Nayarit

Bienvenidos a Nayarit, visitar nuestro Estado es descubrir paraísos tropicales, playas exóticas, mágicas islas, exuberante vegetación, abundante fauna, majestuosas lagunas, enigmáticos volcanes, la imponente región serrana con sus pueblos originarios, son algunos de los lugares que conservan los más hermosos paisajes que te invitan a vivir un viaje único y especial, donde se deleitan tus sentidos con la diversidad natural, histórica y cultural que caracterizan a nuestro bello estado “Nayarit”, un lugar ideal para visitar y conocer su esencia, sabor, esplendor, practicar actividades y experiencias que quedarán en tu mente para toda la vida. Conoce, vive y siente Nayarit…porque Nayarit Enamora.

De espíritu generoso y joven, pues la entidad en el 2017 cumplió su primer Centenario como Estado Libre y Soberano.

Nayarit proviene del nayeri (cora) y significa: “Hijo de Dios que está en el cielo y en el Sol”.

El estado tiene vestigios de la época prehispánica. Los concherosfueron de los primeros pobladores en la entidad y explotaron los ambientes de costa estuarinos y porque al ir desarrollándose construyeron los primeros pueblos con el desecho de estos alimentos. Desde cerca de 2000 años a. C. hasta el año 1500 a. C., existió una asombrosa ocupación de pueblos que percibieron el mar como Dios benévolo y tormentoso. Fue también el origen de la experiencia artística de modelar y cocer el barro.

La «Tradición de Tumbas de Tiro»(500 a. C.- 500 d. C.) constituye un rasgo peculiar en el desarrollo prehispánico de México, aunque se encuentran formas análogas en otras regiones del continente. Las Tumbas de Tiro encontradas a la fecha en territorio nayarita, fueron excavadas en las afueras de los centros de población de aquellas épocas en forma de pozo vertical, con una o dos cámaras en las que colocaban a sus muertos junto a diversos objetos cerámicos como esculturas humanas y de animales.

También grandes cuencos en los que depositaban ofrendas fúnebres, mismas que reflejan el desarrollo alcanzado por esta tradición, con las particularidades de la región en que se han localizado.

Dentro de la historia existe también la “Isla de Mexcaltitán”, la legendaria Isla de Aztlán que de acuerdo al Códice Boturini establece que es el lugar desde el cual partieron las tribus aztecas para asentarse en el Valle de México. Existen algunas comparaciones entre las fotografías aéreas de Mexcaltitán y los dibujos realizados en el siglo XVI por los conquistadores españoles de Tenochtitlán, ya que ambos lugares presentan exactamente el mismo trazado de calles y canales; estableciendo una clara similitud y relación entre ellos.

La isla es única en su tipo, tiene un diámetro de 400 metros de largo por 350 metros de ancho, cuenta con un par de calles orientadas de norte a sur, que cruzan con otro par orientadas de oriente a occidente y una circular llamada Venecia que une a todas entre sí.

En la Época Virreynal, llegó a la región la expedición de Francisco Cortés de San Buenaventura e inició la conquista y evangelización en diversos puntos de la entidad. El 8 de mayo de 1530, Nuño Beltrán de Guzmán conquistó el territorio nayarita, a quien llamó «Conquista del Espíritu Santo de la Mayor España». El 25 de julio de 1532, se fundó la Nueva Galicia con su capital Santiago de Galicia de Compostela, cuya extensión abarcaba los hoy estados de Colima, Jalisco, Aguascalientes, Durango, Sinaloa, San Luis Potosí y Nayarit.

En 1536, Diego Pérez de la Torre fue el primer gobernador del reino. En 1538, se produjo la primera rebelión indígena en contra de los españoles. En 1722, se venció la última resistencia a la conquista española, los peninsulares lograron conquistar la Sierra de Álica de Nayarit.

En 1744 se fundó el primer puerto en el estado de Nayarit. Se abrió a la navegación marítima el Puerto de Matanchén, el cual desapareció en 1768. En este mismo año, el señor José de Gálvez, funda el Puerto de San Blas. En el periodo que va de 1768 a 1792 fué, sin duda la época de oro de la navegación del principal puerto de Nayarit. Del Puerto de San Blas salieron durante este lapso 7 expediciones de jesuitas y franciscanos para la conquista de las Californias, destacando la expedición de los 12 misioneros franciscanos quienes, encabezados por fray Junípero Serra, partieron del Puerto de San Blas en el “San Carlos” rumbo a Baja California y hacia Filipinas en 1779.

