Zimapán

Al pie de la Sierra Hidalguense se encuentra un encantador pueblo minero que vale la pena visitar. Con su majestuoso ahuehuete, la mística de su parroquia, el asombro de su gran presa, la magia de sus bosques y sus extraordinarias grutas. Aquí fue descubierto el vanadio en el año de 1830, por Andrés Manuel de Rio, es un elemento químico de número atómico 23 situado en el grupo 5 de la tabla periódica de los elementos.

Este lugar fue colonizado por algunas tribus que provenían de Tollan, hoy conocido como Tula de Allende, fue fundado por los españoles en el año de 1522, quienes le cambiaron el nombre de la C, por la Z.

Aquí llegaron los frailes franciscanos para difundir el cristianismo y evangelizar a sus pobladores. Y en el siglo XVIII los frailes agustinos construyen la primera iglesia. Otros templos construidos por los españoles fueron las iglesias de Guadalupe, Santiago, El Calvario y San Pedro.

Este municipio fue escenario de actos nobles durante la guerra de independencia. Entre los acontecimientos importantes para la historia de Zimapán es cuando el General Martínez derrota en Lomas de la Estancia a un batallón imperialista y el Coronel Antonio Viruegas, venció en el poblado de la Encarnación a una fuerza invasora. Las fuerzas Carrancistas comandadas por el General Otilio Villegas, vencieron a los convencionistas en plena revolución en el año de 1910.

Zimapán es uno de los nuevos Pueblos Mágicos de México con raíces coloniales, con grandes avances de modernidad y un sinfín de maravillosos paisajes naturales, es el municipio con la extensión territorial más grande del estado de Hidalgo.

Ubicado en la sierra gorda de Hidalgo y conocido como la capital minera, este Pueblo Mágico tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, empezando por un vistoso camino lleno de cerros,que te conduce a este hermoso lugar del estado, es también uno de sus atractivos.

El 24 de junio celebra su más importante fiesta popular en honor a su Santo Patrono que es San Juan Bautista, ahí podrás encontrar gastronomía y artesanía propias de esta región, eventos culturales, juegos mecánicos, baile popular, variedad artística y sobre todo la calidez de su gente que te recibirá y atenderá como tu te mereces.

Te invitamos a deleitarte con sus vinos y sus ricos ates de manzana y de frutas del bosque, así como las truchas que son cocinadas al gusto del comensal, en el encantador pueblito de La Encarnación.

En Zimapán encontrarás una extensa variedad de platillos propios de esta región que van desde las exquisitas querendonas (carne de puerco en un adobo especial y único), que preparan las cocineras tradicionales de esta región, con la receta heredada por unas monjas que hace muchos años llegarán a este lugar.

Hay una gran variedad de antojitos Zimapenses que no te puedes ir,  sin dejar de saborear, como son: las chalupas zimapenses, los tacos de leche, sus tamales, las enchiladas de chile rayado rellenas de tu guisado favorito, acompañadas de un rico pulque natural o curado de frutas diversas.

También podrás saborear su rica cecina con enchiladas de chile rayado. Su  tradicional chorizo de un sabor exquisito preparado de forma artesanal, solo o acompañado con huevo. También podrás encontrar pan, nieves y dulces artesanales.

También podrás degustar la rica barbacoa de borrego, con su consomé, calientitos salidos del horno, una salsa molcajeteada  y para rematar unas tortillitas de comal acabadas de hacer.

Galería