Tequisquiapan

Tequisquiapan es un municipio del centro de México famoso por sus spas de aguas minerales y los edificios de estilo colonial español bien conservados que bordean sus calles empedradas. En la zona céntrica está la plaza porticada Miguel Hidalgo, donde se erige la iglesia de Santa María de la Asunción, de color rosa y estilo neoclásico. La localidad también destaca por sus productos artesanales, como las cestas trenzadas a mano que se venden en el mercado de artesanía. El arbolado parque La Pila se encuentra donde antes yacía un antiguo molino.

Pueblecito con encanto de provincia, se caracteriza por su tranquilidad, su cielo azul, calles adoquinadas adornadas con ventanas de fierro forjado y bugambilias en flor, angostas calles y andadores…

Esta población fue fundada el año 1551, por cédulas Reales de Carlos V y firmadas por el Virrey de la Nueva España D. Luis de Velasco y dadas a conocer por el conquistador indígena Don Nicolás de San Luis Montañez, el veinticuatro de julio del mismo año. Acompañado de sus caudillos y capitanes D. Alonso de Guzmán, D. Alonso de Granados, D. Ángel de Villafaña y el padre D. Juan Bautista. Se congregaron al despuntar el alba los indios Chichimecas y Otomíes en el lugar señalado para la fundación; se plantó una cruz y se formó con un montón de piedras y cubierto con yerbas y flores, un altar, donde el Padre Juan Bautista celebró el santo sacrificio de la misa.[cita requerida]

La parroquia de Santa María de la Asunción data del siglo XVII en la primera etapa, la segunda etapa se terminó en 1874, en la tercera etapa se construyó la meda naranja, que fue dirigida por el Arq. Antonio Olguín, y se terminó en 1921; dicha obra se realizó gracias a las faenas gratuitas de los hombres de Tequisquiapan.[cita requerida]

Tequisquiapan cuenta con un decreto presidencial firmado por don Venustiano Carranza, que lo ubica como «Centro Geográfico de la República Mexicana», por eso cuenta con un monumento que rememora este hecho.

El 17 de octubre de 2012, fue declarado por la Secretaría de Turismo Federal como el 4.º pueblo mágico del Estado de Querétaro y el número 61 del país.

Un destino que te conquistará con sus increíbles paisajes, sus aguas termales y su excelente propuesta gastronómica, Tequisquiapan es un lugar ideal para conocer cuando tengas oportunidad. Degustar las delicias de la cocina típica de Tequisquiapan será una experiencia mágica, entre los platillos más destacados encontrarás las enchiladas queretanas rellenas de pollo y queso, bañadas con una deliciosa y tradicional salsa de chile ancho; el mole queretano con guajolote; las gorditas martajadas de maíz con chile; la barbacoa o consomé de chivo o carnero; menudo y sangre guisada; carnitas de cerdo; chicharrón esponjado; frijoles voladores; gorditas y tostadas de maíz quebrado, por mencionar algunas de las exquisitas propuestas que podrás disfrutar. Para que el sabor de cada platillo sea completo, agregar a tu selección una bebida adecuada es muy importante, las alternativas más recomendadas son el pulque blanco y los curados de frutas de tuna o un buen vino de la cava Freixenet, el viñedo más popular de la zona. Otro dato importante, toma algún tiempo para degustar un delicioso queso elaborado en las queserías de la zona y disfruta un sabroso café propio del lugar, el que acompañado con unas campechanas o algún pan dulce, será un deleite para tu paladar. Para llevar de recuerdo o solo por gusto de probar, ten presente los nombres de los dulces típicos como la charamusca, las pepitorias, los dulces de leche, jamoncillo, ate de membrillo y de guayaba y burritos de maíz con piloncillo. Pasea, diviértete y asómbrate con la belleza de Tequisquiapan, será una increíble experiencia que siempre recordarás!

Galería