Ixtapa Zihuatanejo

El Estado de Guerrero se encuentra en la región suroeste del país, limitando al norte con el Estado de México, Morelos y Puebla, al sureste con Oaxaca, al suroeste con el océano Pacífico y al noroeste con el río Balsas que lo separa de Michoacán. La geomorfología del estado es una de las más accidentadas y complejas de México; su relieve es atravesado por la Sierra Madre del Sur y las Sierras del Norte. Ofreciendo uno de los mejores climas del mundo, con una combinación de tradiciones, color, templados mares, paradisiacas playas, verdes montañas, pueblos con gran encanto, pero, sobre todo, la calidez de su gente.

Los antecedentes de Zihuatanejo tienen su origen en una singular población llamada Cihuatlán situada al oeste de la población actual. Ésta pertenecía a la provincia prehispánica de  Cuitlatepan . Su gente, los cuitlatecos, se dedicaban primordialmente al cultivo en campos y a la producción de artesanías. Destacan las mantas de algodón leonado y las veneras o conchas de mar talladas, éstas últimas apreciadas por los mexicas.

Al consolidarse el Virreinato de Nueva España y su división política, Zihuatanejo llegó a formarse como un pequeño poblado pesquero y se construyeron algunas haciendas a sus alrededores; algunos barcos procedentes de Europa anclaban en la bahía para abastecerse de maderas y minerales.

Zihuatanejo evolucionó a través de los años, pasó de ser una apacible villa de pescadores a un mágico pueblo turístico y ubicarse como la opción ideal que satisface las necesidades de descanso de cualquier visitante. Sus elementos característicos como la bahía con sus múltiples playas y ambientes, el mercado de pescadores al amanecer, junto con el mercado principal y el de artesanías, sus pintorescas calles y la calidez de su gente, lo coloca como uno de los sitios preferidos para turistas nacionales e internacionales.

Por su parte Ixtapa, es un desarrollo turístico que alberga hoteles de primera clase, pertenecientes a cadenas hoteleras de talla internacional, pero conserva la tradición que caracteriza al destino.

En materia de sofisticación y lujo, Ixtapa tiene dos campos de golf que han sido escenarios de torneos de talla mundial. El primero es el renovado Campo de Golf Palma Real; y el segundo el Club de Golf Marina Ixtapa, ambos diseñados por profesionales del Golf: Robert Trent Jones Jr. y el tejano Robert Von Hagge.Debido a la cercanía entre Ixtapa y Zihuatanejo, a este destino se le conoce también como el binomio del Pacífico, al formar dos destinos y ambientes distintos en un solo lugar.

Sin duda alguna, este puerto tiene muchas bondades, pero la experiencia gastronómica se lleva las palmas. La conjunción de la montaña, rica en producción de frutas, semillas, especies oriundas de la región y animales de corral en conjunto con las maravillas del mar y la influencia de la cocina ancestral puede llegar a ser el paraíso de cualquier –foodie-; relleno de cuche, tiraditos de pescado, pozole verde, tiritas de dorado, machaca de pescado, bolillos rellenos, además de bebidas como el chilate y mezcal cupreata con denominación de origen guerrerense no pueden faltar en la lista.