Sierra Gorda

La majestuosa Sierra Gorda, por naturaleza propia, posee una inmensa gama de posibilidades para realizar actividades ecoturísticas. El senderismo y excursionismo es totalmente practicable a lo largo y ancho de la Sierra Gorda, pero también se encuentran lugares perfectos para hacer ciclismo de montaña, recorridos en tirolesa, e incluso para realizar escalada deportiva, pues, además de los bosques tropicales y de montaña, la región cuenta con cañones y cañadas para los expertos.

La majestuosa Sierra Gorda, por naturaleza propia, posee una inmensa gama de
posibilidades para realizar actividades ecoturísticas. El senderismo y excursionismo es
totalmente practicable a lo largo y ancho de la Sierra Gorda, pero también se
encuentran lugares perfectos para hacer ciclismo de montaña, recorridos en tirolesa, e
incluso para realizar escalada deportiva, pues, además de los bosques tropicales y de
montaña, la región cuenta con cañones y cañadas para los expertos. Por si fuera poco,
incluso las actividades acuáticas son posibles en diversos rincones de la sierra, gracias
a la presa, ríos y lagos que resguarda, en toda su extensión, esta maravilla natural.
Cabe destacar en la Sierra Gorda, la Reserva de la Biosfera, nombrada por la
UNESCO desde 1997, es un área natural protegida que ocupa la tercera parte del
estado, con una extensión de casi 400 mil hectáreas y una altura máxima de más de
3000 msnm. Esta zona es habitada por jaguares, guacamayas, además de varias
especies en peligro de extinción en su espectáculo único de fauna y flora que cambia
según las estaciones y de acuerdo a los distintos climas que se pueden encontrar a
través de la Sierra Gorda, desde bosque tropical y semidesértico, hasta los valles de
pastizales y fríos bosques de montaña. La Presa de Jalpan, incluso fue designada
internacionalmente como sitio RAMSAR, por la importancia natural de su ecosistema.
Así mismo, la Sierra Gorda cuenta con el vestigio del sincretismo entre los pueblos
chichimecas y la colonia española durante la última etapa del proceso de
evangelización iniciado por Fray Junípero Serra dentro de la Sierra Gorda en 1750, y
última opción de pacificación de los pueblos de esta región con las cinco Misiones
Franciscanas de Jalpan, Concá, Tilaco, Tancoyol y Landa. Estas construcciones
religiosas fueron nombradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en
2003, y destacan por la riqueza de su arquitectura barroca con tintes claramente
indígenas que lucen en sus fachadas, por lo que se consideran ejemplos palpables del
esplendor del arte mestizo en esta tierra.
La Sierra Gorda cuenta, a su vez, con dos Pueblos Mágicos: Jalpan de Serra, corazón
de la Sierra; y San Joaquín, la catedral del huapango