El Puerto de San Blas se distinguió como uno de los más importantes de México, en cuanto al comercio y la navegación con las regiones de Norteamérica, con las regiones del occidente de México y con el lejano y cercano oriente.

En enero de 1801 apareció el rumor por todo el territorio de Nayarit de la aparición de El Indio Mariano alias “Máscara de Oro”, líder natural indígena que buscaba la independencia y la autonomía del territorio respecto al yugo español, los propios españoles y los representantes de sus intereses en esta región se alarmaron y reprodujeron el rumor del Indio Mariano hasta la ciudad de Guadalajara y otras poblaciones de la zona.

El 23 de noviembre de 1810, el cura José María Mercado de Ahualulco, Jalisco, se presentó en Tepic como representante del ejército libertador e independentista del cura Miguel Hidalgo y Costilla.

Consumada la independencia de México, en 1824, las pugnas entre centralistas y federalistas produjeron una situación social y política inestable. En Jalisco, mientras no se definía el Gobierno Federal, se conformó el primer Congreso Constituyente con 19 diputados, 17 de Jalisco y 2 de Nayarit, Ramón Ignacio Prisciliano Sánchez de Ahuacatlán y José Ignacio Cañedo de Compostela, Nayarit.

En 1825, el antiguo territorio de la Nueva Galicia se transformó, con el Congreso Constituyente de Jalisco, en Séptimo Cantón de Jalisco compuesto por 7 departamentos (Tepic, Acaponeta, Ahuacatlán, Sentispac, San Blas, Santa María del Oro y Compostela) y 14 municipios.

En 1833, se estableció la fábrica de hilados y tejidos de Jauja.

En 1835, terminó el primer periodo federalista e inició también el primer periodo centralista. El gobernador de Jalisco promulgó un decreto para suprimir los Ayuntamientos. De 7 Departamentos se pasó a 2 Partidos o Distritos (Tepic y Ahuacatlán), y de 14 municipios se pasó a 13 Pueblos.

La fábrica textil de Bellavista en el municipio de Tepic, se fundó en 1841 por el señor Eustaquio Barrón y Guillermo Forbes y en 1842 surgió el Ingenio Azucarero de la Hacienda de Puga.

En 1847, Juan Escutia, nativo de este estado, se distinguió junto con otros cadetes en la defensa de México en contra de la invasión norteamericana.

El 20 de septiembre de 1857, Manuel Lozada, “El Tigre de Álica”, junto a un grupo de indígenas Coras, asaltó la hacienda de Mojarras, municipio de Santa María del Oro. En 1858, Lozada se unió a los conservadores y se enfrentó a los liberales de la región; en 1860 Lozada se separó de los conservadores; el primero de febrero de 1862, se firmó el Tratado de Pochotitán en la ciudad de Tepic, entre el gobernador de Jalisco, Pedro Ogazón, y Manuel Lozada, “El Tigre de Álica”, a fin de pacificar el territorio de Nayarit. El 14 de enero de 1864, Lozada firmó un documento en donde reconoció al gobierno monárquico de Maximiliano de Habsburgo. Al triunfar la República, el 7 de agosto de 1867, se decretó que el Séptimo Cantón de Jalisco se transformaría en Distrito Militar de Tepic, dependiente del Distrito Federal.

En 1870, por primera vez hizo erupción el volcán del Ceboruco y Lozada volvió a tomar las armas, convocando a los pobres y menesterosos a continuar la lucha por la independencia de Nayarit. En 1873, Lozada publicó su “Plan Libertador”, en él se observa a un Lozada más distante de los conservadores Barrón y Forbes y más cercano a los liberales Castaños. Ante la amenaza de que Lozada tomara Guadalajara, los hacendados de la época y las fuerzas gubernamentales decidieron enfrentar con todos sus recursos militares a “El Tigre de Álica” en la población La Mojonera, el día 28 de enero de 1873, desde esa fecha fue perseguido hasta ser asesinado el día 19 de julio del mismo año. Muerto Lozada, el porfirista Manuel González y el lozadeño Juan Lerma firmaron en Xalisco, Nayarit, la paz definitiva del Distrito Militar de Tepic, el día 12 de abril de 1880.

