Tlatlauquitepec

Una mirada a un sitio de intenso colorido

Enclavado en La Sierra Nororiental Poblana en una de las cinco laderas que concluyen en el golfo de México se estableció el altepeme (reunión de pueblos) cuya cabecera fue Tlatlauquitepec, que estuvo compuesto por 31 pueblos de los cuales solo se conocen 19. Estos Pueblos “sujetos“ son entre otros Teziutlán, Cuetzalan, Zacapoaxtla, Ayotoxco, etc. En 1531 se funda el llamado Pueblo de Santa María de la Asunción de Tlatlauquitepec y el Convento del mismo nombre atendido por Franciscanos.

Durante el siglo XIX Tlatlauquitepec defendió la Soberanía Nacional combatiendo la intervención Francesa con el Batallón Cazadores de la Montaña de Tlatlauquitepec dirigidos por el Coronel Andrés Mirón.

En el siglo XX se consolidó como centro agrícola y comercial, siendo un punto de referencia en el panorama económico de la región; hacia finales de los años ochenta es promovido como destino turístico en el estado de Puebla, condición que se fortaleció a partir de su nombramiento como Pueblo Mágico en 2012, también por el legado cultural de etnias como nahuas y totonacas.

Muchas cosas comen y bebe el serrano

La cocina de la sierra nortoriental es abundante y variada, se realiza con ingredientes de origen indígena y de procedencia española, dando como resultado la conjunción de esencias, sabores y consistencias que satisfacen las apetencias y los gustos de los paladares más exigentes, se trate residentes o de visitantes nacionales y extranjeros; entre los guisos, antojitos y platillos más afamados, se encuentran los tlayoyoselaborados con alverjón, masa, chile manzano y hoja de aguacate; ; la barbacoa de borrego que se ofrece enchilada o blanca acompañada de salsa y tortillas hechas a mano;  el mole rancherode totole o guajolote, con arroz y frijoles caldosos; el chilposontede carne de res o cerdo y verduras de la región; en tiempos reciente las carnes ahumadasde cerdo y de pollo estilo Mazatepec, así como truchas bañadas en salsas se han incorporado a la tradición culinaria regional; así como bebidas típicas, el café acompañado de un pan horneado con leña, los vinos de frutas, el Yolixpa, pulque y aguardiente de caña.

Galería