Villa del Carbón

Villa del Carbón es un pueblo y uno de los 125 municipios del Estado de México. Está situado en la parte norte del estado, justo al noroeste de la Ciudad de México.​ El municipio contiene varios pueblos de origen otomí y nahua, en los que gran parte de la cultura indígena todavía persiste.

El nombre de «Villa del Carbón» es resultado de un proceso histórico desde su fundación. Ha subsistido su denominación no obstante que en diversas ocasiones se ha intentado cambiarlo. El escudo municipal es de reciente creación y tiene como único elemento prehispánico la figura estilizada del glifo azteca «Tépetl» que significa «Cerro». Con anterioridad el Ayuntamiento había adoptado como escudo municipal el del Estado de México. Villa del Carbón es una ciudad y uno de los 125 municipios del Estado de México, está situado en la parte norte del estado, justo al noroeste de la Ciudad de México. El municipio contiene varios pueblos de origen otomí y nahua, en los que gran parte de la cultura indígena todavía persiste. El territorio del municipio se definió en 1714, cuando una región conocida como Chiapan, se dividió en lo que ahora es Chapa de Mota y Villa del Carbón. Sin embargo, en aquel momento la comunidad que ahora es la cabecera municipal no tenía un nombre oficial, fue conocida primero por el nombre de su iglesia «Nuestra Señora de la Peña de Francia» y más adelante por ser un importante proveedor de carbón vegetal, esto llevó a que fuera denominada «Villanueva del Carbón de Nuestra Señora Santa María de la Peña de Francia», que finalmente se acortó a «Villa del Carbón». Villa del Carbón es uno de los sitios más hermosos del Estado de México, pues conserva el tradicional ambiente de la colonia en sus callejuelas empedradas, casas de piedra con balcones y puertas de madera, y el gusto refinado de sus pobladores por atender a sus visitantes, pues es un importante centro vacacional al que acuden de las grandes urbes para disfrutar de la naturaleza que le rodea y de la inmensa tranquilidad de este poblado.

Los platillos tradicionales de Villa del Carbón son: sopa de flor de calabaza, ensalada de girasol, torta de flor de maguey, pechuga de pollo con jumiles, hongos con carne en chile, hongos en salsa, ensalada de nopal, pozole, mixiotes, sisas y chapulines fritos, barbacoa, mole de guajolote; también antojitos como tamales, sopes, memelas, tlacoyos, huaraches, panuchos; dulces de tejocote, capulín, pera, higo, calabaza, durazno, manzana, nopal, membrillo, el tradicional rompope y los licores de frutas, con más de 10 sabores naturales como coco, pistache, almendra, café, piñón, nuez, cacahuate, canela y bebidas autóctonas como atoles, chocolates, tepache, pulque y champurrado.

Galería