En 1894 se produjo el primer movimiento obrero en la fábrica de Bellavista, organizado por las mujeres Francisca y Maclovia Quintero, Victoriana Arroyo, Adelina y Mariana Castañeda; en 1896, se levantó el movimiento obrero en la fábrica de Jauja y en 1905 los hermanos Pedro Gregorio y Enrique Elías llevaron a cabo un nuevo levantamiento obrero en la fábrica textil de Bellavista.

En 1912, se inauguró el tramo de ferrocarril Tepic-Acaponeta, hecho que permitió un considerable desarrollo en el estado.

El 1º de mayo de 1917, el Distrito Militar de Tepic se transformó en Estado Libre y Soberano de Nayarit. El 5 de febrero de 1918 se firma la Constitución Política del Estado de Nayarit.

En 1926, se terminó la vía del ferrocarril que une la ciudad de Tepic con Guadalajara.

Durante el periodo 1934-1937, se da fin al dominio de estructuras políticas, sociales, económicas y culturales de los latifundios en Nayarit.

De 1946 a 1951 se inició una nueva etapa de modernismo en la entidad. Para 1969 se fundó la Universidad Autónoma de Nayarit y en 1972 Instituto Tecnológico de Tepic.

En 1989 se constituyó el municipio número 20, Bahía de Banderas, localizado al sur del estado, colindando con el estado de Jalisco.

En el periodo de 1987 a 1993 se construyó la presa hidroeléctrica de Aguamilpa, el aeropuerto internacional de Tepic; las autopistas Plan de Barrancas y Tepic- Crucero de San Blas, se inauguraron los puentes del Filo sobre el río Acaponeta, el puente Huajicori sobre el río Las Cañas y el de Tuxpan sobre el río San Pedro.

De 1993 a 1999 se construyó la autopista Tepic-Guadalajara y se inauguró el puente Villa Hidalgo-La Presa-Santiago sobre el río Santiago.

La cultura de Nayarit es producto del mestizaje entre las costumbres indígenas y la cultura española que arribó tras el descubrimiento de América. Por parte del influjo español vino toda la carga propia de lo religioso.

La otra vertiente del influjo cultural se dio por la presencia de tribus indígenas milenarias, su población es mayoritariamente de raíces indígenas, entre los que se pueden destacar tribus como los Wixaricas (Huicholes), Coras, Tepehuanos y Mexicaneros; herederos de una gran cultura ancestral llena de misticismo y mágicas tradiciones. Estos grupos se ubican en la majestuosa zona montañosa de la Sierra Madre Occidental, que atraviesa por nuestro estado, Jalisco, Zacatecas y Durango. El origen y leyes que rigen su vida social y religiosa, mantiene la pureza de su raza, así como de su gran fuerza espiritual. Fieles a defender su cultura y tradición, las etnias nayaritas comparten hoy en día experiencias únicas con quienes los visitan, intercambiando culturas y visiones del mundo.

Los Wixáricas (Huicholes)

Son el grupo representativo mayoritario en el estado, Wixárica significa “persona de corazón profundo que ama el conocimiento”. también conocidos en español como huicholes. En este grupo la autoridad civil es encabezada por un gobernador llamado totohuani, y se renueva anualmente. Los mara'akate o maraakames -cantadores o sacerdotes- tienen como misión conservar y mantener vivas las tradiciones, su espiritualidad tradicional incluye la recolección y el consumo del peyote, un cactus que posee efectos alucinógenos debido a sus alcaloides psicoactivos.

El traje típico del hombre es calzón largo de manta y camisa del mismo material, abierta de los costados, ambos finalmente bordados con figuras de sus deidades, en vistosos colores y sujetas a la cintura por una faja de lana o estambre de las que prenden varios morralitos peyoteros unidos por un cordón. Calzan huaraches de cuero con correa atravesada, sombrero de palma adornado con plumas, chaquira, estambre, cruzan al hombro hasta cuatro morrales tejidos o bordados, pañuelo que anudan al cuello y suelen utilizar pulseras, collar y anillo de chaquira. La mujer porta un hermoso traje compuesto por una falda, blusa y una especie de pañoleta de manta que llevan en la cabeza y que usualmente están bordadas.

