Jiquilpan

Este es el pueblo del general Lázaro Cárdenas, donde el clima es perfecto para ver paisajes repletos de jacarandas. Su centro es tradicional y alberga una fuente histórica y una biblioteca con murales del maestro Orozco. El bosque Cuauhtémoc y la Casa de Piedra te invitarán a disfrutar del remanso del ambiente.

Jiquilpan es un apacible pueblo de animados portales, frondosos jardines, hermosos templos y agradables paseos. Un pueblo que se cubre de un velo azul cuando las jacarandas florecen. Un pueblo apasionado por el arte. Y un pueblo orgulloso de haber visto nacer al general Lázaro Cárdenas.
Un Pueblo Mágico y tranquilo. Durante el día, las plazas ajardinadas son un ir y venir de personas en sus quehaceres. Por la tarde, los portales del Jardín Colón se llenan de otro bullicio: es la hora bohemia, la hora del café, de la animada conversación, de la música.
Un pueblo con su bosque propio que ofrece cobijo y sombra, el Bosque Cuauhtémoc. El lugar ideal para salir a correr, para pasear o para celebrar. Un bosque que alberga una Casa de Piedra que bien podría llamarse la casa de la seda.

El arte está presente en cada rincón del Pueblo Mágico de Jiquilpan: en los talleres de seda y artesanías, en la música, en la gastronomía. También en los sorprendentes magiscopios de Feliciano Béjar. O en las paredes de la Biblioteca, con impresionantes murales del gran maestro José Clemente Orozco. Una visita imperdible.

Galería