Wikimedia: Ponchitos

Escondido entre la costa del mar Cortes y las boscosas montañas, se encuentra Navojoa, una ciudad bañada por el río Mayo que conserva la huella de su historia en La iglesia del Sagrado Corazón, en El Pueblo Viejo y en el Palacio Municipal.

Podrás sentarte en su plaza para contemplar el atardecer mientras tu piel es acariciada por el clima cálido de la costa y respiras el fresco aire de las montañas; o bien puedes volver al río Mayo para ver cómo el agua parece llenarse de fuego mientras se funde con el rojo horizonte y las aves como flotan pañuelos de colores.

Sigue nuestra Playlist

Descubre cómo suena México y recorre los rincones más hermosos de nuestro país a través de su ritmo