La primera festividad del año que celebran los huicholes, es la Fiesta del Cambio de Varas (cambio de autoridades) y se lleva a cabo en los primeros días del mes de enero de cada año. La Fiesta del Peyote se realiza en los últimos días del mes de febrero o los primeros días del mes de marzo. La Fiesta del Elote, se festeja durante luna llena de octubre.

Los Coras

Se localizan en el municipio Del Nayar en las comunidades de Jesús María, La Mesa del Nayar y Santa Teresa. Los ritos principales son el “Mitote”, el cual se realiza dentro del ciclo productivo del maíz comprendiendo “Las Fiestas de la Chicharra”, de la siembra de primicias del conocimiento del elote. Comienza en el mes de mayo para terminar en junio. Otras fiestas importantes son la Semana Santa Cora en la Mesa del Nayar, la Fiesta de las Pachitas, que empieza el 2 de febrero y termina el martes de carnaval y la tradicional Danza de la Urraca, esta última bailada exclusivamente por jóvenes de la tribu cora, ya que requiere de vigor y fuerza física para soportar bailar durante tres días consecutivos.

El traje típico del hombre es austero, huaraches de cuero, pantalón de manta blanca, varias camisas sobrepuestas de brillantes colores, sombrero de palma tejida y bolsa de lana tejida. La mujer usa vestido ligeramente bordado hasta los tobillos con largos delantales de colores y blusas de algodón con mangas largas adornadas con parches de tela floreada, así como un rebozo oscuro que emplean para asegurar a los niños en su espalda, complementando sus adornos con una bolsa de lana y collares de colores

Los Tepehuanos

Los Tepehuanos viven en los estados de Durango, Nayarit y Chihuahua. Se dividen en dos grupos Tepehuanos del Norte y Tepehuanos del Sur estos últimos habitan en Nayarit, en la comunidad de San Andrés, Milpillas Grande o Pueblo Viejo, perteneciente al municipio de Huajicori. Los tepehuanos son agricultores y pastores en pequeña escala que se dedican al cultivo de mezcal.

Las ceremonias religiosas reciben el nombre de “Mitotes”, los cuales tiene una duración de cinco días, que es el número sagrado de coras, huicholes y tepehuanos. Los primeros cuatro días están destinados a penitencias, ayuno y rezos. La noche del quinto día se dedica a la danza ritual. Son fiestas dedicadas a propiciar fertilidad o para dar gracias por lo favores recibidos. A principios de octubre se celebra la Fiesta del Elote o de los Primeros Frutos, en el cual se consume mezcal.

Su traje típico es un calzón y camisa de manta, ambos poco bordados con hilos de costura, huaraches de cuero crudo, sombrero de sollate con un listón sobre la copa, pañuelo al cuello y morral tejido de ixtle.

Los Mexicaneros

Los integrantes de este pueblo se autoidentifican como mexicanos o mexicaneros. Su lengua es el náhuatl o mexicano que se clasifica en la familia lingüística yuto-nahua; la cual corresponde a 2 de las 30 variantes lingüísticas registradas a nivel nacional para este idioma.

Habitan principalmente en tres comunidades de la sierra madre occidental: San Pedro Jícoras y San Agustín de Buenaventura, en Durango, y Santa Cruz, en Nayarit, asentamientos que se encuentran dentro de la sierra Madre Occidental.

No existe certeza sobre cuál es el origen de los integrantes del Pueblo mexicanero. Cuando los españoles llegaron a la región que denominaron como Nueva Vizcaya en 1531 se encontraron con población que genéricamente se identificaba como chichimecas. Algunos autores consideran que se trata de grupos desprendidos de la peregrinación azteca que se dirigía hacia el centro de México. Otros establecen que los españoles acostumbraban trasladar hablantes de náhuatl leales a ellos, especialmente tlaxcaltecas, a territorios en donde enfrentaban problemas de dominación.

