Guadalupe

A tan solo 10 minutos de Zacatecas capital, se encuentra Guadalupe, poseedor del Convento que dio pie a la preparación para civilizar el Norte de México y el Sur de Estados Unidos. Además, aquí encontrarás algunas de las ex haciendas más importantes del estado, por lo que podrás descubrir porqué es Guadalupe es el Más Virreinal de los Pueblos Mágicos.

El territorio que actualmente ocupa la ciudad de Guadalupe se comenzó a poblar luego del descubrimiento de las Minas de los Zacatecas en 1546, con el establecimiento de haciendas, ranchos y huertas que abastecían de ganado y víveres a la Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas. Los antecedentes más remotos sobre posesión de tierras, de acuerdo a últimas investigaciones, es el año de 1555, cuando Pedro de Ahumada Sámano obtiene un sitio de estancia de ganado menor a tres cuartos de legua de las minas de Zacatecas, camino a la ciudad de México, sitio que sería conocido como San Nicolás de los Campos, situado donde actualmente se encuentran las colonias Arboledas, Campo Bravo y el Carmen. Sin embargo, hay versiones que datan el origen en el otorgamiento por parte de la Real Audiencia de Guadalajara, de una merced de tierra a Gonzalo de Cabañas en 1575 del territorio que ocupó la hacienda de Bernárdez y la del español Diego Chávez de Montoro, del sitio donde se encuentra el Centro Histórico de la ciudad de Guadalupe, expedida en julio de 1578.

Jerónima de Castilla, viuda de Diego de Melgar, cede una capilla dedicada a la Virgen del Carmen, situada a extramuros de la ciudad de Zacatecas, la que se encontraba en ruinas, además las tierras necesarias para la construcción de un nuevo santuario dedicado a la Virgen de Guadalupe, a semejanza del edificado en Ciudad de México. Otorgándose la licencia eclesiástica para este fin el 16 de enero de 1677.

Los Franciscanos fundaron un hospicio de recolección en el mismo lugar donde se encontraba la capilla llevando el nombre de Nuestra Señora de Guadalupe. Posteriormente tras obtener en enero de 1704 la Cédula Real por parte del Rey de España, Felipe V de España, el 12 de enero de 1707 se fundó el Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe por los religiosos franciscanos Antonio Margil de Jesús, José de Castro, José Guerra, Alonso González, Pedro Franco, José de San Francisco, entre otros; con la obra misional de este Colegio, Guadalupe adquirió gran fama y reputación, ya que este fue Centro de Propaganda Fide para la promoción de la fe cristiana, para una gran porción de la zona norte del Virreinato de la Nueva España y gran parte los estados del sur de lo que hoy son los Estados Unidos.
En el año de 1798, emigra gente de Zacatecas y reconstruye haciendas de beneficio en fundición de metales, entre las que se encuentran las de Bernárdez, San Francisco de Herrera, la Granja, La Florida, Begonia y del Carmen. En esta época comenzó a surgir el comercio con la familia Rodríguez y es entonces cuando surge la construcción de edificios fastuosamente decorados y a ocupar empleados en ranchos.

Durante el movimiento de Independencia, por su ubicación geográfica, el municipio de Guadalupe fue escenario de diversos acontecimientos de relevancia. Del 27 de enero al 5 de febrero de 1811, tras la derrota de la Batalla de Puente de Calderón y el despojo del mando militar de la insurgencia en la hacienda de Pabellón, en su despliegue hacia el norte de México, se alojó durante 10 días a Miguel Hidalgo y Costilla, este hecho originó la composición musical «Las Mañanas de Hidalgo», que se considera como uno de los antecedentes más antiguos del corrido en México.
El 13 abril de 1811 fallece el primer Intendente insurgente de la Provincia de Valladolid, José María Anzorena. En el ámbito local destaca la figura de José María Rodríguez, quien junto con el cura Antonio Torres y Víctor Rosales, conspiraban para entregar la capital. Hecho prisionero Rodríguez fue condenado a muerte; fue fusilado y decapitado el 3 de octubre de 1814. Después colocaron su cabeza en un palo con el fin de que sirviera de escarmiento.
En noviembre de 1821, Guadalupe, que hasta entonces formaba parte del territorio de la ciudad de Zacatecas, se erige en Ayuntamiento; en 1845 la Asamblea Departamental de Zacatecas le concede a la cabecera municipal el título de Villa de Guadalupe de Rodríguez.
El Presidente de la República, Benito Juárez García, estableció su gobierno itinerante en Guadalupe el 16 de febrero de 1867, antes de su retirada hacía el estado de San Luis Potosí.
A principios de junio de 1914, el nuevo Gobernador y Comandante General Luis Medina Barrón recibió 100 mil pesos para el pago del cuerpo del ejército que defendía la Capital. Del 10 al 13 de ese mismo mes, 15 mil hombres de Pánfilo Natera atacaron por los cerros circunvecinos, pero fueron rechazados con grandes pérdidas, sobre todo en Guadalupe, donde el día 14, el General Benjamín Argumedo procedente de San Luis Potosí los derrotó.
El 23 de junio, durante la célebre Toma de Zacatecas, fue el camino que une a Guadalupe con la ciudad de Zacatecas punto de fuga del ejército federalista, siendo acribillados en el intento una cantidad considerable de elementos.

