Chichén Itzá

Chichén Itzá (en maya: Boca-del-pozo (chichén) de los brujos-de-agua (Itzá)) se podría traducir como "en la orilla del pozo de los itzaes".es uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán, en México. Nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y considerado una de las “Siete Nuevas Maravillas del Mundo”.

Los restos arqueológicos que se conservan forman parte del último periodo de la cultura maya, que según los arqueólogos se trata del periodo postclásico. Chichén Itzá fue fundada por los itzaes, un pueblo que provenía del oeste y que conquistó la ciudad e introdujeron el culto a Kukulcán, un dios que provenía de la cultura tolteca. El sitio arqueológico cubre un área de 6.5 kilómetros cuadrados y muestra la fusión de los estilos arquitectónicos Puuc y del altiplano central de México. Las estructuras más impresionantes de Chichén Itzá están situadas en la zona central. Ahí se encuentra el Juego de Pelota, templos, el espectacular Castillo (Pirámide de Kukulkán) y el calendario maya de piedra que mide 25 metros. Los guerreros toltecas están representados en los grabados que se encuentran alrededor de la entrada, en la parte superior de El Castillo.

En el siglo XVl el conquistador español Francisco de Montejo ocupó militarmente la ciudad de Chichén Itzá tras 20 años de resistencia del pueblo maya. En el siglo XlX algunos arqueólogos británicos especialistas en la cultura maya investigaron el conjunto arquitectónico de la ciudad. Los vestigios que se conservan fueron declarados en 1988 por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Los restos de Chichén Itzá continúan fascinando a los arqueólogos. Según investigaciones recientes, la ubicación del templo de Kukulcán está directamente relacionada con el movimiento solar. De hecho, el templo se edificó como lugar sagrado pero también como observatorio solar destinado a calcular el calendario de los mayas. Para que el pueblo maya pudiera hacer este tipo de observaciones era necesario un lugar sin montañas y totalmente plano y por este motivo eligieron la ubicación geográfica de Chichén Itzá. Para los arqueólogos que estudian esta antigua ciudad maya, se trata de un complejo arquitectónico con una dimensión sagrada, geométrica y astronómica. En este sentido, el templo de Kukulcán es una réplica de la visión del cosmos de los mayas.

Cada una de sus regiones tiene platillos típicos característicos y encontramos ingredientes únicos o formas de preparación especial y sorprendente, de lo cual Chichen Itzá no es la excepción. Una vez que se llega a este conjunto arqueológico o si se está de visita en las ciudades cercanas como Valladolid, Piste, Mérida u otros, se debe aprovechar para comer en Chichen Itzá o lugares de la región que tienen deliciosos platillos locales como uno de los placeres obligados cuando visitamos un nuevo lugar; entre lo más tradicional es:

• La sopa de lima
• Los salbutes
• Los panuchos
• La cochinita pibil
• El Pozol: bebida hecha a base de maíz que puede encontrarse combinado con cacao y azúcar, aunque en su receta original es amargo, pues se envuelve en hojas de plátano y se deja fermentar.

Estos son los platillos yucatecos que encontrarás en Chichen Itzá y alrededores; también encontramos el queso relleno, tipo holandés, de carne molida, pasas y nueces, bañado en salsa de jitomate y otros, aunque, no se puede evitar mencionar la salsa de chile habanero, muy picante y deliciosa. Los restaurantes recomendados cerca de Chichén Itzá son:

-El lugar más sencillo de encontrar es el pequeño restaurante ubicado en la entrada de las pirámides, llamado Oxtún, es ideal para descansar y comer en Chichen Itzá después de visitar el lugar sin tener que desplazarnos.

-Cerca del mismo conjunto encontramos otros restaurantes donde encontraremos los platillos arriba mencionados, algunos con espectáculos, como Kukulcán y otros con romántica atmósfera como Okaan, un hotel con un restaurante abierto al público y una atención excepcional.

-El poblado cercano que tiene variedad en cuanto a restaurantes económicos es Pisté, el cual se encuentra a solo 4 kilómetros de Chichén Itzá. Uno de ellos es Las mestizas, excelente restaurante con opciones vegetarianas y sabrosas aguas naturales.

-Si se buscan grandes establecimientos, Valladolid, a 40 kilómetros de distancia, es la ciudad donde se encuentran restaurantes más grandes y con mayor diversidad de platillos, como Yerbabuena del sisal, un lugar pintoresco y con sabores exquisitos.

Galería