Su principal actividad productiva es la agricultura de temporal, principalmente de maíz, calabaza y frijol en terrenos ubicados en su mayor parte en las laderas de los cerros, identificados como coamil, donde practican el sistema de roza, tumba y quema, cuyo producto es destinado al autoconsumo, aunque es insuficiente.

En cuanto a su vestimenta las mujeres portan blusas de diferentes colores que llevan listones verticales, así como falda ancha de pliegues; y a la cintura usan una especie de mandil con listones también de distintos colores en posición vertical.
Los hombres por lo general, usan pantalón de mezclilla o telas sintéticas y camisa blanca o a rayas o cuadros, así como sombrero de una palma conocida como soyate.

La actividad religiosa se centra en las fiestas realizadas en honor de los santos de origen católico y las ceremonias del xuravet. En el primer caso celebran la Candelaria, las Pachitas o Carnaval, vinculada a Cristo-Sol, Semana Santa, San Pedro y Santiago. Y en el segundo, que consiste en tres tipos, de la “pluma”, del “agua” y del “elote”. Aunque las fechas pueden variar, el primero se realiza entre febrero y marzo, el segundo entre abril y mayo y el tercero entre septiembre y noviembre, al final de la temporada de lluvias. Sin duda las fiestas tradicionales en Nayarit son verdaderos puntos de concentración social, en su gran mayoría de tipo religioso y se ven asociadas con exposiciones comerciales. Algunos municipios o localidades cuentan con sus fiestas, danzas y tradiciones, de las más importantes en el estado son:

• Feria Nayarit en Tepic • Feria Navideña en Tepic • Feria del Elote o de La Purísima Concepción el día 15 de agosto en los municipios de Jala y Xalisco • Feria Abrileña de Tuxpan • Feria de la Primavera en Santiago Ixcuintla • La veneración a la Virgen de la Candelaria el día 2 de febrero en Huajicori, así como de la Virgen de Guadalupe en el Santuario y en la iglesia del poblado de El Pichón en el municipio de Tepic. • Festival Amado Nervo • Festival Ali Chumacero

Nayarit es reconocido por su riquísima gastronomía, que se deriva de su excelente ubicación geográfica, su biodiversidad y la fertilidad de su tierra; elementos que conforman una amplia gama de ingredientes que se fusionan en un plato para deleitar tu paladar con un sinfín de sabores y aromas. es el origen de diversos platillos muy representativos de México, el más característico es el “pescado zarandeado”, reconocido como un manjar tropical, el cual se cocina en las playas nayaritas, acompañado de otras delicias elaboradas a base de pescados y mariscos, destacando los “ostiones en su concha”, los camarones asados en varas llamados coloquialmente “embarazados”, el “aguachile” y los “ceviches” de pescado, camarón, pulpo, callo de hacha, pata de mula, langosta y caracol, así como otras especialidades estilo gourmet.
En la mágica Isla de Mexcaltitán te deleitarás con el famoso “Tlaxtihulli”, un platillo de origen prehispánico consistente en una mezcla de atole de maíz con camarón molido, chile y especias, acompañado de albóndigas de camarón.

Un platillo muy representativo del Estado.
Si visitas la Laguna de Santa María del Oro, no dejes de probar el “chicharrón de pescado”, el “ceviche de pescado en cuadritos”, la tradicional “capirotada” y el postre de plátano frito con nieve; platillos que atraen a miles de turistas por su riquísimo sabor.
En el Pueblo Mágico de Jala, deléitate con los ricos elotes famosos por su gran tamaño, algunas mazorcas miden hasta 60 centímetros debido a las sustancias que posee la tierra de cultivo, por su cercanía al Volcán El Ceboruco. Este maíz denominado raza “Jala” es único en el mundo.
Actualmente, la gastronomía nayarita es reconocida como Patrimonio Inmaterial del Estado, con el objetivo de salvaguardar la esencia de los platillos típicos, las técnicas y utensilios artesanales que han sido parte fundamental de cada familia, generación tras generación. De norte a sur y desde la sierra hasta la costa, Nayarit está impregnado de colores, aromas y sabores que harán de tu viaje una experiencia culinaria inolvidable.

Sin más preámbulo Nayarit es un paraíso que ofrece experiencias únicas, gracias a las cuales siempre esperamos que los turistas vuelvan pronto.

Galería