Durante los primeros días de octubre de 1914, Guadalupe fue escenario del encuentro entre tropas zapatistas y villistas, como preámbulo a la Convención de Aguascalientes.
Con la expedición de la Ley del Municipio Libre promulgada por Venustiano Carranza, se suprime la Jefatura Política del Partido de Zacatecas conformada por los municipios de Zacatecas, Guadalupe, Chupaderos, Calera y Pánuco, obteniendo esas demarcaciones autonomía administrativa y sin figuras intermedias entre los ayuntamientos y el Ejecutivo del Estado.
El 1 de agosto de 1915 se constituye en Guadalupe la Junta de Administración Civil, erigiéndose con ello como municipio libre, estatus ratificado con la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Zacatecas de 1918, categoría vigente hasta la fecha.
El 1 de agosto de 2010, fue inscrito el Camino Real de Tierra Adentro por la UNESCO en la lista del Patrimonio Mundial, siendo el Ex Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe uno de los sitios del itinerario cultural que alcanzó este título, por su riqueza arquitectónica y aportación en la evangelización del septentrión novohispano.
El 30 de junio de 2015 el Poder Legislativo del Estado de Zacatecas aprobó que la ciudad de Guadalupe, Zacatecas, se le declare como Ciudad Histórica, título que entró en vigencia el jueves 3 de septiembre de ese mismo año tras su promulgación en el decreto número 400 publicado en el Periódico Oficial del Estado de Zacatecas.
El 11 de octubre de 2018 en la Quinta Feria Nacional de Pueblos Mágicos, realizada en la ciudad de Morelia, Michoacán, Guadalupe recibió la incorporación al programa de Pueblos Mágicos.

La gastronomía de este municipio está representada por platillos tradicionales como la birria tatemada, elaborada con carne de chivo, salsa y chiles, y que se cocina al horno; además de otros platillos como los frijoles charros, pozole, carnitas, pipián, torrejas, nopalitos con chile colorado y carne de cerdo, gorditas de maíz, jocoque y canela molida.

Asimismo, en Guadalupe, por tener el convento de los Franciscanos, fue de los primeros municipios mexicanos en los que se comenzó a repartir la tradicional “reliquia”, ya que todos los martes, los religiosos franciscanos consagraron ese día a San Antonio de Padua y daban comida principalmente a las personas necesitadas. Posteriormente, la población que prometía al santo de su devoción una comida por verse beneficiado con algún favor, comenzaba a preparar carne de puerco con chile (mole en distintas maneras de preparación), sopa de pasta, arroz y frijoles, acompañando tal “reliquia” con un grupo de danzantes matlachines, quienes danzan al santo patrono al que se encomendaron.

En lo referente al dulce hay que destacar las melcochas, miel de tuna, de abeja y de maguey, queso y panela de tuna, dulce de calabaza de camote y de biznaga, charamuscas y dulces de leche, así como capirotada en tiempo de cuaresma y las tradicionales torrejas, bañadas con miel de maguey.

Las bebidas típicas de este municipio son el agua miel, el atole de guayaba y el champurrado, bebida típica mexicana, o atole hecho a base de masa de maíz, chocolate y agua con un toque de canela; destacando en la última década el mezcal o licor de tuna, mismo cuya bebida es de las únicas en su especie en el mundo, así como la hidromiel (bebida preparada a base de miel fermentada).