Regresar

Centro Ceremonial Otomí

Toluca

A 37 kilómetros de la ciudad de Toluca se construyó el Centro Ceremonial Otomí con el fin de ofrecer a los indígenas del pueblo de Temoaya un área para realizar ceremonias y rituales. Desde 1980, este lugar se encuentra al pie del Cerro de la Catedral, en el corazón del Bosque Otomí-Mixteca.

En todo el lugar hay 365 escaleras que representan los días del año. Además, existen esculturas gigantes como el Coloso, que simboliza el fuego en la lucha por no apagarse; y un mural llamado Da’Mishi o “Jaguar que camina y habla”, que narra las etapas de la cultura otomí.

La explanada principal está conformada por 52 serpientes que representan los 52 años del siglo otomí. Aquí, el primer domingo de cada mes se puede presenciar un ritual de agradecimiento al universo. Caso similar sucede el 18 de marzo con la ceremonia más importante llamada Quinto Sol, que da la bienvenida a la primavera.

Otros elementos distintivos del centro ceremonial son 12 enormes estructuras cónicas que simbolizan agua y música, relacionadas con los meses del año, así como un monumento al dios del Sol. Por otro lado, hay un espacio dotado con siete columnas que hacen alusión a las cavernas de donde surgieron las siete tribus nahuatlacas en el año 820 de nuestra era.

Dentro del complejo hay un museo de sitio y áreas para picnic. En los alrededores se puede visitar el pueblo de Temoaya y sus talleres de tapetes anudados a mano, donde podrás encontrarlos con símbolos otomíes, mazahuas y huicholes.

A 37 kilómetros de la ciudad de Toluca se construyó el Centro Ceremonial Otomí con el fin de ofrecer a los indígenas del pueblo de Temoaya un área para realizar ceremonias y rituales. Desde 1980, este lugar se encuentra al pie del Cerro de la Catedral, en el corazón del Bosque Otomí-Mixteca.

Ver más información


En todo el lugar hay 365 escaleras que representan los días del año. Además, existen esculturas gigantes como el Coloso, que simboliza el fuego en la lucha por no apagarse; y un mural llamado Da’Mishi o “Jaguar que camina y habla”, que narra las etapas de la cultura otomí.

La explanada principal está conformada por 52 serpientes que representan los 52 años del siglo otomí. Aquí, el primer domingo de cada mes se puede presenciar un ritual de agradecimiento al universo. Caso similar sucede el 18 de marzo con la ceremonia más importante llamada Quinto Sol, que da la bienvenida a la primavera.

Otros elementos distintivos del centro ceremonial son 12 enormes estructuras cónicas que simbolizan agua y música, relacionadas con los meses del año, así como un monumento al dios del Sol. Por otro lado, hay un espacio dotado con siete columnas que hacen alusión a las cavernas de donde surgieron las siete tribus nahuatlacas en el año 820 de nuestra era.

Dentro del complejo hay un museo de sitio y áreas para picnic. En los alrededores se puede visitar el pueblo de Temoaya y sus talleres de tapetes anudados a mano, donde podrás encontrarlos con símbolos otomíes, mazahuas y huicholes.

Ver menos

Atractivos turísticos cercanos
Reserva tu viaje al mejor precio
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Rango de precio
Calificación
No hay Productos para este servicio. Por favor verifique otros destinos.
Escribe una palabra clave