Morelia

En el valle de Guayangareo aparecieron los primeros vestigios humanos hasta el siglo VII y han sido relacionados con la cultura teotihuacana; fueron localizados en las inmediaciones de la presa de Cointizio, así como también en la loma de Santa María. El lugar fue despoblado poco después y ocupado nuevamente hasta el establecimiento de los matlatzincas (segunda mitad del siglo XV), quienes llegaron con el consentimiento de los gobernantes purépechas por su apoyo para combatir a los Tecos del actual territorio de Jalisco.

Morelia (de 1545 a 1828, Valladolid) es una ciudad del centro-occidente de México, siendo la capital del estado de Michoacán de Ocampo y cabecera del municipio homónimo. La urbe está situada en el valle de Guayangareo, formado por un repliegue del Eje Neovolcánico Transversal, en la región Morelia del estado, en el centro-occidente del país, a una altitud superior a 1900 m.s.n.m.

Esta es la ciudad más extensa y poblada del estado de Michoacán con 675,973 en su núcleo urbano (la ciudad propiamente dicha) según la estimación oficial para el año 2020 del Consejo Nacional de Población CONAPO, mientras que el municipio cuenta con 825,585 hab. y su zona metropolitana con 962,555 habitantes, constituyéndose así como la 22a. zona metropolitana más poblada del país y la 26a. en cuanto a su producto interno bruto (PIB). Morelia también, es la urbe más importante del estado desde el punto social, político, económico, cultural y educativo. Alberga la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, conocida comúnmente como Nicolaita una de las universidades más importantes de México y la primera institución de educación superior del continente americano. Morelia es considerada como una de las ciudades más representativas del periodo virreinal de México, identificada sobre todo por sus edificios de cantera rosa, su acueducto, plazas, palacetes, templos y conventos, pero sobre todo, destaca su catedral. Gracias a lo relevante de sus construcciones de los siglos XVI, XVII y XVIII y a los sucesos históricos ahí desarrollados, el centro histórico de Morelia fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

Morelia tiene un lugar muy importante en la historia del país, por los hechos históricos y personajes que nacieron o vivieron en ella, como José María Morelos y Pavón, Agustín de Iturbide, Josefa Ortiz de Domínguez, así como dos presidentes de México, poetas y compositores. También cuna de los principales conspiradores de Valladolid como fueron José Mariano Michelena y José María García Obeso.

La principal actividad económica de Morelia son los servicios, entre los que destacan los financieros, inmobiliarios y turísticos, seguidos por la industria de construcción, la industria manufacturera y en último término las actividades del sector primario. Como parte de su activa vida turística, la ciudad es sede de importantes festivales culturales anuales como los festivales internacionales de música, órgano, cine y gastronomía.

Morelia tiene una gastronomía resultado de la combinación de la antigua cocina purépecha con la cocina europea. Algunos de los antojitos de esta ciudad son el pollo placero, pollo servido con papas, zanahorias y enchiladas bañadas en una salsa espesa de chiles; las corundas, tamales triangulares envueltos en hojas verdes de maíz y los uchepos, tamales de elote tierno bañados con crema o servidos como acompañamiento de guisados. Otras delicias incluyen el churipo, un caldo hecho con chile rojo, carne de res y verduras; la atapakua, un guiso cuyos ingredientes básicos son maíz y chile y se acompaña con carne y queso; las famosas carnitas, el caldo michi, preparado con pescado y tuna agria; la morisqueta, un platillo de arroz, frijoles y carne asada de puerco y el aporreadillo, tiras de carne seca fritas con huevo y chile. Entre los postres están, los chongos zamoranos, una especie de cuajada de leche muy dulce y los ates de fruta.

También están los buñuelos, pan de nata, frutas en conserva, chocolate de metate, refrescantes nieves de pasta, a base de vainilla, huevo, leche y azúcar y por supuesto, las conocidas morelianas, obleas tipo hostias con leche quemada y azúcar. El atole de diversos ingredientes como, zarzamora, tamarindo, chile cascabel y hierbas para darle sabor, cabe mencionar también los gazpachos que consiste en fruta picada y preparada con jugo de naranja, limón, queso y cebolla. Entre las bebidas está la charanda aguardiente de caña. Mencionando también el ya muy reconocido Mezcal el cual se produce en municipios aledaños a la ciudad de Morelia