polvillo de maíz o el agua de matalí.

El dulce de cocoyol, la oreja de mico, la papayita, el huapaque, el merengón, los merengues de guanábana, el dulce de coco y leche y el licor de cacao, son el cierre perfecto de esta experiencia gastronómica.

Corredor Gastronómico Puerto Ceiba- El Bellote- Chiltepec.

Podrá encontrar una gran cantidad de lagunas que crean un paisaje muy placentero y se respira un ambiente tropical, así como una gran opción de restaurantes en el corredor gastronómico Puerto Ceiba- El Bellote- Chiltepec, donde disfrutará de un excelente día con su familia, ofrecen paseos en lancha juegos infantiles, gastronomía típica y especialidades en pescados y mariscos.